MODO FONTEVECCHIA
CEPO CAMBIARIO

Pasivos remunerados en mínimos de hace 20 años: ¿más cerca de salir del cepo?

Los bancos desarmaron pases por $4,7 billones finalizando mayo. Los bancos privados redujeron su stock en $3 billones mientras los públicos tuvieron una caída de $1,7 billones.

cepo cambiario
Cepo cambiario | Télam

El desarme de la “bola” de Leliqs y pasivos remunerados fue desde el principio uno de los objetivos oficiales que se impusieron el presidente Javier Milei y su ministro de Economía, Luis Caputo. Con el foco puesto en levantar el tan mentado cepo cambiario, durante mayo se avanzó con fuerza en ese sentido. Así, el equipo económico implementó su estrategia orientada a que el mercado de pasivos colocados en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) migrara hacia bonos del Tesoro.

Un objetivo que parece ir por el rumbo. “Los bancos desarmaron pases por $4,7 billones el día 31 de mayo (licitación del Tesoro). Los Bancos privados redujeron su stock en $3 billones y los bancos públicos por $1,7 billones. El stock asciende a $18,5 B ahora”, señala Salvador Vitelli, economista, especialista en finanzas y mercados, Head of Research de Romano Group. “Esto deja a los pasivos remunerados perforando mínimos no vistos desde Mayo 2005 medido en términos reales”, agregó.

Lo cierto es que el quinto mes del año cerró con amplio movimiento en la migración de flujos, desde los pases pasivos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), que se convirtió en deuda del Tesoro. Este movimiento llevó a que los pasivos remunerados de mayo de desplomaran alcanzando mínimos que no se registraban desde hace casi 20 años. En concreto con la última licitación del mes, y según datos y mediciones en términos reales arrojados por la consultora, el nivel de los pasivos remunerados se ubicó en cifras de mayo de 2005.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Por otra parte, Vitelli agregó: "La contracara de ello, es la migración de deuda del BCRA al Tesoro, este último incrementando su stock de deuda en un monto similar al desarme de pases, pagando algo más de tasa incluso en esta licitación".

“Si el hambre llega a la clase media, vamos a ver violencia en la calle”, aseveró un economista

Alquimia: 58% del BCRA a deuda del Tesoro

Por consiguiente la migración a deuda del Tesoro, se completó en amplio porcentaje con la última licitación, cuando Economía colocó $3,5 billones de deuda en pesos para hacerla migrar, como pasivos del Central a deuda del Tesoro.

En el mismo sentido, la consultora Quantum Finanzas reveló datos que confirman el desplome en la “bola” de Leliqs y pasivos remunerados del Banco Central. En concreto, un relevamiento de esta consultora midió una brusca caída del 58% en términos reales, desde noviembre del año pasado. Esta reducción fue tras la última licitación de LECAPs, que suscribieron principalmente los bancos con fondos provenientes de la cancelación de pases.

Según el gráfico que acompaña el informe, el proceso de saneamiento del Banco Central ya refleja un derrumbe del 58% en términos reales, sobre el stock total de sus pasivos remunerados. La cantidad de Leliqs y pases pasivos de la entidad monetaria pasó de representar, en agosto de 2023, unos $58.558.637 millones a precios actuales, a una cantidad de $48.359.700 millones en noviembre de 2023, pasando a $20.207.360 a valores actuales estimados al cierre de mayo 2024, según ilustra la proyección de la consultora Quantum Finanzas, dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx.

En su reporte la entidad precisó que “la mayor parte de la reducción del stock en términos reales desde noviembre de 2023, se debió a la licuación al haber sido remunerados con una tasa de interés real negativa”. El cálculo arrojó un estimado 58% de reducción real total, dentro del cual 31% correspondieron a ‘licuación’, mientras 27% restantes fueron por ‘cancelaciones o sustituciones’, inicialmente a través de instrumentos ajustables por CER y más recientemente con LECAPs”.

Cepo cambiario: cuáles son las posibilidades de que se levante | Canal E

Más cerca de levantar el cepo

Con esta caída del 58% (en términos reales) en los pasivos remunerados del Banco Central desde noviembre del año pasado, el BCRA quedaría en condiciones para avanzar en el proceso de levantar el cepo. “En este contexto monetario, se estaría en condiciones de acelerar el ritmo de levantamiento de las restricciones cambiarias. Con la economía en recesión, la expansión de la base monetaria, si fuese convalidada por su correspondiente demanda bajo las condiciones apropiadas, debería influir en reducir la búsqueda de ‘refugio’ en moneda extranjera, dando espacio para mayor actividad económica”, señala el informe.

