miércoles 05 de octubre de 2022
POLITICA diputados

El FdT logró aprobar un repudio en el Congreso que dividió a opositores

El oficialismo pudo consensuar un texto para expresar el rechazo al ataque contra la vicepresidenta el jueves por la noche. Debió aceptar modificaciones al proyecto original para que no se caiga una sesión en la que hubo tensiones aisladas. Juntos por el Cambio tuvo un fuerte intercambio previo y si bien acompañó la iniciativa, el PRO se diferenció y no participó de la instancia de discursos en el recinto. Máximo Kirchner no se hizo presente en la sesión especial.

04-09-2022 01:23

Por segunda vez en lo que va del año, la Cámara de Diputados citó a una sesión especial un sábado para condenar el ataque contra la vicepresidenta Cristina Kirchner y aprobó un proyecto de repudio luego de sucesivas idas y venidas entre el oficialismo y la oposición que casi dejan al Frente de Todos con las manos vacías.

La idea de realizar una convocatoria para ayer al mediodía se comenzó a gestar el jueves por la noche, apenas horas después de la agresión contra la titular del Senado en el ingreso de su departamento en Recoleta. La conmoción política y la necesidad de dar un mensaje conjunto de la dirigencia política motorizaron la cita parlamentaria aunque hubo una trabajosa negociación encabezada por Cecilia Moreau, flamante presidenta de la Cámara y del santafesino Germán Martínez, presidente del bloque del Frente de Todos para tratar de conformar a todos, pero al mismo tiempo no ceder en el contenido contundente que pretendían darle al mensaje.

“La Honorable Cámara de Diputados de la Nación expresa su enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta y dos veces presidenta de la Nación doctora Cristina Fernández de Kirchner. Además, manifestamos nuestra absoluta solidaridad con la señora vicepresidenta y su familia”, señala en un primer tramo el proyecto presentado originalmente por la propia Moreau.

“No estamos en presencia de un hecho policial”, aclaró Germán Martínez

Además exige el “pronto y completo esclarecimiento y condena a los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia. Exhortamos a la dirigencia toda y a la población a buscar todos los caminos que conduzcan a la paz social”.

El contenido del proyecto final fue motivo de tensiones durante toda la jornada del viernes. Es que en un principio, en sus fundamentos, contenía alusiones a la existencia de “diferencias expresiones que incitan a la violencia y el odio. Esos discursos surgen de diferentes espacios políticos, culturales, judiciales y mediáticos”.

Desde Juntos por el Cambio no estaban dispuestos a convalidar ningún ataque en su contra, pero tampoco querían dejar el recinto vacío, al menos el sector más conciliador de los radicales y la Coalición Cívica estaba de acuerdo en eso. En el otro extremo estaban los legisladores del PRO, que vienen mostrando diferencias internas amparados en su dura estrategia de confrontación con el Gobierno.

El minuto a minuto. Después de la reunión de Labor Parlamentaria donde se resolvió simplificar el texto para garantizar el mayor consenso, pasado el mediodía comenzó la sesión en el recinto de la Cámara de Diputados.

Si bien habían sido invitados referentes de distintos sectores sindicales, políticos y sociales, se acordó que no hubiera asistentes en los palcos, a excepción de algunos ministros del gabinete nacional que se acercaron para acompañar la actividad.

Con 138 legisladores sentados, muy por debajo de los 257 que componen el total del cuerpo, se dio por comenzada una sesión cuyo planteo inicial contemplaba una lista de oradores acotada y una duración de no más de cuatro horas. Con la reunión ya iniciada, se sumaron más referentes de Juntos por el Cambio que simbólicamente no se habían prestado para lograr el quórum de 129 diputados presentes. El hijo de la vicepresidenta, Máximo Kirchner, fue uno de los ausentes de una jornada en la que se repitieron los mensajes de repudio.

diputados 20220904
A FAVOR. A excepción de la izquierda y los liberales, hubo respaldo al proyecto de repudio. FOTO: Prensa Diputados

“No estamos en presencia de un hecho policial, estamos en presencia de un hecho político, donde las cosas no van a ser iguales en Argentina después de lo que le pasó a Cristina”, sostuvo Germán Martínez, a cargo del cierre de la sesión. “Es por ello que tenemos que ser muy claros, contundentes y no nos tenemos que dejar llevar por quienes quieren mezclar todo”, consideró.

Precisamente, el diputado de Avanza La Libertad José Luis Espert fue quien previamente dijo no entender “por qué la Cámara se encuentra sesionando un día sábado para tratar un hecho de índole policial y que tiene que ser dilucidado por la Justicia.

A mano alzada, se votó el proyecto acordado previamente, con excepción de los diputados de izquierda que participaron, pero se abstuvieron.

Fue allí cuando se retiraron los representantes del PRO. “Hemos decidido que luego de votar la resolución y habiéndose cumplido el motivo de la convocatoria, nos retiraremos del recinto. Ya que es deber del Poder Judicial quien tiene el poder de investigar, juzgar y condenar”, explicó el jefe del bloque Cristian Ritondo. El resto de sus colegas de la UCR, Evolución Radical, Encuentro Federal y la Coalición Cívica permanecieron en el recinto y tomaron la palabra oportunamente.

Rodrigo de Loredo, titular de la bancada de Evolución, sostuvo allí que “todo atentado contra un vicepresidente de la Nación es un atentado contra la democracia. Si el amor es violento, no es amor. Si el amor es fanático, no es amor. Y, si el amor es ciego, el amor puede ser odio”, reflexionó.

 

Primer test para Moreau

diputados 20220904
DESPACHO. Moreau abandona su oficina rumbo al recinto de la Cámara baja. FOTO: Prensa Diputados

 

Un mes después de su asunción, la bonaerense del Frente Renovador Cecilia Moreau tuvo su primer desafío al frente de la Cámara de Diputados.

La primera mujer en llegar a ese cargo dedicó las últimas semanas a aceitar el diálogo con propios y ajenos con la perspectiva de convocar a una sesión para tratar temas de agenda. Pero el ataque a Cristina Kirchner modificó los planes para el arranque y debió encarar negociaciones contrarreloj sobre todo con los sectores más duros de la oposición para que no se cayera la sesión a último momento.

Moreau estuvo presente también el viernes en la reunión de Gabinete en Casa Rosada donde el oficialismo definió los pasos a seguir para condenar de manera contundente el hecho.

“El horror y el odio fueron vencidos por las miles de personas que salieron con amor y paz a defender la democracia. Hoy las y los legisladores tuvimos la oportunidad de dejar un mensaje claro y contundente: en Argentina no hay espacio alguno para la violencia política”, dijo Moreau al finalizar la sesión.

Desde su equipo se encargaron de destacar que “logró los consensos” para que se aprobara el proyecto, similar al que habían emitido los senadores el jueves por la noche y sin menciones directas a la confrontación con la oposición, ni a la existencia de los denominados “discursos de odio” que tanto irritaron a algunos legisladores.

La expectativa tenía que ver además en su desempeño como reemplazante de Sergio Massa en ese cargo, un referente del oficialismo con buen diálogo con dirigentes de peso en la oposición.