MODO FONTEVECCHIA
LÍDER VITALICIO

Xi Jinping será reelegido el 16 de octubre

El presidente chino buscará un nuevo mandato en el Congreso que organizará el Partido Comunista de China. Por qué el primer mandatario se niega a dejar el poder y cuáles fueron las polémicas generadas por su gestión.

Xi Jinping será reelegido el 16 de octubre
Xi Jinping será reelegido el 16 de octubre | Télam

El presidente de China, Xi Jinping, aspira ser reelegido para un tercer quinquenio por el Congreso del Partido Comunista, cuyo comienzo está previsto para el 16 de octubre. Los congresos se realizan cada cinco años y suelen introducir un nuevo grupo de dirigentes, sobre todo, entre los siete miembros del todopoderoso Comité Permanente del Buró Político.

Xi, que también es jefe de Estado y comandante de las Fuerzas Armadas, se apartó de la tradición en 2018 para enmendar la Constitución del partido y eliminar los límites a la reelección del presidente, convirtiéndose de ese modo en un líder vitalicio.

Vladimir Putin y Xi Jinping desafían el orden mundial occidental

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Los dos presidentes anteriores cumplieron dos quinquenios cada uno, pero Jinping no ha dado señales de entregar el poder y, por el contrario, ha tomado el control de la economía y otros ámbitos antes asignados al primer ministro y otros funcionarios.

El partido, que no tolera la menor oposición, ha desatado la represión sobre personalidades independientes en la economía, la sociedad civil y los círculos religiosos.

El rol internacional de China y las polémicas por su gestión

Xi Jinping ha montado una política exterior asertiva, lo que ha generado preocupación por un posible enfrentamiento con Estados Unidos, tal vez en torno a la democracia en Taiwán.

Tsai-IngWen, Joe Biden y Xi Jinping
Tsai-Ing Wen, Joe Biden y Xi Jinping

También ha librado una amplia campaña contra la corrupción dirigida a sus rivales políticos; ha reprimido la democracia y las libertades civiles en Hong Kong; ha supervisado la detención de más de un millón de miembros de la minoría musulmana uigur en la región noroccidental de Xinjiang, denunciada por la última alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, y ha aplicado una política de covid cero con un gran costo económico y social.

China y los fantasmas del totalitarismo

La acumulación de poder ha incentivado las comparaciones entre Xi y el difunto dictador Mao Zedong al inscribir sus teorías políticas en la Constitución y promover un culto de la personalidad por encima de los demás líderes chinos.

JL PAR