ECONOMIA
Política monetaria

La "maquinita" de pesos en la era Milei: cuánto emitió el Banco Central y con qué fines

Desde el desembarco del libertario en la Casa Rosada, la autoridad monetaria mantuvo encendida la impresora de moneda nacional aunque modificó el destino de los montos. Por qué se habla de una emisión "benigna". La base monetaria cayó en términos reales pese a la creación de dinero.

El presidente Javier Milei usando la computadora
El presidente Javier Milei | Cedoc Perfil

A lo largo de su campaña electoral, Javier Milei prometió implementar un desmantelamiento de la "maquinita" de emisión monetaria del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para evitar una espiralización inflacionaria. Si bien la impresión de pesos continuó en estos primeros meses de gestión libertaria, la finalidad de la misma experimentó un giro de 180 grados.

En primer lugar, el BCRA dejó de emitir para abastecer las arcas del Tesoro Nacional y financiar el agujero fiscal que alcanzó el 6,1% del Producto Bruto Interno (PBI) en 2023. Al adscribir a la teoría monetaria, Milei y su plana mayor conciben a la inflación como un fenómeno de exceso de demanda de dinero y, siguiendo esa lógica, cortaron de raíz con el financiamiento del déficit vía emisión.

Visita del FMI a la Argentina: Gita Gopinath viajará al país para "conocer los difíciles retos económicos y sociales" del gobierno de Milei

En ese marco operativo, el Central reorientó la creación de moneda hacia una meta nodal del programa económico de Luis Caputo: la acumulación de reservas internacionales, que a mediano plazo facilitaría la eliminación del cepo cambiario.

El Gobierno heredó un balance de divisas brutas de US$ 21.208 millones y un stock neto en terreno negativo por unos US$ -11.500 millones. El salto cambiario de 118% aplicado a mediados de diciembre aceleró la liquidación de los exportadores y permitió a la autoridad monetaria hacerse del billete verde.

Para poder adquirir esos dólares de la exportación, la entidad conducida por Santiago Bausili recurrió a la emisión de pesos. Bajo esta modalidad, acumuló más de US$ 7.654 millones desde el inicio de la gestión, según el operador de cambio Gustavo Quintana.

Otro de los factores que requirió de la producción de pesos fue el pago de intereses de los pasivos remunerados. Las estadísticas oficiales marcan que la deuda que toman los bancos privados y públicos con colocaciones a un día superó los $30 billones en los últimos días. A pesar de haber crecido desde los $24 billones que recibió el gobierno actual, el monto se redujo en términos reales debido al efecto de la inflación y la devaluación.

Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili 20240110

Maquinita de pesos: cuánto emitió el BCRA desde diciembre

Consultado por PERFIL, el economista de la consultora Invecq, Manuel Cerdan, estimó que desde que Milei desembarcó en Casa Rosada y hasta el 9 de febrero, "se emitieron $5,6 billones por la compra de divisas al sector privado, $5 billones por el pago de intereses de los pasivos remunerados, y $2 billones por otras operaciones como ejecución de puts".

No obstante, Cerdan explicó que toda esa masa de pesos emitida "se contrarrestó vía colocación de Leliq/Pases por -$6,9 billones y operaciones con el Tesoro por -$4,7 billones". En este último caso, sobresale la recompra de títulos soberanos en manos del BCRA.

"En resumen, la base monetaria se mantuvo prácticamente constante; por lo que, en términos reales, cayó bastante", indicó el analista económico. La base monetaria está constituida por el dinero legal en circulación sumados los depósitos bancarios en el sistema.

Emisión "benigna" y acumulación de reservas

Para el jefe de research de Romano Group, Salvador Vitelli, la emisión monetaria para comprar reservas es la más "benigna" en comparación con el resto de los objetivos ya que "en definitiva, tiene como contraparte una liquidación por parte del que tiene dólares y está demandando pesos".

Se vienen los "Chachos": Quintela reveló cuándo comenzaría a circular la cuasimoneda de La Rioja

"La canilla más perjudicial de emisión que tiene abierta el Gobierno es por intereses de pasivos remunerados y no de compra de divisas. Lógicamente, sería mejor que lo compre mediante otros instrumentos como títulos de deuda o utilidades propias pero no ponen en jaque las cuentas públicas", juzgó el experto en finanzas.

A la hora de analizar el mecanismo, Vitelli enfatizó que se "genera una mayor oferta de pesos que el mismo mercado está demandando". En otras palabras, la liquidación de divisas ocurre porque los exportadores exigen moneda nacional a cambio de sus dólares.

El consultor económico colocó un asterisco sobre la dinámica de venta de moneda dura en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) al observar que es compulsiva: "(Lo antes dicho) sería completamente cierto si no existiera la obligatoriedad de liquidar, como si la hay actualmente. Bajo una no obligatoriedad, sería una demanda genuina. Hoy no podemos hablar de eso".

Se reduce la base monetaria, pese a la emisión

Un informe reciente de Fundación Mediterránea-IERAL destacó que "la política monetaria y fiscal está haciendo su tarea, a diferencia del anterior ciclo presidencial": "Desde que asumió Milei, la base monetaria registró una mínima variación, de 0,31 billones de pesos".

BCRA

En la misma sintonía, la consultora LCG planteó que "ya sea por una menor asistencia directa al Tesoro (y la recompra de deuda en poder el BCRA) como por menores intereses pagados por instrumentos de esterilización (pases), hay menor creación de base monetaria".

"Ambos factores más que compensan las mayores compras que el BCRA está haciendo en el mercado de cambios. En concreto, la base monetaria cayó 6,6% mensual real en diciembre y otro tanto en enero. En comparación con un año atrás se desplomó un 40% medido en términos reales", describieron los economistas Javier Okseniuk y Melisa Sala en su reporte.

Las licitaciones semanales de los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL) también asistieron a la finalidad del Gobierno de quitar pesos de circulación. Se trata de títulos en dólares suscritos por importadores para cancelar su deuda comercial con proveedores del exterior o casas matrices.

Ni dólar, ni plazo fijo: cuál es la mejor opción de inversión según un economista

A cambio de los papeles que emite el Central, los agentes que importan entregan pesos que la organismo presidido por Vausili se encarga de absorber. Hasta el momento, logró adjudicar US$ 6.440 millones, lo que se traduce en una absorción de $5,4 billones al tipo de cambio mayorista.

Junto con la férrea política fiscal y monetaria, el saneamiento del balance del BCRA es uno de los principales objetivos de la hoja de ruta trazada por Caputo. Mediante licitaciones del bonos y letras, el ministro de Economía apunta a redireccionar la deuda desde el banco de bancos hacia el Tesoro Nacional y, en simultáneo, licuar la deuda remunerada del ente monetario.

De hecho, LCG calculó que medido en términos del Producto Bruto Interno, el stock de pasivos remunerados se achicó poco más que un cuarto en dos meses. "Al cierre de enero equivalía a 6,9% del PBI, 2,5 pp menos que en noviembre", concluyeron.

 

MFN / Gi