lunes 26 de septiembre de 2022
SOCIEDAD Video

Escándalo en Chaco: médicos reían y aplaudían mientras reanimaban a un paciente que al final murió

El repudiable hecho ocurrió en el Hospital Perrando. Los médicos y enfermeros involucrados fueron apartados.

15-09-2022 11:50

Un hecho lamentable salió a la luz este miércoles 14 de septiembre en el Hospital Perrando, el principal nosocomio de la provincia de ChacoAllí se viralizó un video en el que se observa a un grupo de médicos y enfermeros reírse a carcajadas y aplaudir mientras le estaban haciendo maniobras de reanimación a un paciente, que finalmente murió.

“Los brazos firmes, doctora", se escucha decir a un hombre mientras otra persona, aparentemente la que filmaba la situación, decía: "Arriba y abajo". Todo esto acompañado de las risas a carcajadas y los aplausos.

Para probar que era médico publicó un video de una cirugía y ahora lo quieren despedir

El descargo de una de las médicas involucradas en la reanimación

La doctora Adriana Mónica Perroni fue una de las que protagonizaron el repudiable hecho y realizó su descargo en diálogo con La Radio FM 104.7: "Fue una falta de respeto al paciente y al acto médico. Es muy grave lo que se hizo, reírse de la muerte de un paciente ante el dolor de una familia que estaba esperando que nosotros le dijéramos si había sobrevivido o no, eso es terrible, demuestra falta de humanidad".

"En el acto médico estábamos involucrados tres médicos: uno hacía masajes cardio, yo hacía ACLS (Soporte Vital Cardiovascular Avanzado). Estaba abocada en ese momento al masaje cardíaco, nos turnábamos con los otros dos médicos, con el enfermero que se ve al lado mío, otra persona cronometraba el tiempo y otra que había sido designada por mí se encargaba de administrar la medicación. El paciente salió del paro en dos ocasiones, a la tercera no lo pudimos sacar. Para nosotros la situación fue muy estresante”, señaló Perroni.

En esa línea, la profesional que lleva 33 años trabajando en el hospital y es miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, aseguró: "Nosotros siempre nos vemos muy afectados por lo que pasa con el paciente aunque no se nos note, cada vida que está en nuestras personas lo interpretamos como si fuera la de un hijo".

RCP: una maniobra vital

Asimismo, dijo que no se dio cuenta de que la estaba filmando: “Yo en el momento solo me dediqué en el paciente, uno se bloquea y está en el acto médico. Todo lo que queda fuera de eso, uno no lo registra, me dediqué a reanimar, ver el monitor, dar instrucciones, no lo vi, esa persona trabajaba en la terapia intensiva en ese momento, ahora no está más ahí, no sé dónde está, eso corresponde a las autoridades”.

Finalmente, comentó que la persona que filmó la escena "es una persona que se equivocó de profesión, que no tenía vocación, que tal vez entró pensando que tenía una salida laboral y por eso hizo enfermería. Esta chica se equivocó de profesión y tiene que ir pensando en estudiar en otra cosa”.

"Quiero que se queden tranquilos. Y digo lo que siempre digo: si a alguno de mis hijos les pasa algo en la vía pública tiene que ir al Perrando, es la mejor terapia de la zona”, concluyó.

Una ONG que convoca a médicos para ayudar a personas en situación de calle

La directora del Hospital Perrando calificó de "lamentable" el hecho

Nancy Trejo, directora del Perrando, habló en su perfil de Facebook: "Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero quiero informar que junto a asesoría legal de la Institución se están llevando a cabo las acciones correspondientes y necesarias".

"El acto médico es un conjunto de acciones que recibe el paciente y que tiene como objetivo la recuperación del mismo y en la ética médica y en la normativa vigente se contemplan estos derechos: asistencia, trato digno y respetuoso, intimidad y confidencialidad”, siguió.

La reanimación cardiopulmonar salva vidas

Y señaló que el nosocomio “reprueba y rechaza las imágenes recientemente publicadas en una filmación donde es evidente el espíritu jocoso de los presentes, que si bien no interfirieron en el acto médico, son hechos que desde ninguna manera se van a pasar por alto”.

“La difusión de imágenes sin consentimiento es una de las violencias más frecuentes en entornos digitales y se debe colocar la culpabilidad tanto en quien envió y subió a una red como en quien las difundió”, concluyó la directora del hospital.

ED