viernes 02 de junio de 2023
POLITICA el armado camino a las paso

Larreta y Bullrich abren otra disputa feroz, ahora por las listas y los intendentes

La tensión que crece en el interior bonaerense. El jefe de Gobierno porteño fue a un municipio cercano a Bullrich y repartió críticas. Surgen presiones cruzadas que comienzan a salir a flote, y hay ecos de la elección de Grindetti para gobernador.

20-05-2023 01:31

“Hay mucha preocupación por la seguridad acá, el centro comercial no está cuidado y las veredas no están bien”. Horacio Rodríguez Larreta toma dos días por semana para ir al conurbano bonaerense. Esta semana decidió elegir uno particular donde descargó sus críticas a la gestión local. Pero se trataba de San Miguel, donde gobierna Jaime Méndez, de Juntos por el Cambio, y cuyo referente y jefe político es el senador provincial Joaquín de la Torre.

No es usual ver a Larreta criticar así un municipio de JxC pero De la Torre viene de ser descartado por Patricia Bullrich como precandidato a gobernador pero seguirá en el espacio de la ex titular del PRO. Junto al jefe de Gobierno estaba, además, el aspirante a intendente que alienta: el dirigente Max Perkins. El video circula entre los intendentes y generó alerta ante el recrudecimiento de la pelea interna.

La anécdota permite ilustrar un estado de cosas en la Provincia: Bullrich ya dio la orden de que todo aquel intendente que no se alinee con ella tendrá que pelear en una PASO con un candidato que ella impondrá en el distrito. Es más: insiste en que se deberá competir en todas las categorías salvo en casos excepcionales.

Por su lado, Larreta había acordado, vía la influencia decisiva de Diego Santilli – su precandidato a gobernador – que en los municipios que gobierna el PRO iría con una “V”. Esto es: un solo candidato a intendente y competencia en las otras categorías. Pero la pelea en territorio bonaerense promete ser ardua. Bullrich, junto a su armador dilecto Sebastián García de Luca y el jefe de la campaña, Juan Pablo Arenaza, trabajan para que haya manifestaciones públicas a favor de la precandidata presidencial en medios y cartelería antes de darle la boleta a los intendentes o a los denominados “sin tierra”, dirigentes que pelean en municipios peronistas. Esta semana sumó a Héctor Gay de Bahía Blanca, quien venía de apoyar a Larreta y quien había pedido una “V”. Un mes y medio antes se llevó a los hermanos Passaglia, de San Nicolás, peronistas dentro de JxC y jóvenes con experiencia en la política bonaerense. Otros casos están en compás de espera. Sobre todo en el interior de la Provincia.

Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich
Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. Foto: NA

Aunque Larreta se siente mucho más fuerte en el conurbano bonaerense, en especial en municipios como Lomas de Zamora, Quilmes o Tres de Febrero, entre otros, donde tiene candidato competitivos que lo apoyan.

De todas formas, para bajar las aguas el flamante precandidato a gobernador bonaerense bullrichista, Néstor Grindetti, recibió un llamado de Santilli tras ser elegido por Bullrich. El Colorado le planteó una campaña sin golpes bajos. Acuerdista de pura cepa, el intendente de Lanús le respondió que sí pero que jugaría el partido hasta el final.

Por estas horas Grindetti trabaja para que Cristian Ritondo, jefe del bloque del PRO en Diputados, se sume  a ayudarlo a recorrer la Provincia. Aunque no lo piensa como vice se lo imagina en un rol central e incluso como cabeza de la lista de diputados nacionales de Bullrich. En cuanto al vice seguramente será un intendente radical del Interior bonaerense.  

Ese mismo jueves Santilli, pero también el propio Larreta, lo llamaron a Ritondo para plantearle que se sume a la campaña de “H 2023”. Con armado territorial en casi 100 municipios, con varios candidatos a intendentes y legisladores, es hoy presa de ambos bandos. Él no tomó ninguna decisión aún. Reunirá a su equipo antes de tomarla. Pero ya hay broncas cruzadas. Cerca del diputado despotrican contra la precandidata presidencial: sienten que lo entusiasmó en vano. Otros van más allá y ven en la eterna decisión de María Eugenia Vidal de “bajarse” de la carrera presidencial la semilla de la derrota.

Mientras tanto,  esta semana Larreta tuvo otro cónclave con el círculo rojo. Una charla en la Unión Industrial Argentina donde al comenzar a hablar se emocionó: señaló el auditorio y dijo que en una de esas sillas se sentaba su padre, quien lo llevaba. Sorprendió a los empresarios. A su lado, Diego Valenzuela, el intendente de Tres de Febrero, explicó el plan productivo y el economista Hernán Lacunza, hizo su aporte con el plan de corto y mediano plazo.