lunes 05 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA ANÁLISIS ECONÓMICO

Roberto Feletti: "No se está cumpliendo el mandato del peronismo"

El ex secretario de Comercio analizó la actualidad de la economía nacional. "Tenemos que tener una macro ordenada para que el crecimiento sea sustentable", expresó. La comparación con la política económica brasileña y los riesgos de una estanflación.

30-09-2022 12:24

Roberto Feletti, ex secretario de Política Económica, afirmó que "Hay muchas ventajas que Argentina podría aprovechar en este contexto global" aunque "hay un un proceso de fractura de la clase trabajadora muy grande". A su vez, en diálogo con Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), sostuvo que "lo ideal es un equilibrio entre exportación primaria, industrial y mercado interno".

Vos sostuviste que "el Gobierno no está cumpliendo el mandato del peronismo". ¿A qué lo atribuís?
El país está viviendo un momento de renta extraordinaria de sectores primarios: energía, agro. Y uno de los deberes del peronismo fue, frente a este escenario de renta extraordinaria, mejorar y distribuirla hacia el trabajador.

Pero en este momento estamos viendo una economía real que está funcionando bien, por lo menos hasta el primer semestre del año: con subas importantes en la producción y el PBI, que bajó el desempleo, pero, a su vez, hay una dinámica de precios y de acumulación de ganancias que no logran que el consumo masivo sea el vector de crecimiento. Y las ventas masivas van por debajo de la tasa de crecimiento. 

Hay un sector del empresariado que observa que hay mano de obra barata, energía barata y precios internacionales altos, y que hay que consolidar políticamente este modelo. Eso no es el peronismo histórico. Hay un un proceso de fractura de la clase trabajadora muy grande, donde sectores muy dinámicos logran recomposiciones salariales importantes y otros quedan rezagados con la inflación.

Los Ejecutivos de Finanzas ven un 2023 difícil, con menos ventas y baja rentabilidad

En el segundo semestre hay tasas de crecimiento interanual, pero de decrecimiento respecto del mes anterior. ¿En la coyuntura no es, además, de estanflación?

El riesgo de estanflación está en todos los países del mundo, sobre todo cuando los bancos centrales o la Reserva Federal suben las tasas y la inflación no cede. Pero sí, hay un riesgo de estanflación. Si tomás medidas que tiendan a contraer la demanda y no lográs frenar la dinámica de precios, se empieza a deteriorar el empleo, que era uno de los activos de este proceso de crecimiento.

¿La crítica a Massa es distinta a la crítica a Guzmán?

No hago críticas a Massa porque recién arranca en un escenario difícil. Hay que ser prudente y acompañarlo. Ahora bien, en ese marco, los caminos que se están tomando, en término de estabilización de la economía, puede derivar en un proceso de estanflación. No es una crítica sino un riesgo.

En el debate presidencial brasileño se le criticó a Lula de si fue tan exitoso su modelo económico, porqué no fue sustentable posteriormente ¿cómo sería ese modelo peronista en este mundo actual, donde hay un competidor industrial que fabrica a costo mucho menores, como China?

Uno de los puntos importantes para apostar a esa sustentabilidad es Vaca Muerta o Energía. Uno de los grandes problemas antes, en la industrialización masiva, era el estrangulamiento de la fuente de la energía. Daría la impresión que en un lustro eso se resolvería.

Y por el otro lado hay una industria agroindustrial potente, apoyada en precios internacionales altos, por eso se debería aprovechar este escenario para ordenar el proceso distributivo.

Vaca Muerta

Hoy, sí hay un problema en ese sentido y de llegada a fin de mes en la gente, pero es sustentable. En el caso de Brasil habría que mirar las políticas económicas de Dilma en todo caso, sobre todo su tasa de interés real positiva, que llegó a ser la más alta del mundo.

En Argentina la sustentabilidad del proceso de distribución del ingreso se basa en un crecimiento sostenido y en políticas de inserción internacional que vayan aprovechando las mejores condiciones que tiene nuestro país.

La llegada de Lula a Brasil puede recrear el escenario de los mejores 15 años del continente que fueron muy virtuosos en el intercambio argentino-brasilero.

La Argentina con competitividad frente el mundo

En un proceso de reprimarización la diferencia que tendría Argentina al respecto de Brasil es que tendríamos energía casi gratuita con Vaca Muerta, y eso permitiría que, en lugar de exportar commodities, esa energía se use para regenerar la industria. ¿Ese ese sería el planteo que lo haría sustentable?

Ese es uno de los factores que lo haría sustentable. Vos tenés ese vector de competitividad que le daría una sustentabilidad importante. Y, reitero, hay que recrear el escenario donde Sudamérica operaba con un mercado fuerte para la Argentina.

Además hay que aprovechar la sustentabilidad de la demanda internacional de esos bienes que va a dar la guerra. Es un equilibrio entre exportación primaria, industrial y mercado interno. Pero sí, hoy hay una ventaja competitiva que no estaba, y no es menor.

¿Es decir que la Argentina sería competitiva, frente al resto de América Latina, porque tendría una energía más barata?

Tiene también agro alimento y un escenario de mano de obra calificada, importante. Y esto, con un mercado interno potente, podés descargar costos fijos en ese mercado y hacer la lógica de exportación de excedente a costo variable. Hay muchas ventajas que Argentina podría aprovechar en este contexto.

Vuelven a aumentar los combustibles a partir de este sábado: ¿cuánto suben?

¿Pero entonces todo ese modelo no es peronismo, se acercaría más a lo que podría hacer Juntos por el Cambio?

No, peronismo es porque te digo que partís de un mercado interno robusto.

¿Para eso los salarios no tendrían que ser baratos?

Eso sí que no. El peronismo siempre vetó ese vector de competitividad. Usar las ventajas competitivas naturales para un desarrollo industrial es bien peronista. Lo principal es un mercado interno fuerte, que te absorba la estructura. 

Affonso Celso Pastores, a quien entrevisté esta semana, fue presidente del Banco Central de Brasil con 100% de inflación. Y sostiene que incluso con un 30% de inflación anual se hace muy difícil crecer de manera sustentable ¿Es imprescindible, entonces, un plan antiinflacionario? 

Sí, creo que tenemos que tener una macro ordenada para que el crecimiento sea sustentable. Defiendo mi gestión de una política de canastas alimentarias que anclen y garanticen una mejor distribución de ingresos. Para tener un crecimiento sostenido tiene que haber políticas macro económicas consistentes y una micro que asegure el poder adquisitivo del salario en consumos básicos, sino se te va al demonio el tipo de cambio, eso desgasta los precios y ya no hay posibilidad. 

AO PAR