El gobierno volvió a bajar la tasa de interés y la llevó al 50% | Perfil

Base Monetaria en mínimos

Del reporte de Quantum y el análisis de los expertos surge que los pasivos remunerados del BCRA reflejan una reducción hasta representar el 4,4% del PBI. La consultora destaca que la base monetaria actual, que representa al 3,2% del PBI, equivale a menos de la mitad del promedio de la base monetaria de los últimos 20 años (8,2%).

“Más aún, el promedio de Base Monetaria de los últimos 20 años es 8,2% del PBI, casi tres veces mayor a los niveles actuales de base monetaria (3,2% del PBI) e, inclusive, mayor a los de la base monetaria amplia (7,6% del PBI)”, apunta el informe. No obstante, el relevamiento de Quantum advirtió que todavía existe cierto margen de riesgo. “Un riesgo, que va despejándose pero que aún existe, está dado por la dinámica política y social, en esta instancia por la aprobación, o no, de la Ley de Bases y el paquete fiscal”.

Tras la baja de tasa de 10 puntos del BCRA, el gobierno da pistas sobre la devaluación y la dolarización | Perfil

El costo de sanear el BCRA

“Hay una fuerte migración de pesos de los pasivos hacia el Tesoro. Antes hubo una fuerte licuación pero eso implica vivir de manera incesante con una inflación muy por arriba de la tasa de interés. Además, una inflación fuerte y con el agregado que la licuación en sí misma no solo impacta sobre los pasivos remunerados sino también a toda la economía real impactando por ende muy fuerte sobre el capital de trabajo de las empresas”, señaló Vitelli. “Consecuentemente hace que la reactivación económica entre en un aletargamiento, por lo que la licuación en sí misma no es un instrumento que pueda aplicarse por mucho tiempo”, agregó.

“La estrategia del Gobierno que comenzó a verse desde mayo, ya muy clara y evidenciada, fue la migración de esos pesos hacia el Tesoro. Lo que se busca es tener saneado el balance del Banco Central, eso a costa de engrosar el balance del Tesoro. En definitiva, lo que sucede con esta medida es una migración de los pesos que generaban intereses de manera endógena y que como el Banco Central, como no tiene en sí mismo un resultado financiero como lo obtiene el Tesoro vía impuestos (ingresos genuinos que puede pagar con resultado fiscal) eso lleva a que se corte una de las principales fuentes de emisión de la gestión anterior, sobre todo durante el último año”, remarcó el especialista.

“El peligro, punto débil o ‘Talón de Aquiles’ es engrosar el pasivo del Tesoro con letras a corto plazo, que si bien tienen una estructura de tasas fijas y a tasas que no son excesivamente altas, terminan siendo perfiles más abultados de corto plazo”, advirtió.

Carlos Maslatón: "Luis Caputo es un experto en esconder basura debajo de la alfombra"

En su contracara, el economista destacó: “Lo bueno es que se hizo en definitiva una menor indexación de la deuda que en parte es porque eran pesos que ya estaban a tasa fija, entonces son pesos que en el Banco Central estaban a tasa fija y pasan al Tesoro con la misma tasa. En ese sentido no hay variación, pero sí en lo que refiere a la estructura cualitativa de la deuda del Tesoro, que resulta ser una modificación sustancial o por lo menos como porcentaje del total. Al mismo tiempo lo que genera estos mayores pesos colocados como pasivos en el Tesoro es la necesidad de mostrar esta ‘fuerte liquidez’ del Tesoro en su cuenta con el Banco Central que creo es un criterio prudente y conservador”.

“Es prudente y bueno mostrar esta liquidez ya que se viene de un riesgo país muy elevado y default de deuda en pesos (como se hizo con las Lebacs y la deuda del Tesoro), por lo que mostrar fuerte liquidez es una buena señal al mercado pese a que implica pagar tasas por esos pesos. El Tesoro captura pesos al 4,2 / 4,1% en las licitaciones y lo coloca en el Banco Central a su tasa 0%, es decir se paga tasa de puro gusto, pero es el costo por mostrar cierta solvencia y liquidez en este escenario”, concluyó Vitelli.

MVB FM