jueves 06 de mayo de 2021
ELESPIA el país en OFF
23-08-2020 03:01

El Espía

23-08-2020 03:01

Una presidencia en arteba que duró menos de 72 horas

Debut y despedida. Fue fugaz la presidencia de Juan Carlos Lynch en arteBA Fundación; apenas superó las 72 horas. Ya había ocurrido algo similar hace unos años entre lo que fue la presidencia de Mauro Herlitzka y de quien finalmente terminó sucediéndolo, Alec Oxenford. Hubo un personaje cuyo CV tenía una mancha polémica y tampoco duró más de tres días. En el presente caso, a la renuncia de Lynch se sumó la de su flamante vice, Matilde Grobocopatel. Lo que motivó esa decisión de Lynch podría llamarse “mi pasado en redes me condena”. Esto es, se resignificaron una serie de posteos públicos de contenido misógino, machista, despectivo. Algo él ya se veía venir porque apenas anunciado su cargo en arteBA Fundación escribió: “Mi designación (…) me ha generado una enorme e inesperada sobreexposición (…) que me obliga a ser cuidadoso. (…) Hay posteos que tienen sentido y contexto en un perfil personal de alguien sin compromisos y exposición pública pero que ahora en este nuevo contexto pueden malinterpretarse e incluso resultar ofensivos”. Y anticipó que abriría un nuevo perfil personal; el de siempre quedaría inactivo hasta que termine su mandato. No convenció, el resto es historia conocida. Esta situación destapó una “hoguera de vanidades” y cuestionamientos a arteBA que parecen venir de arrastre. Un universo donde se habla más por lo bajo para no quedar en listas negras, salvo que se decida romper lanzas y moverse en paralelo. Tarea no fácil. Ese run run ubica a la renuncia inesperada de Amalia Amoedo –que había asumido en 2019– como una huida para no quedar pegada a cuestiones que no le gustaron. Su decisión de mudarse a Uruguay –impedimento con cero complicación para la gestión– le dio un toque elegante a su adiós. Pero amén de esto, hay una cuestión más profunda para algunos. Y radica en la oportunidad perdida de arteBA de ubicarse como una feria emblemática en la región. Se destaca su mucho empuje inicial y su originalidad en una Argentina donde el consumo de arte es chico. Es decir, hay poco más de veinte coleccionistas que no reemplazan a aquellos grandes coleccionistas que tuvo el país, que se comprometieron con el arte, y muchos fueron verdaderos mecenas que pagaban bien a los artistas. ArteBA copió “la cáscara” de las grandes ferias: mucho marketing y frivolidad sin lograr decodificar eso que hace que aumente el coleccionismo a través de la feria. Se abrió la caja de Pandora.

 

Estafa y demora

La publicitada visita de Steve Bannon a la Argentina deberá esperar. Este polémico y turbio personaje fue jefe de campaña de Donald Trump y su asesor  en la Casa Blanca hasta que lo echó en agosto de 2017. Uno de los nexos que conectaron a Bannon con Buenos Aires fue Cynthia Hotton, ex diputada y ex candidata a vice de Juan José Gómez Centurión, quien se reunió con él en Washington en 2019. Esta semana, Bannon y tres socios resultaron detenidos acusados de una estafa a miles de personas que donaron dinero bajo el lema “We build The Wall”, en apoyo a la construcción del muro en la frontera México-Estados Unidos. El monto de la estafa fue de unos US$ 25 millones. Bannon, ex Goldman Sachs, ex titular del sitio Breitbart News –famoso por sus fake news– anticuarentena, anti Bill Gates y papa Francisco, debe ahora responder por una estafa a miles de donantes. En otros países también pasa.

En esta Nota