ECONOMIA
Magras liquidaciones

Dólar soja 3: todavía no tracciona y se esfuma la meta fijada por el Gobierno

Según datos de La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, hasta ahora se liquidaron poco más de US$ 2.000 millones y el fin del tipo de cambio diferencial se acerca a su fin.

Dólar soja 20230429
Dólar soja | Shutterstock

La meta de US$ 5.000 millones fijada por el Gobierno para la tercera edición del Programa de Incentivo Exportador (PIE) en su tercera versión se quedó a mitad de camino. Los analistas atribuyen a su malograda performance distintos factores como la caída de los precios de los commodities, el tipo de cambio que no seduce a los productores y una posible devaluación a futuro

Sin ir más lejos, este lunes 8 de mayo el Dólar Soja aportó US$ 35,355 millones, según datos oficiales, el dato configura el monto más bajo de mayo y el menor desde el 26 de abril, mientras que el BCRA fue comprador de US$ 7 millones. 

La cosecha de soja viene muy pobre y demorada en el tiempo, con rendimientos incluso peores de los que esperaban los productores. A esto hay agregar que el mercado estiró sus expectativas inflacionarias y marcó un nuevo récord para todo el año con 126,4%, lo que le suma presión al ministro, Sergio Massa, quien deberá mantener a raya a la presión cambiaria, ante el riesgo de una devaluación inesperada.

Alerta inflación: el mercado recalculó y pronosticó 126,4% para todo el año

En el marco de la tercera edición del PIE, los productores de soja liquidaron hasta el momento US$2.031 millones.

Según un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las toneladas de soja negociadas a través del Dólar Soja 3 son un 37% menores que en la edición anterior realizada en diciembre, y un 74% inferiores a la primera edición llevada a cabo en septiembre de 2022.

Las razones del mal desempeño del Dólar Soja 3

“La cosecha de soja está siendo muy pobre y viene demorada en el tiempo, con rendimientos incluso peores de los que se esperaban. Las expectativas de precios eran altas, pero los precios internacionales cayeron mucho y los compradores no tienen la capacidad de pago para los precios que se estaban pagando”, comenzó explicando Dante Romano, profesor del centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral en diálogo con PERFIL. 

“Por otro lado, también cuando arranca este tipo de cambio de $300 para el dólar agro y de $210/$215 para el dólar oficial, con el tiempo, el oficial fue subiendo y la ventaja que ofrece hoy es menor y; con este ritmo de devaluación, hay muchos productores que sienten que no están perdiendo demasiado ante la diferencia del tipo de cambio”, agregó Romano. 

Liquidación y retención del BCRA

El Banco Central ha logrado retener sólo el 14% de los US$ 2.031 millones que se han liquidado hasta ahora por el dólar soja 3, lo que es un número bastante bajo en comparación con los esquemas pasados que terminaron en un 65% de retención para el dólar soja 1 y un 74% para el dólar soja 2. Esto es apenas US$ 279 millones.

Cómo se implementará el dólar soja 3.

“Estimar cuánto se liquidará hasta el 31 de mayo es muy difícil de calcular porque las liquidaciones venían muy magras. Ahora parece que avanzaron un poco más con el ritmo liquidado por parte los exportadores. No obstante, las proyecciones no son nada optimistas y dudo que se pueda llegar a cumplir la meta estipulada de US$.5000 millones de dólares”, señaló Salvador Vitelli, head of research de Romano Group en declaraciones a este medio. 

Vitelli recordó que en un principio la meta se había fijado en US$ 9.000 millones, algo que resultó “totalmente irracional”. El economista supuso que, de una manera líneal, se tendrían que haber liquidado US$2.500 millones en abril y otros US$2.500 millones en mayo: “Resulta poco probable que en las ruedas que quedan se pueda cumplir esa meta. Estimo que quedará por debajo de los US$5.000 millones”. 

“Se estima que se comercializaron entre tres y cuatro millones de toneladas de soja, lo que es mucho menos de lo esperado. Esto llevaría a un ingreso de divisas de alrededor de US$ 5.000 millones, que tampoco es significativo”, opinó Romano muy en línea con Vitelli. 

El FMI confirmó que avanza en la negociación con Argentina para modificar el programa

“La situación es limitante y está generando cimbronazos en los mercados financieros. Con un año electoral fuerte y un contexto internacional con tasas al alza, el panorama se vuelve más complejo y pronosticar hacia adelante es muy difícil”, acotó Romano. 

Falta de negocios genuinos de soja

La mayoría de lo que se ha liquidado son prefinanciaciones del sector exportador para comprar soja, lo que dificulta generar negocios genuinos de soja.

“Lo que se ha liquidado, en su gran mayoría son prefinanciaciones del sector exportador para salir a comprar soja y eso justamente está dificultando generar negocios genuinos de soja, ya que la gran mayoría son negocios a fijar; es decir que la mercadería no se le pone precio y por ende no es susceptible de liquidarse y que los exportadores puedan trasladar los pesos que les da el BCRA a los productores, por lo que la liquidación termina teniendo un techo y de seguir así el panorama no es para nada alentador”, advirtió Vitelli.

Aseguran que la inversión extranjera cayó 80% durante la gestión Fernández-Fernández

En síntesis, el dólar soja III no está funcionando debido a que el precio actual de la soja no convence al productor, que esperaba un aumento significativo en el valor, mientras que el exportador no está dispuesto a pagar más debido a su capacidad teórica de pago limitada. 

“Esto ha creado una gran distorsión entre las expectativas del productor y la realidad del exportador, lo que ha llevado a una falta de tracción en los negocios y ha afectado las metas y variables macro del país”, concluyó Vitelli.

LR