POLITICA
nueva disputa

Los números de la seguridad bonaerense que enfrentan al oficialismo con la oposición

Las cifras del criminalidad del Ministerio de Seguridad de la Nación y la Procuración bonaerense muestran un panorama alejado al escenario de “la nueva Rosario” que plantea la oposición. El reclamo de intendentes por más efectivos en las calles y los próximos pasos del Comando del Conurbano lanzado por Aníbal Fernández.

20230408_gna_gendarmeria_colectivos_cedoc_g
Gendarmes en acción. Ante los pedidos de la provincia, Nación asegura que hay casi 6 mil efectivos en todo el territorio. | cedoc

El crimen del colectivero en La Matanza dejó al conurbano en el centro de la escena política y con opositores que compararon la situación de seguridad del municipio de Fernando Espinoza con lo que sucede en Rosario. Desde el Frente de Todos responden con los números que brotan de los informes oficiales y marcan lo contrario, mientras debe afrontar un reclamo interno por la cantidad de policías que tienen que pisar los barrios. El Gobierno nacional no se quedó atrás de la discusión y además de confirmar la presencia de miles de gendarmes se encargó de motorizar el Comando del Conurbano, que promete nuevas reuniones e incorporaciones de distrito de peso, como La Plata.

Las cifras en torno a la problemática parten de dos fuentes. Una, es el ministerio de Seguridad de la Nación que recolecta información sobre los hechos presuntamente delictuosos registrados por las fuerzas policiales, las fuerzas federales de seguridad y otras entidades oficiales de recepción de denuncias. Allí se puede ver cómo desde 2015, los hechos delictivos están en baja como también la cantidad de homicidios en un territorio que se compone de 18 millones de habitantes repartidos en 135 municipios.

Por caso, en el último año de la gestión Daniel Scioli se registraron 1209 hechos con 1240 víctimas, al año siguiente, el informe habla de 1150 casos con igual número de víctimas y en los últimos tres años la tendencia es decreciente: en 2019, hay 877 listados con 903 muertes, en 2020 fueron 915 con 931 y en 2021 aparecieron 813 sucesos con 831 decesos. La comparación con Santa Fe queda lejos ya que solo en 2021, en toda la provincia, aparecen 336 hechos con 359 víctimas.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

La otra fuente es la Procuración bonaerense, que en sus últimos tres documentos sobre homicidios dolosos reflejan un descenso luego del análisis de todas las investigaciones que inició el Ministerio Público ya sea por delitos consumados como tentados. Por otro, cuentan con información del Sistema Informático del área que conduce Julio Conte Grand y de la compulsa de cada expediente judicial.

Los documentos son claros: allí se puede ver cómo durante 2019 se iniciaron 2185 averiguaciones, de las cuales el 42,0%, 918, corresponden a homicidios consumados que consignan 954 víctimas fatales. En 2020, se iniciaron 2109 investigaciones, con un 43,6% de homicidios consumados (919) que arrojaron como saldo 941 muertes. O sea, 1,4% menos que en el 2019. Y en 2021, hay registro de 1913 casos, de los cuales el 41,7% (797) corresponden a asesinatos que tuvieron 830 decesos, un 11,8% menos que en el 2020.

Los textos marcan, a su vez, que las zonas más calientes son recurrentes, el conurbano, La Plata y Mar del Plata pero lejos de las estadísticas criminales de Rosario, como mencionó el Frente de Izquierda o Alejandro Finocchiaro, diputado nacional de Juntos por el Cambio, con intenciones de pelear por el puesto que hoy tiene Fernando Espinoza. “La tasa de homicidios cada 100.000 personas más baja del siglo en PBA: 4,1 (cuando en 2002 teníamos 16,7 y cuando, por ejemplo, en Rosario es del orden del 22,1)”, sostuvo Carlos Bianco, el jefe de asesores de Axel Kicillof ante PERFIL. Y le pega a los “macristas”: “están exagerando al menos 4 o 5 veces la situación”.

Otros exponentes de JxC, que aparecen listos para disputar la gobernación, cargan tintas sobre Berni pero no cuestionan las cifras oficiales. Uno es Cristian Ritondo, ex ministro de Seguridad de la provincia en la era Cambiemos, quien se hace eco del promedio de homicidios anuales en su informe de gestión. Y otro es Diego Santilli, diputado nacional de JxC, que menciona que hay “una creciente crisis de inseguridad” y responsabiliza a la dirigencia por no contar con un diagnóstico. El motivo de la falta de críticas a los números es simple: Conte Grand, líder de la Procuración, ocupa su silla gracias al impulso de Cambiemos desde 2016.

Las otras disputas. Tras la primera reunión del Comando Unificado del Conurbano, que reunió a secretarios de seguridad de localidades junto con funcionarios nacionales, los intendentes de distinto signo político dejaron trascender que requieren más policías. El pedido es comprendido por parte del entorno de Berni aunque, ante este medio, destacan que la formación de efectivos no es sencilla y que los jefes comunales deberían colaborar con mayor énfasis en el reclutamiento de cadetes. “Hay intendencias que no reclutaron ni uno, se dieron cuenta que no es fácil”, aseveran.

El Comando, a su vez, contará con dos reuniones, martes y jueves, a las que se sumarán nuevos municipios, como La Plata, con “muy buenas expectativas y un trabajo coordinado”, como indican del lado de Aníbal Fernández con un dato: que pese a la polémica con la gestión de Axel Kicillof, hay 5953 gendarmes en todo Buenos Aires.