miércoles 01 de febrero de 2023
SOCIEDAD REINO UNIDO

Estuvieron casados 72 años, fallecieron juntos y fueron enterrados en el mismo ataúd

Alan y June King se enamoraron cuando tenían 15 años. Como fallecieron tan solo con 21 horas de diferencia, la casa funeraria permitió que ambos estuvieran uno al lado del otro en el mismo ataúd, tomados de la mano.

12-12-2022 21:15

Los británicos Alan y June King se conocieron en el trabajo cuando tenían 15 años y disfrutaron 72 años juntos. Lo que comenzó como un amor adolescente se terminaría convirtiendo en una historia de vida compartida incluso en la muerte, ya que ambos fueron enterrados en el mismo ataúd mientras se tomaban de la mano.

June murió el 9 de junio de 2022, a los 87 años, en el asilo de ancianos Brookfield Nursing Home ubicado en Dronfield, Inglaterra. Al día siguiente, alrededor de 21 horas después, y a la misma edad, Alan murió en el hospital Chesterfield Royal, donde estaba siendo tratado por cáncer.

El amor vence al tiempo: se conocieron en la juventud, se volvieron a encontrar y se casaron 60 años después

Llegaron al mundo de manera separada, se encontraron y se despidieron juntos. Ambos tuvieron un funeral conjunto el jueves 8 de diciembre en el Crematorio de Hutcliffe Wood. Sumado a esto, estaban acostados uno al lado del otro en el mismo ataúd, tomados de la mano como habían hecho gran parte de sus vidas.

Su hijo, Alan King, comentó al Yorkshire Post que sus padres "fueron inseparables hasta el final". "Fue realmente apropiado que pudieran compartir un ataúd y tomarse de la mano por última vez porque habían estado juntos toda su vida y eran muy felices juntos", afirmó.

Además, explicó que "no podía creer" que sus padres murieran con tan solo 21 horas de diferencia. "Las probabilidades deben ser bastante astronómicas", comentó. Y agregó: "Me gustaría decir cuánto los extrañaremos y lo agradecido que estoy por todo lo que hicieron por mí".

La historia de amor Alan y June

Antes de encontrarse, ambos vivían en Dronfield Woodhouse, un distrito ubicado en Derbyshire, Inglaterra. Se conocieron durante la adolescencia en la imprenta Arnold Biggins and Sons, donde los dos jóvenes de 15 años comenzaron a trabajar.

En 1959, decidieron llevar su relación más allá y casarse luego de que Alan completara sus tres años de servicio militar en Alemania. Además, tuvieron un hijo, quien también se llamó Alan. Durante 63 años habitaron juntos en la misma vivienda social en Dronfield Woodhouse. Solamente estuvieron separados brevemente hacia el final de sus vidas debido al deterioro de salud de ambos. En total, compartieron 72 años de sus vidas.

Durante toda su vida laboral, Alan permaneció en la industria de la impresión, mientras que June fue variando en sus ocupaciones. Entre los roles que desempeñó, llegó a trabajar en una cantina, una empresa de ingeniería y como ama de casa.

Se conocieron por casualidad y no se separaron más: así fue el amor entre Carlitos Balá y Marthita Venturiello

Alan también era operador de cine en Dronfield Picture House, así como un fotógrafo entusiasta. Incluso una vez vendió al Daily Mirror una foto del accidente en Coniston Water que mató al reconocido piloto de carreras Donald Campbell cuando intentaba romper el récord de velocidad en el agua. Sumado a esto, era un fanático de los dardos y representaba a Derbyshire en este juego.

June, por su parte, cuando era niña tuvo una mastoiditis severa, una infección que afecta el hueso mastoideo que se encuentra detrás del oído. Por este motivo, tuvo que realizarse una cirugía que afectó su memoria por el resto de su vida. Sin embargo, según su hijo ella era "muy divertida" y siempre fue "la vida y el alma de cualquier fiesta".

La pareja compartía el amor por el campo de Derbyshire y disfrutaban de muchos viajes juntos a lugares como la mansión británica Chatsworth House. Incluso pidieron que sus cenizas sean esparcidas en Shillito Woods, uno de sus sitios favoritos.

Su hijo agradeció a la funeraria Michael Fogg Family Funeral Directors por organizar el velatorio. Además, le pareció un detalle encantador la sugerencia de que sus padres pudieran acostarse uno al lado del otro en el mismo ataúd.

MB / DS