BLOOMBERG
TENSIÓN INTERNACIONAL

La guerra en Medio Oriente y la invasión rusa a Ucrania dividen al G20 y amenazan con paralizar la reunión

Los conflictos bélicos podrían llevar al Grupo de los 20 a poner el foco del debate durante el foro anual en la economía, aunque eso le restaría relevancia al evento.

Preparations Ahead of Group of 20 Leaders' Summit
Preparations Ahead of Group of 20 Leaders' Summit | Bloomberg

Los países del Grupo de los 20 están tan divididos sobre la guerra entre Israel y Hamás y la invasión rusa de Ucrania que este año podrían verse obligados a reducir el alcance del foro para evitar por completo las cuestiones geopolíticas, según fuentes con conocimiento directo.

Eliminar todos los temas políticos delicados de las declaraciones del G20 restaría la relevancia al formato, dijo una de persona, que habló bajo condición de anonimato. Pero eso daría al grupo la oportunidad de llegar a un consenso sobre otras cuestiones.

Los ministros de Relaciones Exteriores del G20 se reunirán en Río de Janeiro a partir del miércoles, ocasión en que se espera que el grupo discuta el conflicto en Medio Oriente. Para complicar el encuentro, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, comparó el fin de semana la guerra de Israel contra Hamás con el exterminio de judíos por parte de Adolfo Hitler durante el Holocausto.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Lula marca la pauta para el llamado sur global, ya que Brasil ostenta la presidencia rotatoria del G20. Varios países latinoamericanos han retirado a sus embajadores de Israel en medio de su guerra contra Hamás, y Sudáfrica presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia, acusando a Israel de genocidio.

G20

El Grupo de los Siete representa a Estados Unidos y sus principales aliados, mientras que el G20 reúne a países de todo el espectro, incluida China, por lo que se convierte en un foco de disputas globales. Israel no es miembro del G20.

En vísperas de la reunión de cancilleres, así como de un encuentro de ministros de finanzas la próxima semana, funcionarios que representan a países del sur global, incluidos Sudáfrica y Brasil, han manifestado que quieren que su postura de que Israel está cometiendo genocidio contra el pueblo palestino quede reflejada en cualquier declaración conjunta del G20, según las fuentes citadas.

Esta formulación ha sido rechazada por varios otros países del G20, entre ellos EE.UU. y Alemania, señalaron las personas.

Brasil ha explorado estrategias para evitar que la guerra entre Israel y Hamás y el conflicto ruso eclipsen el resto de la agenda, como emitir una declaración única al final de la presidencia de Brasil en noviembre, en lugar de después de cada reunión ministerial, según las fuentes.

Algunos miembros que representan al sur global han argumentado que el G20 debería eliminar cualquier referencia a los conflictos geopolíticos, incluida la guerra de Rusia contra Ucrania, ya que se considera imposible llegar a un acuerdo sobre estas cuestiones, dijeron las personas. El resultado podría ser que cualquier declaración futura del G20 sea más breve y menos política.

Una joven secuestrada por Hamas reveló "el único motivo" por el cual no fue violada por su captor

Enfoque económico

También significa que el formato del G20 volvería a centrarse en su objetivo inicial de fomentar la cooperación económica y fortalecer la resiliencia fiscal para evitar que se repita una crisis financiera mundial, según las fuentes.

Durante una reunión celebrada en Marruecos en octubre, pocos días después de que Hamás lanzara su mortífero ataque contra Israel, los jefes de finanzas del G20 llegaron a un acuerdo sobre un comunicado en el que no se mencionaba el conflicto, subrayando la lucha del foro por abordar conflictos considerados amenazas para la economía mundial.

Esto se produjo después de una cumbre del G20 celebrada en India en septiembre, donde los líderes, después de días de disputas, lograron llegar a texto de compromiso sobre la invasión rusa de Ucrania, que recibió los elogios de EE.UU. y sus aliados, pero suscitó las críticas de Kiev.

Israel insiste en la necesidad de destruir a Hamás tras el ataque del 7 de octubre contra comunidades del sur de Israel, en el que murieron 1.200 personas. Más de 29.000 personas han fallecido en Gaza desde que Israel comenzó su ofensiva de represalia, según funcionarios de salud del territorio gobernado por Hamás.

EE.UU., la Unión Europea y otros países consideran a Hamás una organización terrorista.

Traducido por Paulina Munita.