jueves 21 de octubre de 2021
POLITICA de cara a los comicios
25-09-2021 00:39
25-09-2021 00:39

Alberto Fernández resigna protagonismo y sale de la escena electoral

El Presidente se corre de los actos. “Menos discursos y más cara a cara”, dice. Deja los anuncios al gabinete y se concentra en recuperar la confianza en charlas con los ciudadanos.

25-09-2021 00:39

Una semana atrás se empezaba a negociar un “gabinete reforzado” que pueda gestionar más allá de las figuras de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Esos funcionarios llegaron y mostraron un incipiente protagonismo que buscarán mantener durante la campaña electoral mientras que el Presidente se corre de escena. “Menos discurso y más cara a cara”, dicen cerca del jefe de Estado sobre el nuevo rol que tendrá.

Alberto Fernández llegó a Pilar cuando el acto de lanzamiento del Programa PreViaje había finalizado con el jefe de Gabinete, Juan Manzur al mando. Casi no quedaban funcionarios ni cámaras de Presidencia. Lejos de la centralidad que supo tener en la campaña para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, ahora cumplirá otro papel y la escena de Pilar fue la primera muestra de esto.

Dos días después de la derrota del 12 de septiembre, Fernández les dijo a los intendentes de la tercera sección electoral que continuaría al frente de la campaña hacia los comicios del 14 de noviembre. Horas más tarde se desató la mayor crisis interna dentro del Gobierno que terminó con los cambios de gabinete. En aquel momento, Fernández no se imaginaba una Casa Rosada con nombres nuevos ni bajándose de la pelea.

El Gobierno última detalles del DNU sobre la jubilación anticipada

Todo se precipitó con la avanzada de Eduardo “Wado” De Pedro poniendo a disposición su renuncia y la carta de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, a la gestión y a su propio compañero de fórmula. Los negociadores de los dos sectores “porotearon” nombres y finalmente se decidió poner figuras del peronismo que puedan gestionar más allá de las peleas del Presidente y la vicepresidenta.

En medio del caos, Fernández también escuchó que los gobernadores les pidieron que se corra de la campaña. “Antes de las primarias le pedimos provincializar la elección”, explicó un gobernador ante PERFIL. El Presidente lo entendió ya con Manzur dentro del gabinete.

“Menos discurso y más cara a cara”, comenzó a repetir en las últimas horas un Fernández convencido de que debe correrse de la escena pública. “Esto no significa que se esconde, todo lo contrario. Fue a Pilar y dio la cara con los jubilados. Entendió que es ante ellos a quienes les debe rendir cuentas y no con discursos mediáticos,”, dijeron en su entorno.

Juan Manzur, Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Matías Lammens (Turismo y Deportes) y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof ya se habían ido. Solo quedaba la titular del PAMI, Luana Volnovich y el intendente de Pilar, Federico Achával. Fue en medio del festejo por el día del jubilado, cuando desde Presidencia se anunció la llagada de Fernández. El jefe de Estado aterrizó dentro del predio del polideportivo y pidió charlar con los jubilados, a quienes les dijo que quería escuchar. Algunos contaron que era la primera salida después de haber recibido las dos dosis de vacunas contra el coronavirus y otros hablaron de la necesidad de un aumento a las jubilaciones. Fernández prometió novedades pronto.

Elecciones 2021: el Gobierno busca recuperar la "mística peronista" de cara a noviembre

Horas antes, Manzur encabezaba el anuncio del día. “¿Quién está vacunado acá?”, dijo el jefe de Gabinete sobre el escenario. Todos levantaron las manos. El gobernador de Tucumán con uso de licencia tendrá un alto perfil. No solo público, sino también político. “Es un dirigente peronista al que le gusta la rosca constante”, dicen en su entorno.

“Contra todos los impedimentos y contra todas las cosas feas que nos decían, el presidente Alberto Fernández consiguió vacunas. Empezamos a terminar esta tragedia. Si bien nos tenemos que seguir cuidando, estamos en la etapa final”, dijo el jefe de Gabinete. Al llegar al Gobierno, fue Manzur el que aceleró las medidas de liberación sobre las restricciones que regían. La ministra de Salud, Carla Vizzotti quería anunciar el no uso del barbijo cuando se llegase al 70% de la población vacunada. ¿Cuánto falta Carlita?”, dijo el tucumano. La respuesta no importaba, ya había decidido acelerar.

Aunque tuvo cruces con el kirchnerismo, al igual que Cristina Kirchner, Manzur mostró su elasticidad con el objetivo de ganar las elecciones. Mucho antes de la carta de la vicepresidenta, el vínculo con Máximo Kirchner ya se había restablecido. Incluso el jefe del bloque del Frente de Todos, le envió un video para la campaña electoral en su provincia.

También se lleva bien con los funcionarios que responden a Alberto Fernández. Con ellos equilibrará el poder de La Cámpora. Ayer bajó al territorio con Gabriel Katopodis. Después del acto, dedicó tiempo a recorrer la obra de un nuevo hospital. Recibió el pedido de los dirigentes locales de que el Gobierno nacional pueda equipar y darle personal para ponerlo en funcionamiento. También la necesidad de avanzar con la Universidad de Pilar.

Aunque mantiene una sonrisa ante Eduardo “Wado” De Pedro, como gobernador sabe que el Ministerio del Interior fue una de las áreas que no llegó a hacer un país federal, tal como quiso Fernández. El funcionario camporista ahora tiene en el gabinete un interlocutor directo con los jefes provinciales que exigirá mayor atención.

Fernández siguió de cerca los movimientos de su jefe de Gabinete durante los últimos días. “Se inauguró una metodología que el Presidente asegura que va a respetar. Cualquier cosa que diga hoy Alberto, va a ser tomada a mal, es un jefe de Estado al que se lo devoró la pandemia y no puede dejar de ser señalado por los errores que cometió. De a poco y con el cara a cara que ahora inicia, va a ser la sociedad la que lo vuelva a poner en escena”, dicen desde la Casa Rosada.

Uno por uno, los requisitos para no hacer cuarentena si volvés del exterior

Por los votos perdidos

Los candidatos a diputados nacionales por el Frente de Todos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan retomaron las recorridas de campaña más allá de los fuertes cruces dentro de la alianza del Gobierno.

Son pocos los que los ven y casi pasan desapercibidos porque la crisis política los paralizó por unos días hasta que retomaron la campaña en soledad. Los principales candidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires planifican las recorridas con una planilla Excel que marca distrito por distrito los votos. La suma da 2.347.776. Se trata de los votos perdidos entre la elección de 2019 y las PASO de este año.

El 10 de octubre empieza la campaña de manera oficial. ¿Habrá foto conjunta que incluyan a Alberto Fernández y Cristina Kirchner? Para la pelea por las internas, el oficialismo hacía gala de que la unidad del Frente de Todos era el principal activo. Con las peleas después de la derrota, será difícil de sostener el discurso de unidad.

De acuerdo a la planilla con la que se mueven Tolosa Paz y Gollan, en La Matanza hubo una caída de 229.132 votos para el Frente de Todos. Es uno de los principales distritos en donde enfocarán las recorridas. En Lomas de Zamora deben recuperar 108.590 sufragios que se fueron entre 2019 y estas internas; en Mar del Plata 80.925; y en Florencio Varela 79.708.

Allí apuntan a recuperar votos, aunque saben que Juntos por el Cambio también juega.