miércoles 04 de agosto de 2021
ECONOMIA Para este año el déficit fiscal primario se calculó en 4,5%
09-02-2021 11:42

Prevén mayor presión fiscal y emisión para mantener el déficit dentro de la meta

Los especialistas advierten por la suba de impuestos que se viene concretando desde el año pasado en los sectores productivos.

09-02-2021 11:42

Tras el anuncio del proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias para exceptuar a más de 1,3 millones de trabajadores de ese tributo, especialistas económicos advirtieron que la iniciativa es importante pero que implicará una mayor presión tributaria y emisión de moneda para mantener el déficit fiscal dentro de la pauta del 4,5 por ciento previsto por el Gobierno en el Presupuesto de este año.

En primer término se admite que el costo fiscal de la reforma en Ganancias será de 40 a 50 mil millones de pesos, que se piensa compensar con la recuperación de recaudación vía mejora en el consumo y también en un incremento tributario para las empresas de mayor nivel de facturación en el país.

Ganancias | Sergio Massa espera que se sancioné antes del 1° de marzo

Si bien aún no se inició el tratamiento de ese proyecto de ley enviado al Congreso por el oficialismo, dentro del Poder Ejecutivo se están analizando cambios adicionales en Ganancias para los grandes contribuyentes.

La tasa máxima de ese impuesto se ubica en el 35 por ciento, pero en base a la Emergencia Económica, producto de la pandemia, en el Ejecutivo se piensa elevarla a un nivel del 40 al 42 por ciento.

“Lo que se busca es un esquema tributario más progresivo, es decir, que paguen más aquellos grandes contribuyentes con enormes niveles de facturación”, resaltó una fuente gubernamental.

Impuesto a las Ganancias: la CTA de Pablo Micheli dio su apoyo al proyecto oficial

De todas formas, los especialistas advierten que si bien se reduce la carga impositiva sobre un sector importante de los trabajadores, el incremento de la presión impositiva en las empresas podría ser contraproducente en el mediano y largo plazo.

“La presión impositiva sobre el PBI llegó a un pico en 2015 del 31,5 por ciento. Luego entre 2015 y 2019 bajó al 28,4 por ciento y ahora subió nuevamente a un nivel de alrededor del 30% del PBI, lo cual sin dudas tendrá un impacto negativo dentro de un tiempo a la hora de tratar de captar inversiones y generar condiciones de mayor producción”, puntualizó la economista María Castiglioni.

Por su parte, Iván Sasovsky enfatizó que “desde 2020 viene aumentando en forma muy fuerte la carga tributaria sobre los sectores productivos, sobre todo en el eslabón medio de la producción”.

Impuesto a las ganancias: todo lo que hay que saber sobre el nuevo proyecto

“Esto es al revés de lo que se está haciendo en el resto del mundo, en donde frente a la pandemia lo que se busca es reducir los costos de producción para mantener el empleo y las inversiones. En realidad, se debería trabajar sobre el gasto y no pensar en aumento de impuestos”, destacó el tributarista.

Pero además del tema fiscal, algunos consultores advierten sobre una mayor emisión monetaria que se implementaría para solventar parte del déficit del 4,5 por ciento estimado para este año.

Más emisión

En ese sentido, la consultora LCG, en un informe difundido hoy, puntualiza que “los pasivos remunerados del Banco Central trepan al 9,8% del PBI”.

“Es un nivel que se ubica apenas por debajo de los guarismos de finales de 2017 y principios de 2018 cuando se engendraba la bola de las Lebacs. Este mes implicaron una emisión implícita de 83 mil millones, que resultó el mayor factor expansivo de la base monetaria”, resalta la consultora.

mpuesto a las Ganancias: 5 claves del proyecto presentado por el oficialismo

A su vez, LCG detalla que “como era de esperar, en enero la demanda de dinero revirtió el alza estacional reflejada en diciembre. El abultado stock de pasivos remunerados seguriá implicando un compromiso de emisión futura a través de los intereses que se arrastran”.

“Dados estso condimentos de base, sigue llamando la atención la ausencia de un plan o programa monetario o conjunto de medidas que indiquen el modo que el Gobierno prevé reducir el aumento del costo de vida al 29 por ciento, como lo indica el Presupuesto 2021. Por ahora el foco está puesto en controles de precios y posible cupo a las exportaciones, pero que tienen gusto a poco cuando la inflación anualizada en los últimos tres meses navega en 50%”, concluye el informe de la consultora.