jueves 06 de octubre de 2022
ECONOMIA INGRESOS

Estancamiento económico y alta inflación que impacta negativamente en el salario

El Índice de Salarios subió en junio 4,8%, por debajo del alza del 5,1% que registró la inflación ese mes.

19-08-2022 16:19

La inflación en julio alcanzó el 7,4%. La inflación ya acumula casi 50% en lo que va del año y el 2022 cerraría cerca de los tres dígitos. En este contexto inflacionario y de heladeras cada vez más vacías cabe profundizar de qué manera los aumentos de precios impactan en los salarios y cuál podría ser una opción de salida.

El Índice de Salarios subió en junio 4,8%, por debajo del alza del 5,1% que registró la inflación ese mes. Los que menos perdieron fueron los sueldos de los trabajadores privados, seguidos por los salarios de los empleados públicos y finalmente de los ingresos de los empleados no registrados, según el informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA).

La inflación argentina en julio fue la más alta de la región y desplazó del primer lugar a Venezuela

Además el informe explica que la aceleración de la inflación durante el 2022, y sobre todo en los últimos meses del año, está revirtiendo una leve mejoría que habían logrado los salarios el año pasado.

Es decir, que Argentina está transitando un ciclo de estancamiento con alta inflación y un impacto muy negativo en el salario real. Lo mismo sucede con otras prestaciones, como jubilaciones, a pesar de que el gobierno quiera compensar pérdidas con bonos extraordinarios.

Recuperar poder adquisitivo

“Mientras la inflación se mantenga alta no hay posibilidades de revertir este proceso de regresión. Intentar compensar la inflación con mayores aumentos de ingresos solo servirá para acelerar el incremento de los precios”, indican desde IDESA.

Y asegura que tampoco resulta eficaz “reprimir” la inflación para que los salarios le ganen a la inflación con atraso cambiario, congelamiento de tarifas públicas, controles de precios y contracción monetaria a través del aumento de la deuda pública.

La sostenida caída del salario real se origina en el mal funcionamiento de la economía que, a su vez, deriva del desorden en el sector público. Lo que viene prevaleciendo desde hace décadas es una propensión sistemática a gastar por encima de los recursos y a la degradación en la calidad de los servicios del Estado.

Para recuperar ingresos, es imperativo abordar el ordenamiento integral del sector público. Esto es, equilibrar las cuentas públicas y aumentar la cantidad y calidad de bienes públicos en base a la incorporación de las mejores prácticas en la gestión del Estado, concluye el informe.

El sindicalista Pablo Micheli pidió que el Gobierno fije un salario mínimo en dólares

Marcelo Ramal, economista y docente de la UBA, no coincide con la afirmación realizada por IDESA de que para “compensar la inflación con mayores aumentos de ingresos solo servirá para acelerar el incremento de los precios”. A su vez destaca la importancia de dar el debate sobre esta proposición.

“La hipótesis de que los salarios son los culpables de la inflación pretende que la clase trabajadora, en vez de asumir la defensa del único bien que puede llevar al mercado –que es su fuerza de trabajo-, se tenga que hacer cargo del desquicio general de la economía que tiene otras razones”, asegura el economista.

Las razones a las que se refiere el especialista tienen que ver con la insolvencia del Estado que está asociado a la deuda pública según lo explicado. La moneda se desvaloriza –y luego los precios suben- por dicha insolvencia y no por los salarios.

“En consecuencia, los trabajadores deben defender su única mercancía y bien de valor que es el precio de la fuerza de trabajo, es decir, su salario”, finaliza Ramal. 

Avance de la inflación

Por otro lado, la inflación no da respiro y avanza con el correr de los días. Durante la tercera semana de agosto la inflación de alimentos y bebidas se ubicó en el 1,9%, según lo detallado en el informe de Capital Markets Limited (LCG).

Sorpresa en las góndolas: desde mañana los alimentos y bebidas deberán exhibir el etiquetado frontal

La inflación mensual de alimentos y bebidas trepó 6,6% promedio. Además el informe explica que la suba de los precios de los alimentos se aceleró 1,2 pp respecto de la semana anterior.

En el caso de los lácteos y carnes aportaron 1,2 pp al aumento total (60%), destaca LCG.

CP