OPINIóN
OPINION

Argentina recibirá menos dólares y se abre otra incógnita: ¿qué pasará con la divisa?

Los dólares del campo no van a estar en la magnitud esperada, el trigo, maíz y soja bajaron considerablemente desde junio del año 2022 a la fecha. La caída de la soja rondaría el 45%, mientras que la del trigo y la del maíz supera el 50%.

Dólar agro: cuáles son los motivos detrás del freno a la liquidación de soja
Dólar agro: cuáles son los motivos detrás del freno a la liquidación de soja | CEDOC

Argentina vivirá una restricción externa por la fuerte baja de las materias primas agrícolas desde el año 2022 a la fecha. Ante este panorama se abre una nueva incógnita: ¿Qué pasará con el valor del dólar?

Los dólares del campo no van a estar en la magnitud esperada. El trigo, maíz y soja bajaron considerablemente desde junio del año 2022 a la fecha, la caída en soja rondaría el 45%, mientras que en trigo y maíz supera el 50%. Esto deja al productor de un campo con pocas posibilidades de rentabilidad, en un contexto de altas retenciones, tipos de cambios diferenciales para la exportación e importación, mal clima, alquileres altos y una inflación galopante. Hasta el petróleo baja más del 30%.

Alarma en el BCRA: no habrá súper cosecha y los productores generan menos dólares

—Entre cantidades y precio, ¿qué ingresos tendríamos?

—En el año 2022 los ingresos del campo sumaron U$S 46.500 millones, sólo tomando en cuenta cantidades producidas y precio promedio. En el año 2023 ingresaron U$S 23,5 millones, y se estima para el año 2024 menos de U$S 33.000 millones. Es mucho más que el año 2023, pero menos que el año 2022, es más en el año 2021 habían ingresado U$S 39.800 millones. Es un escenario de pobres ingresos.

—¿Cuántas fueron a las importaciones totales en los últimos 12 meses?

Las importaciones totales en el último año, según el INDEC, fueron de U$S 72.948 millones al mes de enero 2024, mientras que los pagos que realizó el Banco Central en los últimos 12 meses ascendieron a U$S 46.081 millones, hay una brecha de 26.867 millones.

Mariano Sardans: “El dólar está bajando porque faltan pesos en la economía

—En los últimos dos meses, las importaciones fueron de U$S 8.856 millones, y se realizaron pagos por U$S 1.791 millones. Las reservas del Banco Central están maquilladas por esta falta de pago de importaciones.

—¿Cuándo se va a pagar?

Cuando ingrese el dinero de la cosecha

—¿Según tus datos no será importante el ingreso de la cosecha?

—Se esperan 49 millones de toneladas de soja y 57 millones de toneladas de maíz, quedaron sin vender unos 9 millones de toneladas de trigo que no le han puesto precio.

Los precios de la soja, maíz y trigo

La soja hoy vale U$S 420; el maíz U$S 160 y el trigo U$S 210, todos estos son valores del mercado de Chicago. Estamos muy lejos de los U$S 600 en la soja y más de U$S 200 en maíz. Está claro que sólo el peronismo tiene precios altos cuando llega al poder; Javier Milei tendrá que convivir con precios muy bajos.

—¿Cuánto puede afectar la falta de dólares?

Afecta en dos aspectos, por un lado, habrá menos importaciones y esto afectará la actividad económica. Por otro lado, menos recaudación que obligará a ser más estricto con el gasto.

Aseguran que la incertidumbre política impediría la liquidación del agro

—Esto implica que tendremos menos crecimiento económico

Correcto. Desde nuestro punto de vista, será un año de grandes restricciones. En diciembre asumió un nuevo gobierno que ajustó el tipo de cambio, pretende tener superávit fiscal, y se compromete a no emitir dinero sin respaldo, el conjunto de estas medidas nos obligará a un fuerte ajuste interno.

—¿El mercado soportaría este ajuste?

