ECONOMIA
CONSUMO

Frutas y verduras, protagonistas de los aumentos de este verano

Verduras 20230305
VERDULERÍA. En el primer mes del año treparon cerca del 11% los valores de algunas verduras, frutas, legumbres y tubérculos y se mantendrian en esos niveles durante este mes. | NA

El aumento de frutas y verduras también impacta en el bolsillo de los consumidores, que se ven obligados a cambiar sus hábitos de compra para tratar de sortear los incrementos diarios. Según el Indec, debido a la sequía y a la estacionalidad, este fue el rubro que más impactó en la inflación del 6% de enero y aunque  por la estacionalidad bajaría algo en febrero, seguirá siendo un rubro caliente para los bolsillos familiares en el primer trimestre de 2023.

Según el último informe oficial, el promedio fue del 11% en frutas, verduras, tubérculos y legumbres (que sufrieron hasta un 27% de incremento mensual en algunas zonas del país), las que mayor peso tuvieron en el total.  “Fue algo sorpresivo porque los precios subieron de repente desde diciembre”, comenta a PERFIL Jonathan Mamani Villcazana, vendedor de una verdulería ubicada en Juana Koslay, San Luis. “El kilo de frutillas estaba cerca de $ 900 y ahora está $ 1.800, $ 1.300, la naranja también estaba en $ 200 y ahora está en $ 620, y los huevos también están subiendo”. 

Si bien Villcazana aclara que los incrementos se notan más con los productos fuera de temporada, mientras otros como la zanahoria, la banana y los limones se mantienen un poco más estables, los consumidores sintieron el impacto. Para hacer una comparación, las naranjas aumentaron durante el último mes un 50%, mientras los limones un 13,2%. “Las ventas disminuyeron, ya los clientes empiezan a mirar los precios, a ver todo lo que es oferta, todo lo que es lo que se llama ‘fruta picada’ para hacer dulce, para hacer licuados o ensalada de frutas”.

Cristina García es de Tandil, provincia de Buenos Aires, y cuenta que la situación también la obliga a cambiar algunos hábitos. “Cada vez que voy a la verdulería encuentro todo más caro”, por eso, asegura, “si veo que el morrón hoy está a $ 500 y la semana pasada estaba a $ 150 o $ 200 no lo compro, espero que baje y cuando baja lo compro”. “Si la lechuga está cara, hago otra cosa, hago tomates con choclo, nos arreglamos así”, asegura García.

Las subas en alimentos enturbian los planes electorales y golpean a los que menos tienen

No solamente mutan las costumbres, sino que también estos incrementos “van en detrimento de la dieta”, asegura Ana María Ponce, clienta de una verdulería ubicada en el centro de la ciudad de San Luis. “He notado aumentos tanto en frutas como verduras, y fuimos reemplazando dentro de la dieta un producto por otro”, asegura. Agrega que no queda más opción que “cambiar una cosa por otra que sea más accesible para nuestros sueldos” y que programas como Precios Justos “nunca han dado resultado y eso se nota”, lo cual “significa que estamos con gobiernos que no tienen una idea para solucionar nuestros problemas económicos”. 

En un intento por contener los precios de las frutas y las verduras, el Gobierno implementó un acuerdo de precios que se mantendrán estables para algunos productos, y que rige solamente para Buenos Aires. La canasta acordada con el Mercado Central y cadenas de supermercados incluye en su lista la papa negra a $ 189 el kilo, el tomate redondo a $ 199, la lechuga a $ 569, la manzana Royal gala a $ 399, la cebolla a $ 189, la banana ecuatoriana a $ 470 y la banana subtropical en $ 362 el kilo. 

La duración se limita al mes de marzo y al AMBA, con lo que, independientemente de que los productos efectivamente se encuentren y el abastecimiento esté asegurado, su alcance será limitado en tiempo y espacio. Si bien la renovación será posible mes a mes, no está claro que esto se extienda al resto del país

Según un relevamiento que hizo PERFIL, en provincias como Mendoza, por ejemplo, el precio de la papa ronda entre los $ 195 y los $ 320 el kilo, el tomate redondo entre los $ 200 y los $ 390, y la banana ecuatoriana entre los $ 450 y los $ 800. En San Luis, los precios oscilan entre $ 500 y $ 650 para el kilo de manzanas, entre $ 400 y $ 560 en el caso de la lechuga, y el tomate redondo varía entre los $ 240 y los $ 400. Por otro lado, se encuentran ofertas por cantidad, como $ 100 el kilo se cebolla si se llevan por tres kilos, o $ 550 los 3 kilos de papa negra. 

Emilce Escudero, también clienta de algunas verdulerías del centro de la ciudad de San Luis, afirma que “ya no se puede comprar nada. Entre todos los aumentos te dejan sin opciones. Solo queda comprar menos, si es que te alcanza para comprar”.