ECONOMIA
PODER ADQUISITIVO

Cuánto necesitó una familia tipo para no ser pobre en la Ciudad de Buenos Aires

La Dirección General de Estadística y Censos porteña informó los costos de la canasta básica total y alimentaria para septiembre, con los que se define las líneas de pobreza e indigencia.

Consumo en supermercados
Consumo en supermercados | Agencia Na

Una familia tipo necesitó, en septiembre, $322.275 para no ser pobre y $185.004 para no ser indigente en la Ciudad de Buenos Aires, según el Sistema de Canastas de Consumo, publicado por la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

Para delimitar la línea de indigencia se utiliza la Canasta Básica Alimenticia, el conjunto de alimentos y bebidas que satisfacen las necesidades de la población; mientras que la línea de la pobreza se mide con la Canasta Básica Total como estándar: en ésta, además de lo nutricional, se suman bienes y servicios como vestimenta, transporte, educación, salud y vivienda, etcétera.

Día de la madre: ofertas imposibles de bancos y billeteras para ganarle a un consumo en baja

En septiembre, la CBT para una familia de cuatro integrantes fue de $322.275, mientras que la CBA se posicionó en $185.004, con aumentos del 14,1% y del 16,6%, respectivamente, en comparación a agosto. Mientras que, a nivel interanual, la suba es del 150,1% y del 163,4%.

Líneas de pobreza e indigencia de CABA en septiembre

Según la descripción que proporciona la DGESYC, una familia tipo está compuesta por una mujer y un varón de 35 años de edad, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos varones de 9 y 6 años.

Cabe remarcar que, según el último informe de evolución de la distribución del ingreso, que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) a finales de septiembre, solo el 10% de la población cobra ingresos superiores a los $280.000.

A su vez, el estudio lleva adelante la construcción de una estratificación de los hogares de la Ciudad en términos de su capacidad de acceso al consumo, donde se puede ver reflejada no solo la cantidad de dinero necesario para que una familia de cuatro integrantes no sea indigente o pobre sino, a su vez, para ser clase media o parte de un sector económicamente "acomodado".

La inflación de los trabajadores en septiembre volvió a ser de dos dígitos

Según el documento, en septiembre, para ser clase media, un hogar tuvo que obtener ingresos superiores a los $491 mil pesos.

El nivel socioeconómico según el ingreso se compone de la siguiente manera:

  • En situación de indigencia: los hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Alimentaria. Durante septiembre pertenecieron a este intervalo quienes percibieron ingresos menores a $185.043
  • En situación de pobreza no indigente: los hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Total pero permite al menos adquirir la CBA. En esta situación se encuentran quienes perciban ingresos entre $185.043 y $322.274
  • No pobres vulnerables: los hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos la CBT y no alcanza la Canasta Total (CT) del Sistema de Canastas de Consumo. Se integra por el intervalo de familias con ingresos entre $322.274 y $392.873.
  • Sector medio frágil: los hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos la CT y no alcanza 1,25 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo. Para entrar en este grupo, se deben percibir ingresos mensuales entre $392.973 y $491.217
  • Sector medio “clase media”: los hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos 1,25 veces la CT y no alcanza 4 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo, percibiendo ingresos que van desde los $491.217 a los $1.571.895
  • Sector acomodado: los hogares cuyo ingreso mensual es de cuatro veces o más la CT del Sistema de Canastas de Consumo. De $1.571.895 en adelante.

Líneas de pobreza e indigencia de CABA en septiembre

Cabe remarcar que este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dará a conocer la cifra oficial del Índice de Precios al Consumidor correspondiente a septiembre. En este sentido, la mayor parte de las consultoras económicas resaltan un aumento estimado arriba del 10%.

En agosto, el IPC se posicionó en un 12,4%, el número más alto en más de tres décadas; y de repetirse los dos dígitos en la cifra del noveno mes del año, sería la primera vez en ocurrir esto desde la hiperinflación de inicios de los '90. 

RS