No hay demasiados caminos. El PBI es la oferta de bienes y servicios en la economía durante un año. Para crecer necesitamos más inversión, para que tengamos más inversión se necesita más ahorro, y por ende menos consumo. Será un año de menos consumo, con lo cual los sectores ligados a la industria local, comercio y servicios estarán complicados.

—¿La economía tenia altos stocks?

—Ese es un grave problema. En términos generales, los agentes económicos no desean invertir en instrumentos financieros; por ende, la mayoría de los agentes económicos están con alto grado de inmovilización, y han atesorado mercadería. Esto hace que cuando se produzca una recesión, las empresas dejan de comprar, y las industrias ven caer la demanda, lo que implica menos producción, suba de los costos unitarios, y suba de precios o empresas que tienen fuertes quebrantos.

—¿Se superó lo peor de la crisis?

De ninguna manera, marzo y abril serán dos meses muy difíciles para el consumo. No vemos una recomposición de salarios que iguale a la inflación, por ende, el mercado ajustará por cantidades.

Inflación

—Va a cambiar el perfil del consumidor

Sin ninguna duda, vamos a un consumidor con menos dinero en el bolsillo, y buscando precio más que calidad, veremos un gran efecto sustitución en la demanda de bienes y servicios.

—¿Cómo viene la inflación?

Nuestras dudas están centradas en el mes de marzo. Creemos que diciembre, enero y febrero mostrarán una escalerita descendente, pero marzo es un mes complejo. Podríamos ver un rebote y eso sería algo nocivo para el plan económico.

—¿Crees que el gobierno va a devaluar antes de la campaña agrícola?

El mercado de futuro del dólar habla por sí solo, no vemos un escenario de devaluación, es más hemos visto una baja sustancial de la tasa de interés en el dólar futuro, que estaría presagiando una baja de la tasa de interés en el mercado financiero.

La inflación se desacelera: ¿bajará a un dígito en el segundo semestre?

—¿Sos optimista?

El mix de una mejor administración del Estado, el freno a la emisión monetaria y una gran recesión hace que la gente demande pesos, por ende, no hay espacio para una hiperinflación, todo lo contrario. Creemos que vamos a una gran recesión con precios que van a mostrar una gran desaceleración en su crecimiento. No soy optimista, pero no veo una tragedia como si hubiéramos seguido con déficit, emitiendo y subsidiando tarifas.

—La actividad económica caerá

—Hay que prepararse para un fuerte ajuste en la economía en el año 2024, y seguramente un rebote en el año 2025. Punta a punta contabilizando 2023/24/25 la actividad económica no registrará variación, con lo cual el PBI per cápita caerá y todos seremos un poco más pobres.

Las finanzas: ¿Dónde poner los ahorros?

El dólar dejará de ser objeto de deseo, los argentinos tienen U$S 200.000 millones atesorados. Van a tener que usarlos en el año 2024 para financiar la brecha que tendrán entre ingresos y gastos.

—¿Si hay un ahorro dónde lo colocamos?

En Argentina tenés 6 monedas: pesos, pesos ajustados por inflación, dólar mayorista, dólar MEP, dólar CCL y dólar blue. Los dólares más temprano que tarde se van a convertir en uno solo, y no lucen como ganadores. Me parece que el ganador será el peso que ajusta por inflación; si y sólo si el presidente cumple su promesa de superávit fiscal y no emisión.

Cuál es el plan B para la dolarización en el que está trabajando el Gobierno

—¿Crees que no la va a cumplir?

Creo que la va a cumplir cueste lo que cueste, por eso creo que hay que apostar por los pesos ajustados por inflación.

—¿Te gusta la dolarización?

—La dolarización es un estadio superior a la convertibilidad, y no nos fue muy bien en la convertibilidad, pero hay que darle la derecha al presidente. Si baja impuestos, por ahí la historia puede ser distinta, pero esta sospechada de incompleta. Argentina no sabe vivir con tipo de cambio bajo. Ojalá cambiemos la historia.

 

* SDS, Asesor de Empresas y Negocios, Economista.