miércoles 07 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA INTERNAS EN LA DERECHA ITALIANA

Italia inicia las consultas para formar un nuevo gobierno

En medio de diferencias al respecto las políticas internacionales, el presidente italiano, Sergio Mattarella, se reunirá con los líderes parlamentarios y de los partidos para diagramar el nuevo mandato tras las elecciones.

21-10-2022 07:58

En medio de diferencias entre los aliados de derecha sobre Rusia, la guerra en Ucrania, la Unión Europea y la OTAN, Italia comenzó este jueves las consultas para formar un nuevo gobierno.

El presidente Sergio Mattarella invitó a los líderes parlamentarios y de los partidos a una serie de reuniones privadas que se realizan este viernes en el Palacio del Quirinal, antes de dar la orden formal de formar un nuevo gobierno tras las elecciones del 25 de septiembre.

Giorgia Meloni, cuyo partido, Hermanos de Italia, obtuvo un 26% de los votos se perfila como la primera líder de la extrema derecha italiana en encabezar un gobierno desde el final de la Guerra Mundial y la primera mujer en el cargo de primera ministra.

Berlusconi y Putin, una amistad que Meloni no concibe

El júbilo de Meloni por la victoria de su partido se ha visto atenuado por las opiniones de simpatía de uno de sus socios, el ex primer ministro Silvio Berlusconi, hacia el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La popularidad de Forza Italia, el partido de centroderecha de Berlusconi, ha caído. De la reunión de hoy participan Meloni, Berlusconi y el líder de la Liga, Matteo Salvini, contrario a las sanciones occidentales contra Rusia. Mattarella ha insistido en que Italia debe apoyar a la Unión Europea y a Occidente contra Rusia debido a la guerra en Ucrania.

El historiador más importante de Italia analiza el crecimiento de la derecha en el mundo

En vísperas de las consultas en el Quirinal, Meloni le dio un ultimátum a Berlusconi sobre la política exterior del gobierno que pretende encabezar: “Quien no esté de acuerdo con esta piedra angular no podrá ser parte del gobierno, incluso si eso significa no tener gobierno”. Procuró ratificar su apoyo incondicional a Ucrania.

Berlusconi, irritado porque ya no domina a la derecha italiana, dejó a la vista notas en el Senado en las cuales ridiculizaba con garabatos a Meloni. La retrataba como presuntuosa, mandona y arrogante. Lo dejaron mal parado los audios en los cuales Berlusconi expresa su amistad con Putin.

AO JL