jueves 26 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Deportación inmediata
14-04-2022 07:52

El gobernador de Texas envió indocumentados a Washington

El gobernador republicano, Greg Abbott, trasladó a inmigrantes ilegales cerca de la Casa Blanca, en rechazo a la política migratoria del presidente Joe Biden.

14-04-2022 07:52

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, trasladó a inmigrantes ilegales a Washington en un autobús para dejarlos cerca de la Casa Blanca. Con esta acción, el funcionario buscó expresar su rechazo a la política migratoria del presidente demócrata Joe Biden. Una decisión insólita.

El autobús se estacionó frente al edificio que alberga a los corresponsales de Fox News, NBC News y C-SPAN, en el corazón de la capital de Estados Unidos. A medida que los inmigrantes descendían del vehículo, los funcionarios de Texas les cortaban las muñequeras.

El gobernador Abbott es partidario del Título 42 del Código de Estados Unidos, política que instrumentó el expresidente Donald Trump y que establece la deportación inmediata desde la frontera para indocumentados mayores de 18 años.

Biden elimina la medida que expulsa de inmediato a migrantes

Joe Biden

Biden anunció que iba a derogar esa medida en mayo, razón por la cual se prevé un incremento del flujo migratorio proveniente de la frontera con México.

Dos días después, el gobernador Abbott replicó que iba a emprender “acciones sin precedente para garantizar la seguridad” de su Estado y del país, como aumentar la inspección de los camiones. La medida fue criticada por Biden por considerarla “innecesaria y redundante” y porque causa “interrupciones significativas en las cadenas de suministro de alimentos y automóviles”.

La foto Macri - Trump sacudió el tablero de JxC

El viaje de los inmigrantes a Washington fue voluntario y duró más de 30 horas. Voluntarios de Catholic Charities DC, apostados en Union Station, compraron boletos de autobús para que los inmigrantes viajaran a otras ciudades, como Miami.

Una vez que un inmigrante es procesado por las autoridades federales y liberado de la custodia, se le permite moverse por todo el país mientras se somete a los procedimientos del tribunal de inmigración. Un juez de inmigración decide en última instancia si se le permite permanecer en Estados Unidos o es deportado.