jueves 06 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA RECURSOS Y ESTRATEGIA

La política energética nacional, el gasoducto y la exportación de crudo analizada por un experto

Nicolás Arceo, director de una consultoría especializada en energía, analiza los diversos vectores económicos del país y la llegada de Sergio Massa como superministro. Mirá la entrevista completa.

09-08-2022 10:52

El ex vicepresidente de Administración y Finanzas de YPF, Nicolás Arceo, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y aseguró que "la asunción de Sergio Massa marca un cambio en la política energética". Además, reconoció la resistencia al aumento de tarifas y resaltó que el "gasoducto mejora la situación de la economía argentina ". La importancia de la política hidrocarburífera y la producción de petróleo y gas natural.

¿Es significativo el cambio de Federico Basualdo y Darío Martínez en Energía?

Más allá de los cambios de nombres, la asunción de Sergio Massa marca un cambio en la política energética desplegada a lo largo de los últimos años. El ministro de Economía ratificó el inicio de la segmentación tarifaria y además planteó la necesidad de una mayor quita de subsidios, a través de los topes de consumo, que sólo están especificados para el caso de la energía eléctrica. Hay un cambio en la política energética y eso se plasmó en los anuncios del ministro de Economía. 

¿Por qué llegamos a esta situación? ¿Qué hicieron al respecto Mauricio Macri y Alberto Fernández?

Lo que se verificó en los últimos años es una resistencia social bastante significativa al aumento de tarifas, que derivó en el abaratamiento progresivo de las tarifas desde el 2009, en un contexto de aumento de los precios internacionales de la energía. Eso derivó en un incremento importante de los niveles de subsidios.

Tarifas y subsidios energéticos: todos los cambios que se aplicarán en las facturas de luz y gas

Esta situación del aumento de los precios internacionales, ¿se va a solucionar el próximo año a partir del gasoducto?

El gasoducto mejora la situación de la economía argentina y permitiría ahorrar 11 millones de metros cúbicos de importación, en una primera etapa. Y en una segunda etapa, 22 millones de metros cúbicos de importación de gas natural. El gasoducto, operando en el invierno del 2023, permitiría ahorrar 1.500 millones de dólares en importaciones.

Al año siguiente, con los 22 millones de metros cúbicos, ¿se ahorraría 2.500 millones de dólares?

A los precios actuales, sí. En realidad, esa estimación está realizada a un costo del gas natural en torno a los 20 dólares por millón de BTU. Argentina importó este año en torno a los 29 dólares por millón de BTU. Uno esperaba que la mejora en las condiciones intencionales permitiera ahorrar importaciones durante el año siguiente. De todas formas, el conflicto en Ucrania determinó un nuevo aumento de los precios internacionales del gas natural y los precios futuros para el año que viene están en torno a 40 dólares por millón de BTU.

Gasoducto

Siendo así, tampoco parece la gran solución para la falta de dólares de la Argentina. ¿Cuál es su opinión?

Argentina va a importar este año 13.500 millones de dólares y sería una reducción de entre el 20 y el 30 por ciento del nivel de importación. En términos del sector energético, sí es una mejora sustantiva y Argentina tiene que avanzar en ir ampliando su red de gasoductos para ahorrar el mayor volumen posible de importaciones en el invierno.

Cristian Folgar: "Antes estaba toda la Energía en manos de CFK, ahora está más repartido"

¿Cuál sería la solución definitiva?

El balance es negativo por 6 mil millones de dólares. Argentina no tuvo una política hidrocarburífera de desarrollo de los recursos a lo largo de las últimas décadas y esto se tradujo en una caída significativa en los nivel de producción de petróleo y gas natural. Argentina tiene que adoptar una política hidrocarburífera de largo plazo que permita aprovechar los recursos no convencionales que tenemos y que permitirían abastecer el mercado doméstico por un siglo, en el caso del petróleo, y por dos siglos, en el caso del gas natural.

Para poder cerrar esa brecha, ¿habría que aumentar la producción de petróleo? ¿También tiene que ver con Vaca Muerta?

Llegar al autoabastecimiento energético y convertir a la Argentina en un exportador neto de hidrocarburos, implica en el corto plazo maximizar las exportaciones de petróleo al mercado mundial. Argentina podría duplicar o triplicar fácilmente los niveles de exportación de crudo en los próximo años.

Argentina va a seguir importando gas natural para parte del pico de consumo invernal y la manera de financiar eso es con un aumento significativo de las exportaciones de petróleo en el corto plazo. Vaca Muerta tiene los recursos. Argentina podría convertirse en un exportador relevante del crudo en el mercado internacional.

JL PAR