domingo 01 de agosto de 2021
REPERFILAR Análisis

Nos siguen vacunando

Nos vacunan desde hace un siglo: golpes de Estado, montoneros, triple A y dictaduras asesinas. Todas nos inyectaron un fanatismo criminal. Macri nos vacunó con promesas incumplidas, Cristina nos quiere vacunar con la impunidad y Alberto Fernández nos vacuna con La Cámpora. Alguna vez habrá que sacarle el culo a la jeringa.

01-02-2021 23:35

Nos siguen vacunando abajo. Comenzaron por darle otra dosis de ajuste a los jubilados. no son esenciales por lo que no hay riesgo de conflicto. ¿Quién tiró piedras al Congreso? ¿Por qué ya no llora Mirta Tundis? ¿Qué sindicato representa a los jubilados? Y aún así, aunque iniciaran un plan de lucha, ¿a quién podría afectar una huelga de jubilados? Ni siquiera hubo cadenas de videítos pidiendo por ellos. Actores, intelectuales, científicos, mostrando el cartelito "Con los jubilados, no". Los abuelos son de todos, pero que los defienda otro.

Para esos actores militantes la patria ya no está en peligro ni está mal volver al Fondo Monetario. Tampoco hay ajuste, ni se violan los derechos humanos. Tal vez se quedaron sin batería en los celulares, o quizá la dosis de relato inoculado hizo en ellos un efecto de olvido de lo que al menos les debería dar un poco de vergüenza.

Omar De Marchi: "Vamos a visitar la Formosa real, no el tour que hizo Pietragalla"

Nos vacunan desde hace un siglo. Golpes de Estado, montoneros, triple A, dictaduras asesinas, todas nos inyectaron un fanatismo criminal. El suero oral de la democracia que aplicó Alfonsín hace casi 40 años todavía previene contra las dictaduras aunque hay que darse continuamente un refuerzo, mejorar la fórmula y mantener la cadena de frío para no dejarse llevar por calenturas extremas.

Menem nos vacunó con la Triple: liquidó las empresas del Estado, convirtió a los burócratas sindicales en millonarios y dejó instalado el virus de la corrupción que infectó todo el sistema. Con la vacuna de los derechos humanos, Kirchner encubrió fraudes, estafas, peajes y coimas.

Para esos actores militantes la patria ya no está en peligro ni está mal volver al Fondo Monetario

Nadie del gobierno, ni un artista, ni un intelectual, ni un representante de los organismos de derechos humanos se brota, ni reacciona o denuncia lo que pasa en la Formosa de Gildo Insfrán, templo peronista según Guillermo Moreno. La vacuna cómplice funciona. Alperovich no fue juzgado y expulsado del Congreso por violar a su sobrina. Victoria Donda sigue en su cargo. Macri nos vacunó con promesas incumplidas, Cristina nos quiere vacunar con la impunidad y Alberto Fernández nos vacuna con La Cámpora. Alguna vez habrá que sacarle el culo a la jeringa.