lunes 10 de mayo de 2021
ACTUALIDAD Ciudad de Buenos Aires
24-04-2021 20:41

Con una clase abierta en Plaza de Mayo, reclamaron escuelas abiertas

Organizado por "las mamis del chat", el evento tuvo lugar en medio de la disputa entre el Gobierno nacional y el Ejecutivo porteño. Galería de imágenes.

24-04-2021 20:41

Un grupo de madres y padres de alumnos de los niveles inicial, primario y secundario de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires realizaron clases abiertas hoy en Plaza de Mayo, frente la Casa Rosada, en reclamo por el mantenimiento las clases presenciales, pese a la segunda ola de COVID-19.

La manifestación comenzó a las 16 de este sábado 24 de abril, convocada por "Mamis del Chat" y Madres X los derechos", dos agrupaciones nacidas en paralelo al conflicto entre el Gobierno Nacional y el Ejecutivo porteño por la apertura de escuelas durante la pandemia.

Reclamo por las clases presenciales en Plaza de Mayo.
Clases de cara a la Pirámide de Mayo y el Cabildo.

Alrededor de 50 chicos de entre 5 y 10 años se congregaron frente a la Casa Rosada para el evento durante casi dos horas. "Si no, los chicos se aburren", contó una madre a PERFIL.

En pupitres dispuestos con la debida distancia sobre la Plaza de Mayo, para evitar el peligro del coronavirus, los alumnos asistieron a una charla sobre la casa de gobierno, la plaza, El Cabildo y Domingo Faustino Sarmiento.

"Profundo. Épico. Con el cielo y nubes. Y bandera a media asta", describió otra madre a este medio, mencionando el detalle del duelo por la muerte del ministro de Transporte Mario Meoni. "Muy lindo en general, madres emocionadas por ver a sus chicos con ganas de aprender", agregó la participante en diálogo con PERFIL.

Vizzotti puso en duda la vuelta a clases: "Dependerá de la velocidad de los casos"

 Clases abiertas en Plaza de Mayo. Crédito: Jimena Blanco
 Clases abiertas en Plaza de Mayo. Foto: Jimena Blanco

Clases presenciales: segunda ola y disputa política

La disputa político-judicial por las clases presenciales se desató hace apenas unos días, pero se sustenta en buena parte en un 2020 en el que prácticamente no hubo escuelas abiertas, con la consiguientes deficiencias de la escolaridad virtual en un país con más del 50% de niños pobres. 

Con el crecimiento de casos en la segunda ola de COVID-19 el presidente Alberto Fernández firmó el DNU 241 el jueves 15 de abril pasado, para formalizar las medidas anunciadas el miércoles. Entre otras cosas, el decreto de necesidad y urgencia suspendía las clases presenciales hasta el 30 de abril en zonas de alto nivel de contagios de coronavirus, lo que incluía al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La decisión fue consensuada por Fernández con el gobernador bonaerense Axel Kicillof, partidario junto a su gabinete de volver a fase 1 de la cuarentena, pero sin consultar al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Cumbre de Olivos Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta por nuevas restricciones en cuarentena
Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta en Olivos. No hubo acuerdo por las clases presenciales.

Presionado en parte por el "ala dura" de Juntos por el Cambio, que en 2020 hizo de las escuelas abiertas una de sus banderas opositoras, el titular del Ejecutivo porteño rechazó la medida y anticipó que las clases en la Capital seguirían siendo presenciales. Rodríguez Larreta reclamó un encuentro con Alberto Fernández, que tuvo lugar en la Quinta de Olivos el viernes 16. Solo sirvió para la foto: ninguna de las dos posturas se modificó.

La discusión pasó entonces al plano judicial: grupos de madres y padres de alumnos porteños presentaron recursos de amparo para mantener las escuelas abiertas. El domingo 19 de abril, en la víspera del que sería el primer día sin clases presenciales, los jueces de la sala IV de la Cámara de Apelaciones de la Ciudad de Buenos Aires hicieron lugar al planteo y ratificaron la apertura escolar. 

Expectativa por si la Corte se abocará solo a la cautelar o si define la cuestión de fondo

Al día siguiente, la Corte Suprema de Justicia de la Nación aceptó discutir el tema y se declaró competente para saldar la materia. La definición se conocería recién a partir de este lunes 26 de abril, apenas días antes de que termine el plazo de las restricciones del DNU 241. Sin embargo, con el panorama epidemiológico actual nadie descarta más cierres, incluso en la Ciudad de Buenos Aires.

El martes 20, después del pronunciamiento del máximo tribunal, el juez Esteban Furnari, del fuero Contencioso Administrativo Federal, hizo lugar a un pedido del procurador del Tesoro, Carlos Zannini. El funcionario había solicitado admitir la competencia federal, declarar la inhibitoria para entender o resolver sobre el tema de la Justicia de la Ciudad y enviar el expediente a la Corte Suprema, por ser de competencia originaria.

No obstante, la Ciudad de Buenos Aires desconoció el fallo y declaró ese mismo día que las clases presenciales seguirían "hasta tanto se expida la Corte Suprema". Si bien en los últimos días ambos sectores le bajaron el tono a la discusión, todavía no parece haber solución a la vista.

 

FF

En esta Nota