POLITICA
Los movimientos del ex presidente

Macri volvió de vacaciones, se reunió con su mesa chica y va por la presidencia del PRO

El líder del PRO volvió de vacaciones y activó una seguidilla de reuniones, mentalizado en ser el próximo presidente del partido que fundó. Idas y vueltas con La Libertad Avanza. Reunión con Pullaro. Qué pasará con Horacio Rodríguez Larreta.

Mauricio Macri 20240220
Mauricio Macri | NA

El ex presidente Mauricio Macri reunió este este martes al mediodía a su mesa chica y las versiones sobre su elección como próximo titular del PRO tomaron fuerza dentro del partido amarillo, mientras la coalición avanza hacia una "normalización", como instancia previa a un nuevo esquema de alianzas.

El encuentro tuvo lugar en Vicente López, luego de regresar a Buenos Aires tras dos meses de vacaciones en el country de Cumelén, Villa La Angostura.

Entre los presentes estuvieron el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri; el jefe de bloque de PRO en Diputados, Cristian Ritondo; la ex ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña; el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro; el diputado bonaerense Diego Santilli; el jefe de Gabinete de la Ciudad, Néstor Grindetti, y Fernando De Andreis.

Entre los puntos que se conversaron estuvieron los nuevos liderazgos. De esta manera, Macri se encamina a suceder a Patricia Bullrich y volver a conducir el partido que fundó y que lo llevó a la Jefatura de Gobierno porteño en 2007.

Mauricio Macri
Mauricio Macri. Foto: NA

Por su parte, Ritondo sería el apuntado para presidir la megasucursal bonaerense del PRO de la Provincia de Buenos Aires, mientras que Jorge Macri podría quedarse con la titularidad de la Capital Federal.

Mientras tanto, la posibilidad de que el PRO se fusione con La Libertad Avanza quedó en stand-by. Una de las curiosidades que tomó relevancia durante la jornada fue otra reunión que mantuvo Macri con el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, uno de los mandatarios que viene manifestando públicamente sus diferencias con el Gobierno Nacional.

Las turbulencias reiteradas del radicalismo con Javier Milei plantean un nuevo escenario que impacta de lleno en la composición interna del PRO, con posibles reagrupamientos.

La posibilidad de una alianza formal entre el PRO y LLA no hizo más que dejar expuesta la crisis de un sector del radicalismo (que se opone a muchas de las reformas que impulsa el Gobierno) con el macrismo.

En este mapa político emergente, Macri busca extender su influencia y mantener un diálogo activo con los gobernadores electos de Juntos por el Cambio, mientras en simultáneo se mantiene estratégicamente comunicado con Casa Rosada.

"Licuadora" y "motosierra": la sostenibilidad del ajuste fiscal genera dudas entre economistas

Apertura de ordinarias y... ¿nuevas alianzas con La Libertad Avanza?

El bloque de diputados nacionales del PRO, con su presidente Cristian Ritondo a la cabeza, también se reunió durante la jornada en la Cámara baja a la espera de definiciones partidarias y de la apertura de sesiones ordinarias.

"Es una cortina de humo. Se planteó mediáticamente pero en lo institucional no hay nada, no se está negociando nada", aclaró un diputado del PRO del interior del país a la agencia de noticias NA al salir de la habitual reunión de los martes de la bancada amarilla.

El tema de la posible convergencia del PRO en una esquema de coalición formal con el oficialismo, que podría incluir en una fase más avanzada la integración al Gobierno, se coló en la agenda de discusión del bloque, más allá de que no fue el tema principal de agenda.

Así lo pudo confirmar Noticias Argentinas en off the record, si bien públicamente todos los voceros lo desmintieron, como el propio presidente del bloque, Cristian Ritondo, al bajar a la Avenida Rivadavia luego de encabezar el cónclave.

Cristian Ritondo 20240220
Cristian Ritondo. Foto: NA

"No fue un tema de charla. Nunca existió ese tema. Hoy nosotros nos hemos comprometido a darle las herramientas de cambio al Gobierno y votamos en consecuencia", indicó en medio de un remolino de cámaras.

Y casi al pasar dejó caer un título, que tiene que ver con el compromiso del PRO a defender en el Congreso el DNU 70 de desregulación económica que para el Gobierno representa la piedra angular de su proyecto de transformación del país.

