sábado 13 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA Internacional

Turquía levanta el veto a Suecia y Finlandia en la OTAN

La decisión se dio luego de una reunión a tres bandas entre Ankara, Estocolmo y Helsinki, bajo la mediación del secretario general de la Alianza Atlántica.

29-06-2022 07:58

Turquía levanta el veto a Suecia y Finlandia para aceitar su ingreso en la OTAN, algo impensable hace unos días.

El presidente Recep Tayip Erdogan amenazaba con rechazar la entrada de ambos Estados por sus vínculos con el independentismo kurdo, principalmente con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y con los movimientos armados kurdos en Siria, donde combatieron contra las fuerzas turcas. Toda ampliación de la OTAN debe ser debatida y aprobada por unanimidad.

Guerra Rusia-Ucrania: Turquía aceptó el ingreso de Suecia y Finlandia a la OTAN

Antes de cambiar de parecer, Erdogan mantuvo un diálogo telefónico con su par de Estados Unidos, Joe Biden. Cuando se anunció que la cumbre de la OTAN iba a celebrarse en Madrid entre hoy y mañana, nadie pensaba en su trascendencia. Era un guiño para España, que cumple 40 años como miembro. Esto ocurría el año pasado, lejos de la posibilidad de que Rusia invadiera Ucrania y la alianza atlántica, sumida en descrédito, iba a cobrar la actual relevancia.

De la muerte cerebral presagiada por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, la OTAN ha revivido por la necesidad de adaptarse al nuevo reto planteado por Vladimir Putin: cómo fortalecerse y dotarse de más recursos, así como de nuevos miembros, para no perder el tren de la historia.

La OTAN planea aumentar fuerzas en alerta máxima ante las amenazas de Rusia

El costo total de la cumbre supone unos 50 millones de euros.

Estas son algunas de las claves:

  • Ucrania. Si bien su solicitud de ingreso en la OTAN no es inminente porque el proceso es largo y complejo y tampoco cumple con los criterios requeridos, el presidente Volodomir Zelenski contará una sesión especial a la que asistirá por videoconferencia. De desenlace de la guerra depende el mapa de la seguridad europea, dado que los afanes expansionistas de Rusia exceden a la Unión Europea. Por eso estarán presentes Austria, Chipre, Finlandia, Irlanda, Malta y Suecia, que no son socios de la alianza atlántica al margen de los pedidos de integrarse de dos de ellos.
  • Finlandia y Suecia. Los dos países nórdicos, aferrados durante décadas a la política de neutralidad militar, completaron sus formularios de ingreso. Desde el 24 de febrero, cuando comenzó la invasión de Ucrania, han estado en todas las reuniones de la OTAN como observadores.

Suecia y Finlandia, más cerca de la OTAN: cómo es el mecanismo para su ingreso al bloque

  • Nuevo concepto estratégico. Son grandes apuestas, como vislumbrar el campo de acción de la OTAN en la próxima década. Una quimera frente a lo ocurrido en la última década: desde la anexión rusa de Crimea, la guerra en Libia, la salida de Afganistán, los efectos del Brexit hasta las discrepancias con Estados Unidos durante el gobierno de Donald Trump.
  • Más recursos. Es uno de los mayores debates que se cuecen en la OTAN: el del dinero. Estados Unidos, en los tiempos de Trump, ha presionado a sus socios para que gasten un 2% de su PIB en defensa, porque decía que estaba harto de ser el cajero de los demás. La partida de España en este ejercicio es del 1,03% del PBI.
  • China. Una potencia que debe ser monitoreada por su imprevisibilidad y sus eventuales movimientos ofensivos en la zona del Indo-Pacífico, que ha llevado a roces por Taiwán y a refuerzos defensivos de varios de los socios en la zona

GA PAR

En esta Nota