jueves 11 de agosto de 2022
POLITICA bilateral cancelada por covid

Alberto Fernández espera nueva fecha para poder reunirse con Biden

23-07-2022 01:13

Alberto Fernández se quedó, por el momento, sin reunión bilateral con Joe Biden en Washington el próximo 26 de julio: dada la salud del presidente norteamericano, contagiado de Coronavirus, la Casa Blanca le confirmó al embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Arguello, que la agenda está suspendida.

Ayer, Argüello tuvo entre manos la información por parte de fuentes oficiales y le comunicó la novedad con rapidez al Presidente, tal como pudo saber PERFIL. Pero las partes esperan que exista una reprogramación del encuentro en cuestión de días. Esto no afectará el viaje de la ministra de Economía, Silvina Batakis, quien coordina reuniones con las autoridades del Fondo Monetario Internacional para la semana próxima.

Para la Casa Rosada, las expectativas por el primer cara a cara, y a solas, entre el jefe de Estado y Biden son amplias, tras los intercambios que mantuvieron en distintos foros y cumbres internacionales. El presidente argentino tenía previsto partir desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza “Ministro Pistarini” el domingo por la noche y era la principal actividad de la gira del mandatario por el país norteamericano, una travesía en la que también pretendía mantener contactos con empresarios para atraer inversiones a la Argentina. 

Con respecto a la salud del líder demócrata, es buena y cursa síntomas “muy leves”, tal como señaló la portavoz de la Casa Blanca Karine Jean Pierre, y se encuentra ingiriendo la pastilla Paxlovid, desarrollada por el laboratorio Pfizer.

Incluso, remarcaron que el mandatario está totalmente vacunado, recibió dos dosis de refuerzo, y que mantuvo su agenda de reuniones virtuales. El viernes, la Casa Blanca dijo que recibiría su informe de seguridad diario y luego se reuniría con su equipo económico sobre los esfuerzos para bajar los precios de la gasolina para los estadounidenses.

Biden regresó recientemente de un viaje a Oriente Próximo donde vio a líderes regionales, incluido el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, para hablar sobre la producción de petróleo.