"Vamos a acompañar en todo lo que sea necesario. Acompañamos el DNU y lo vamos a expresar así con nuestro representante Hernán Lombardi", aclaró Ritondo sobre el diputado macrista que fue elegido para integrar la comisión bicameral de Trámite Parlamentario que se constituirá este jueves para abordar el DNU.

Y a propósito del contenido del proyecto de "Ley de Bases", cuyo tratamiento se cayó estrepitosamente al dinamitarse la sesión en la que se estaba votando el articulado, dijo que le gustaría que se reflotaran "muchas cosas que tenía la ley" como "el capítulo de educación y cultura, hidrocarburos y el régimen de inversiones".

"A partir del 1 de marzo se pueden presentar proyectos en conjunto (con LLA) pero más allá de lo que venga del Gobierno además tenemos un montón de proyectos nuestros", dijo y a continuación mencionó las iniciativas de ficha limpia y el voto de ciudadanos en el exterior.

Inicio de clases en riesgo: gremios docentes anunciaron que si no hay reunión por paritarias habrá paro

Crisis de identidad en el PRO: qué pasará con Horacio Rodríguez Larreta

El PRO atraviesa una crisis de identidad. Algunos sectores vinculados a Patricia Bullrich agitan ansiosamente la idea de una fusión o al menos una convergencia en un formato de coalición.

Sin embargo, la propuesta que fue fogoneada por la ministra de Seguridad y que el propio presidente Javier Milei recibió con entusiasmo, desescaló fuertemente en las últimas horas, consignó la agencia NA.

El propio Ritondo ya le había bajado el tono el lunes, cuando aseguró que "el PRO tiene una identidad partidaria propia de más de 20 años, y una construcción política a lo largo y ancho del país".

No obstante, reconoció que con La Libertad Avanza se comparten "muchas cuestiones y la visión de un cambio para la Argentina".

Este martes el referente bonaerense del PRO reforzó este concepto, al sostener que la visión de cambio compartida con LLA se ha dejado "expuesta cada vez que votamos y en el acompañamiento que hemos hecho muchos de nosotros en apoyar a (Javier) Milei en la segunda vuelta".

La decisión de poner en pausa la alianza formal con el oficialismo es, en realidad, una forma de procrastinar un desenlace que inexorablemente se va a dar para las elecciones del 2025, cuando ambos espacios políticos del espectro ideológico de la derecha evalúen que uniendo fuerzas tendrán mejores chances de derrotar al peronismo opositor.

Macri, Bullrich y Larreta
Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri y Patricia Bullrich.

En el macrismo concluyeron que antes de plantear una negociación concreta con La Libertad Avanza para integrar estructuras (por lo menos a nivel parlamentario) es necesario ir hacia la "normalización" del partido.

Con Patricia Bullrich en la rampa de salida de la presidencia, la mayoría de las ramas en las que se divide el PRO apuesta a que Mauricio Macri sea ungido en ese lugar y normalice el partido asumiendo la conducción formal.

Ritondo trabaja con ese norte y lo explicita públicamente. "Yo propongo acompañarlo a Macri como presidente del PRO. Sin duda hay consenso", afirmó este martes al caer la tarde.

"Cuando definen al PRO nos definen como macristas. Todos sentimos que la conducción del PRO es Mauricio Macri y hacerla formal tiene que ver con la normalización del partido", reflexionó.

Javier Milei recibió a Marco Rubio, el senador estadounidense que suena para ser candidato a vicepresidente de Donald Trump

La mentada "normalización del partido" se llevaría puesto a Horacio Rodríguez Larreta, fallido ex precandidato presidencial que perdió la interna con Bullrich y que ya tiene un pie afuera del PRO.

El ex jefe de Gobierno, que tuvo a Macri como mecenas y luego como verdugo, está desencantado con la deriva derechista que está tomando el PRO en épocas libertarias, y está agazapado esperando el momento oportuno (podría ser marzo) para hacer el anuncio oficial de su alejamiento.

Diplomático, y para disuadir la diáspora en riesgosos tiempos de reorganización partidaria, Ritondo aseguró que en el PRO "hay lugar para todos".

"Patricia (Bullrich), Mauricio (Macri), Horacio (Rodríguez Larreta), María Eugenia (Vidal), Diego Santilli, hay lugar para todos. La construcción de estos 20 años ha sido de estos dirigentes y muchos más que no estoy nombrando", expresó.

 

CA/ED