Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 14 de octubre de 2019 | Suscribite
COLUMNISTAS / politica argentina
domingo 16 diciembre, 2018

Cara de mujer

.

por Carlos Acosta

Cristina-Eva. “Ambas jugaron fuerte y ya forman parte de nuestra historia”, dice el autor. Foto: afp
domingo 16 diciembre, 2018

Las mujeres siguen siendo las grandes protagonistas de la política argentina. Históricamente, la buena imagen/prensa no estuvo de su lado. De Isabel Perón a María Julia Alsogaray y Adelina Dalesio de Viola, entre otras, no tenemos el mejor recuerdo; hubo dos que marcaron fuertemente la cancha, cada una en su época: Evita y Cristina. Hasta hace no mucho tiempo, a las mujeres se las podía descalificar y no necesariamente por su gestión sino por su género. Cabareteras, locas, gordas, yeguas fueron algunos de los agravios que recibieron; después del #Metoo la cosa no será tan sencilla. Salvando las diferencias, a Evita y Cristina se las puede endiosar, criticar, demonizar… lo que no se puede negar es que, proviniendo del peronismo, ambas jugaron fuerte y ya forman parte de nuestra historia. Cristina, la más reciente y con vigencia absoluta.

Dicho esto, y tratando de imaginar el escenario 2019, si consideramos la performance del Gobierno (que según un trabajo de Chequeado.com solo dos de las veinte promesas de campaña fueron cumplidas), la inflación, la caída de la economía, del consumo, el incremento de la pobreza, entre otros “no logros”, y las dificultades que tienen el peronismo y el kirchnerismo para una construcción electoral atractiva, le devolvió protagonismo a Cristina y no por decisión estratégica de Duran Barba, sino simplemente por mala praxis política.

Y Cristina no estará sola, pues las mujeres ocupan cada vez más espacio ya que, además de CFK y obviamente MEV (María Eugenia Vidal), estará Margarita, que cobrará un mayor protagonismo, no solo mediático; el poder de fuego de Carrió es cada vez más fuerte en una interna que deberá resolver la nueva propuesta electoral de Cambiemos; se revitalizará el rol de Carolina Stanley para tratar de atenuar una pobreza en aumento, y también lo hará la ex montonera Patricia Bullrich con su expertise sobre armas y protocolos en un momento en que la seguridad es una demanda social transversal y que aún no pudo resolver.

¿Tendremos que darle la razón una vez más a Beatriz Sarlo, que en su columna de PERFIL del domingo trató a Mauricio Macri de ignorante? En esto también una mujer tiene la razón de su lado.

¿Qué hará el Gobierno frente a sus nuevos desafíos? Cambiemos tiene una bala de plata, y es MEV, la única que les puede ganar a todos. Esto no surge ni de los focus groups, ni de la data (big, small o smart), ni de lo que puede leerse en las redes sociales sino del sentido común, tan poco común en la política argentina.

En condiciones como las actuales, y con la falta de perspectivas, no hay reelección posible porque los pueblos no se suicidan. Solo MEV conserva credibilidad, sensibilidad y capacidad de empatizar transversalmente. También otra gente de Cambiemos: gente de su equipo en la provincia de Buenos Aires, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, Dante Sica, y algunos radicales como Sanz, Negri y Lousteau, que merecen la oportunidad que todavía no han tenido en tres años de gestión. Convocar a un gobierno de consenso, pero real, no discursivo como el que viene relatando el oficialismo, ya que luego de un triunfo electoral puede liderar con legitimidad y firmeza. De no aceptar, sería una verdadera lástima que MEV volviera a su casa, más allá de que, por su juventud, su futuro político seguirá siendo inmenso. Macri debería vencer su narcisismo y metabolizar su fracaso; asumir que su rol fue el de “posibilitador” para salir de un infierno y pasar a otro estadio de mayor bienestar, que prometió y no supo construir.

Hay que recurrir a la historia que tanto les cuesta leer y saber. Macri dejaría el poder debilitado (y además en una posición vulnerable por las deudas de su familia en la Justicia). Sin dudas, tendrá un futuro más tranquilo sin el peronismo en el poder. Hoy por hoy solo MEV puede evitar ese regreso.

En la semana en que el Gobierno cumple su tercer año de mandato, Carlos Pagni, conocedor como pocos del pensamiento más íntimo de la mesa chica del Gobierno, en su editorial de Odisea (LN+), el pasado lunes comentó que Macri está convencido de que va a ser reelecto sin necesidad de llegar al ballottage. Hernán Iglesias Illa, subsecretario de Comunicación Estratégica del Gobierno, sostuvo en una nota en La Nación, demostrando un pensamiento casi autista, que "Cambiemos recién comienza", ignorando los tres años ya de inoperante gestión.

¿Tendremos que darle la razón una vez más a Beatriz Sarlo, que en su columna de PERFIL del domingo trató a Mauricio Macri de ignorante? En esto también una mujer tiene la razón de su lado.

*Periodista. Director y editor de Reporte Publicidad.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4782

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.