miércoles 10 de agosto de 2022
ECONOMIA Mercado bursátil

Semestre rojo en Wall Street: ¿qué empresas lograron esquivar la tendencia bajista?

Después de lo que había sido un 2021 con rendimientos sobresalientes, el mercado ha dado un drástico giro en 2022 y ahora la volatilidad ha ganado mucho protagonismo en los mercados financieros internacionales.

01-07-2022 11:20

Después de lo que había sido un 2021 con rendimientos sobresalientes, el mercado ha dado un drástico giro en 2022 y ahora la volatilidad ha ganado mucho protagonismo en los mercados financieros internacionales.

Los tres principales índices de Wall Street han recortado prácticamente toda la suba que habían registrado durante el año pasado. En lo que va del 2022, el S&P 500 registró una variación negativa del 20,75%. Por su parte, en el caso del Nasdaq 100, el popular índice de las empresas tecnológicas, la debacle fue aún más pronunciada y alcanzó un 29,95%.

En cuanto al selectivo industrial, Dow Jones, hasta ahora, está siendo el menos de los tres, habiendo perdido un 15,75%.  En este sentido, hay que mencionar que el mes de junio no fue la excepción en lo que respecta a caídas donde, por ejemplo, el índice de referencia S&P 500 bajó en el mes un 9%.

Gran año para el sector energético

En la primera mitad de un año malo para la mayoría de los índices bursátiles, lo cierto es, que existe un grupo de empresas que ha tomado el camino opuesto a la mayoría de los mercados y que, en estos momentos, registra subas superiores al 24,5% en lo que va del semestre.

Debutó en Wall Street el primer ETF que apuesta por la pérdida del bitcoin

Durante 2022, la contundente suba de los precios del combustible a nivel mundial, causada por el inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, fue uno de los principales factores que han generado preocupación en los mercados. Principalmente, porque terminó impulsando a la inflación aún más en las economías de todo el mundo.

No obstante, a pesar de que la mayoría de los activos financieros se hayan resentido por esto, tras el inicio de una política monetaria más restrictiva por parte de la Reserva Federal con el fin de contener la inflación. Lo cierto es, que las empresas petroleras han sido las más beneficiadas y su desempeño fue en contrapartida con el resto de las acciones.

Es por esto último que, los seis CEDEARs que mejor rendimiento tuvieron durante los primeros seis meses de 2022 son de empresas que se encuentran vinculadas con el sector. De esta manera, los que más subieron desde que comenzó el año son: Vista Oil & Gas (89,1%); Exxon Mobil; (81,2%); Halliburton; (74,3%), Tenaris; (57,4%), Chevron; (56,0%) y Schlumberger (51,6%).

¿Qué pasó con el Merval?

A diferencia de lo acontecido en los primeros cinco meses del año, donde el índice argentino había tenido un mejor desempeño que los principales selectivos de Nueva York, en junio, no logró mantener su buena racha. Terminó el mes con una variación negativa del 4,3% en pesos, y de hasta un 19,2% en dólares, considerando el tipo de cambio Contado Con Liquidación (CCL).

Wall Street: las acciones argentinas cayeron este lunes un 6%

Sobre este punto, hay que destacar que, el principal motivo detrás de este desplome responde a que, en junio, el dólar CCL subió más de un 22% hasta llegar al nivel actual, por encima de los 252 pesos. De esta manera, tras el mal desempeño del último mes, el Merval registra una tímida suba del 4,2% en pesos argentinos desde que empezó el año. Mientras que, si se mide el rendimiento de la Bolsa de Buenos Aires, teniendo en cuenta el valor del dólar contado con liquidación, el selectivo ha perdido un 15,6% para ubicarse en el nivel de los 354 puntos.

Pasando a analizar el rendimiento de las acciones argentinas, las mejores empresas del mercado local durante este semestre fueron Sociedad Comercial del Plata (COME), que registró una apreciación del 70,1%, Grupo Financiero Valores (VALO) con un alza del 46,7% y cierra el podio Transportadora Gas del Sur (TGSU2) con una suba del 44,6%.

¿Cómo les fue a los bonos?

En lo que respecta a la renta fija, en los primeros seis meses del año, los instrumentos han tenido fuertes movimientos atados principalmente a la situación y las expectativas sobre la economía del país.  Por su parte, los bonos soberanos en dólares cotizan en promedio un 31% abajo que, a principio de año, y los CER (tomando al TX23 como referencia) ajustado por dólares un 2.71% arriba, pero con los de vencimiento más largo habiendo perdido. Así, con los dólares financieros en torno a los 250 pesos (un aumento del 22% respecto a principio de año) las posiciones a más corto plazo sufrieron. 

Por su parte, los bonos soberanos en dólares han caído a precios mínimos históricos desde el canje a mediados del 2020. Tomando en cuenta que las cotizaciones reflejan las expectativas a futuro sobre la economía, los bonos llegaron a cotizar en torno los 30 dólares cuando salió el acuerdo con el FMI a fines de febrero, con la expectativa de que este sirva como ancla para la economía.

Martín Guzmán llama a un canje de bonos en pesos este miércoles para refinanciar vencimientos

Ya en junio, donde los datos dan indicar que no se llegaría a las metas pactadas, junto con un contexto internacional de mercado complicado para emergentes, estos valores se encuentran más en torno a los 20 dólares, con un Riesgo País en torno a los 2500 puntos. Los bonos de tramo más corto y de ley local han sido los afectados, con el AL30 habiendo caído un 34%, descontando así un escenario de reestructuración.

Los bonos CER, que hasta principios de junio venían superando ampliamente en términos de desempeño en dólares a otros activos, vieron una fuerte corrección hacia fines del semestre. Con los bonos del tramo largo de la curva siendo los más afectados, con caídas en torno del 8-10% en una jornada, este impulso bajista fue causado por la preocupación sobre el futuro de la financiación del gobierno nacional en el próximo año y medio.

Si bien de punta a punta las cotizaciones subieron en términos nominales, hay que tomar en cuenta que los rendimientos aumentaron de manera importante. El TX23, con vencimiento en 2023, pasó de rendir CER+1,0% a principio de semestre a CER+9%, y el TX24 (con vencimiento en 2024) pasó de CER 2,2% a CER +15%.

Perspectiva

Más allá del contexto difícil, como todo mercado, siempre hay oportunidades privilegiando activos de baja volatilidad y menor exposición al ciclo actual. Para inversores que busquen un horizonte de inversión de 6 a 9 meses, los rendimientos actuales de la curva CER con la corrección reciente se presentan como interesantes. En este sentido, el TX23 es uno de los bonos sugeridos para este objetivo, teniendo en cuenta los altos niveles de inflación.

Por otro lado, para un plazo mayor a 9 meses, la dolarización debe estar en una cartera y sobre este punto nos parece que las Obligaciones Negociables en dólares son interesantes. Empresas como Pampa Energía, Capex, y Vista Oil & Gas presentan alternativas para invertir los dólares en renta fija con un rendimiento esperado promedio del 6% anual.

 

* Head of Research en IOL invertironline.