MODO FONTEVECCHIA
ELECCIONES 2023

Lucas Romero: "Javier Milei es el golpeo a la cacerola en 2001"

El experto en campañas electorales analizó los resultados de las elecciones provinciales. "El sistema no está preparado para absorber un triunfo de Milei y él tampoco está listo para ganar una elección presidencial", expresó.

Lucas Romero
Lucas Romero | Captura de Youtube

El director de Synopsis, Lucas Romero, explicó la lógica de los buenos resultados de Javier Milei en las encuestas y lo definió como "un voto vergonzante invertido". "El Frente de Todos combate contra el resto de los otros partidos y contra la desafección de su propia base electoral", indicó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿La confirmación de que Milei no aparece como una fuerza relevante en el Interior y, al mismo tiempo, que hay varios triunfos del oficialismo allí, nos anticipa algo de lo que sucederá en agosto y luego en octubre?

No es recomendable mirar el proceso nacional a través de las elecciones provinciales, ya que estas últimas tienen una dinámica que responde a cuestiones locales. Pero sí vemos rasgos de la tendencia electoral nacional. Es natural que tratemos de encontrar algunos síntomas. 

Si uno mira a Milei como candidato a nivel nacional su propuesta tiene falta de organización, de estructura y de referentes de su espacio en cada una de las provincias.

Carrera electoral: El riesgo de inflar Milei

Esto se ve reflejado en los primeros procesos electorales que vimos. No en todos tuvo un candidato que apoyó nítidamente. Pero este domingo tuvimos, por primera vez, a un referente suyo compitiendo, Martín Menem. Si bien no fue una mala elección, estuvo lejos de las expectativas, no estuvo en línea con el nivel de apoyo a Milei que se refleja en el plano nacional.

Tal vez haya elementos en las mediciones que están generando una sobrerrepresentación del apoyo a Milei a nivel nacional. Que los candidatos de Milei anden mal en las provincias no nos tiene que poner a cuestionar lo que se está viendo del apoyo a nivel país. Pero, a su vez, no deja de ser un síntoma de advertencia de cara al futuro.

El sistema político unitario es el común en toda Sudamérica excepto acá y en Brasil, en donde hay mayor dificultad para una figura emergente. Incluso al mismo PRO le costó 20 años dejar de ser un país vecinal e, incluso hoy, es lo que es gracias al aporte del radicalismo en el Interior. ¿El problema de Miel es que construir candidatos y estructuras locales lleva décadas?

Es un proceso muy lento, requiere tiempo. Estructurar una organización que sostenga no sólo una candidatura, sino un proceso de fiscalización y de reclutamiento de militantes que trasladen las propuestas de campaña en cada pueblo de las provincias. No es sencillo.

La dura derrota de Javier Milei en La Rioja despierta la alarma en Tucumán

Milei es una figura que ha irrumpido exponencialmente en términos de tiempo y allí anidan sus principales interrogantes que plantea, no sólo en términos de legisladores, sino que se requiere una estructura que pueda sostener el desembarco de una fuerza política en el Estado.

Uno entiende el sentido de por qué hace campaña señalando a la clase política. Pero, en última instancia, se requiere de gente con pericia en la construcción de consensos políticos, más cuando uno no tiene esa fortaleza política.

Milei trabaja a contrarreloj en un armado bonaerense

Si uno quisiera responder a esos interrogantes, da la sensación de que el sistema no está preparado para absorber un triunfo de Milei y él tampoco está listo para ganar una elección presidencial.  La gente protesta en las encuestas: Javier Milei es el golpeo a la cacerola en 2001, es una forma de expresar algo de la gente en relación al contexto.

Quizá las cacerolas sean en las encuestas, a modo de castigo. Pero luego, al momento de votar, ese castigo puede cesar. ¿Es correcta la lectura?

Es un voto vergonzante invertido. Porque la lógica del voto vergonzante es que no se dice a quién se va a votar porque da vergüenza admitirlo. Pero acá, uno dice a quién supuestamente va a votar pero después le da vergüenza darle su sufragio en el cuarto oscuro a partir de la falta de garantías y certezas.

Javier Milei y Martín Menem, quien no tuvo una elección esperada en La Rioja
Javier Milei y Martín Menem, quien no tuvo una elección esperada en La Rioja

La politología norteamericana ha estudiado mucho el poder del efecto incumbente. Es decir, el que está en el poder tiene ventaja para retener dicho poder, en relación a quien lo desafía. Esto habla de una tendencia conservadora de la gente, de tratar de no dar saltos al vacío sin saber qué hay del otro lado.

Por eso hay que ser cautelosos. Si bien se registran números muy significativos de apoyo a Milei, hay que ver si esos números se sostienen en el cuarto oscuro, como consecuencia de todo esto que mencionamos.

Consecuencias de la merma en la participación electoral

¿Qué análisis hacés de la cantidad de personas que fueron a votar en estas últimas elecciones?¿El ausentismo refleja, de alguna manera, un  castigo a los políticos tradicionales?

Aún no tenemos las cifras finales pero la perspectiva es que va a caer la participación en las tres provincias. Esto ya ocurrió en Rio negro y Neuquén. Esto es un síntoma que sí se puede traspolar a la escena nacional, ya que son cinco ya las elecciones provinciales. 

Esa caída es la tendencia, ya que en la elección del año pasado tuvimos la elección con menor participación desde el regreso de la democracia.  Probablemente, esto es un rasgo de desafección de la gente con el sistema político. 

Deconstruyendo el fenómeno Milei según las últimas encuestas

Si la participación sigue bajando significa que el sistema se va deslegitimado. Es preocupante, no debería ocurrir. 

En 2021 la cantidad de votos que tuvo a menos el Frente de Todos no fueron a más de Juntos por el Cambio, sino que la menor cantidad de personas que fueron a votar salieron de personas que habían votado al FdT en 2019. Es decir, ¿cuánto perjudica esto a la alianza oficialista?

Sí, efectivamente. En la Provincia fue muy sintomático. Allí perdió casi 2 millones de votos, más del 50% de esos votos no se pueden explicar en favor de otros partidos, sino porque hubo menos votantes.

El FdT combate contra el resto de los otros partidos y contra la desafección de su propia base electoral. O sea, gente que está desilusionada con esta gestión. 

Juan Grabois y la izquierda denunciaron fraude en Jujuy

¿Puede ser que esa gente que no va a votar es la misma que dice que va a votar a Milei y luego no va a los comicios?

Podría ser. Es una intención de votos por confirmarse por muchos aspectos, entre otros este que vos mencionás.

¿Por qué tenés un laberinto como foto de tu mural en Twitter?

Porque la vida es un laberinto que ofrece un montón de opciones y alternativas, aunque no todas deseadas, y pareciera que siempre intentamos salir en cualquiera de las circunstancias de la vida.

AO JL