lunes 25 de junio de 2018 | Suscribite
ELECCIONES2017 / #PerfilElectoral
lunes 23 octubre, 2017

Cambiemos pasó de la cautela a la euforia

Consiguieron la meta de superar el 40% a nivel nacional y de derrotar a Cristina en la provincia.

por Ezequiel Spillman

Mauricio Macri su familia, y parte de su equipo celebra la amplia ventaja conseguida en las legislativa. Foto: Pablo Cuarterolo


El oficialismo tuvo su noche soñada. La victoria por arriba del 40% a nivel nacional y sobre todo la derrota de Cristina Kirchner colocaron a Cambiemos en su resultado ansiado.

“No vuelve más, no vuelve más”. El cántico, eufórico por momentos, de la militancia de Cambiemos en el búnker de Costa Salguero fue un desahogo: el Gobierno había derrotado a CFK en la Provincia y ganado en los cincos distritos más grandes del país, que representan un 66% de la población.

Durante gran parte del día los chats de Whatsapp de funcionarios y dirigentes del oficialismo cruzaban información. Muchos aseguraban que se podía superar el 40% a nivel nacional y que el territorio bonaerense se ganaba por tres puntos. De esto dialogaron al mediodía, entre milanesas de carne con exceso de ajo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, junto a un gran grupo de colaboradores y funcionarios porteños y bonaerenses en la residencia de Olivos. Estaban tranquilos pero la duda sobre si finalmente los vaticinios se darían fueron el tema excluyente. Entre otros, el vicejefe porteño, Diego Santilli – quien luego se fue a buscar a Elisa Carrió para acompañarla a votar-, y el jefe de la campaña bonaerense, Federico Salvai, usaron el quincho de Olivos para relajarse e intercambiar datos.

Solo Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal almorzaron con sus familias, mientras el presidente Mauricio Macri hacía lo propio con Carrió. 

El clima en el búnker fue mutando: de la cautela inicial y las tímidas voces de victoria a la euforia, ya pasadas las 22.30, con el resultado en la Provincia definido. Vidal, quien llegó a la planta baja del VIP del búnker con sus hijos y sus dos mejores amigas como escoltas, repasó el discurso con su mesa chica, integrada por Salvai, Federico Suárez (Comunicación), Mariano Mohadeb (Medios) y Fabián Perechodnik (secretario General), a los que se sumaron los candidatos del G5 y el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari. Un último integrante sorpresa pidió debutar arriba del escenario: Jaime Durán Barba.

Vidal arrastró también victorias en Lanús, Pilar, San Fernando y Tigre, cuatro de los distritos donde logró dar vuelta los resultados con respecto a las PASO.

En el oficialismo festejaban hasta última hora la nacionalización del resultado: cerca del 42%, un escenario con el que soñaban Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y los estrategas de la Casa Rosada.

Con el discurso ya armado, Macri subió al escenario absolutamente solo para capitalizar el resultado electoral. Al final, aparecieron los globos y el papel picado bajo los gritos del “sí se puede” de la militancia. La noche seguía en el boliche Caix. Un oficialismo que tuvo su noche soñada.


Comentarios

Lo más visto

 

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4306

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.