lunes 26 de septiembre de 2022
CóRDOBA AGITACIÓN INTERNA EN EL PJ

Re reelección: un laberinto de versiones que confluyen en “la lapicera” de Schiaretti

Hay rumores de todo tipo, pero voces de peso advierten que “algo se está gestando”. Por lo pronto, asoman tres certezas. El planteo por la re-re sigue vigente y vuelve a cobrar fuerza, aunque choca con quien tiene el uso exclusivo de la lapicera. Ante este reclamo, Llaryora se muestra encolumnado tras la decisión de Schiaretti. En lo que le toca, despliega un mensaje de “contención” en su eventual futuro gobierno. Aflora la alternativa judicial.

19-09-2022 12:00

La derrota en Marcos Juárez convulsionó al peronismo y expuso cierto enojo acumulado de intendentes de la región con los estrategas de la campaña, cuya onda expansiva llega hasta la propia cúpula del PJ cordobés. También miran con desconfianza a la “vieja guardia” legislativa, intuyen que “algo se está gestando” por la re reelección.

En este estado de agitación interna, resurgió con fuerza el planteo puertas adentro en torno a quitar el cepo de la ley que impide a jefes de gobierno con dos períodos consecutivos no poder pelear por un nuevo mandato en 2023. Por el lado de Schiaretti, casi que lo archivó, al no encontrar un socio en el radicalismo que pague el “costo político” a la reforma de la ley sancionada en 2016.

En medio del reclamo desde el interior, hay voces de peso dentro del peronismo que advierten que más que los intendentes quienes preparan “una jugada fuerte” son algunas espadas legislativas en torno al reclamo de la re re. “Algo se está gestando”, coinciden varias fuentes, pero no hay precisión de qué será.

Efecto Marcos Juárez: el impulso de Juntos por el Cambio arrincona al peronismo

En este mar embravecido de la política, aflora el enojo de un grupo de intendentes que apunta a la “vieja guardia” y hasta al propio mandamás del PJ por el “manoseo” ante esta demanda puntual que no se le encuentra solución al máximo nivel de conducción.

Jefes comunales peronistas así describen a PERFIL CORDOBA, en una postura del conjunto, el estado de situación, aunque por lo bajo para no desafiar el poder de Schiaretti.

En medio de las múltiples versiones que agitan la interna en el PJ, hay un par de certezas: el reclamo por la re reelección sigue vigente y algunas espadas insisten en que “a este error hay que enmendarlo” en alusión a la “retroactividad” de la ley. También asoma la alternativa judicial, de forma incipiente, pero el planteo podría llegar en el corto plazo a tribunales.

A su vez, todos tienen en claro –oficialistas y opositores–  que el dueño de la lapicera es Schiaretti, pese a que algunos intendentes le reclaman a Martín Llaryora que motorice la demanda ante el gobernador, bajo una intimación solapada de no pegar las elecciones locales a la fecha que fije El Panal para la contienda provincial y no poner el lomo en la campaña.

En el llaryorismo. En el círculo íntimo del intendente capitalino, instalado como el candidato del PJ para retener la gobernación, expresan un duro rechazo a la amenaza de sus pares del interior. El mensaje que bajan es muy claro: Llaryora “no se va a pelear” con Schiaretti por el tema de la re reelección. El “único dueño de la lapicera” es el gobernador, afirman.

En el caso de que no se levante el cepo de la ley 10.406 -todo apunta en ese sentido- en el entorno llaryorista hablan de contención: a los jefes comunales que no puedan repetir, pero que “jueguen bien” en 2023, “se los va a contener” en el futuro gobierno.

Schiaretti y Llaryora reconfiguran la hoja de ruta y siguen en la búsqueda de su propio ‘kilómetro 0’

En última instancia, si la interna en el PJ se desmadra, son muy pocos los que ven ese escenario, el núcleo chico llaryorista insinúa un “plan B”, ir por un período más en el municipio. “A esa elección la ganamos caminando”, remarcan. “Los compañeros del interior tendrán que buscar un candidato” que retenga el poder en la provincia. ¿A ver qué hacen?”, desafían.

No obstante, todos los caminos llegan a un mismo destino: el principal despacho del Centro Cívico. Más allá de que se diga que el tema pasa por la Unicameral, la venia está en manos del titular del Poder Ejecutivo.

Costo político. En este plano, Schiaretti se muestra intransigente y es lógica su postura, razonan espadas legislativas del oficialismo. La modificación a la ley 10.406 debe salir por consenso con sectores de la oposición. Los jefes comunales afectados rechazan la “retroactividad” de la norma. Por tal motivo, demandan la modificación del artículo 7 de la ley para que se tome como primer mandato el período 2019-2023, y no el 2015-2019. «No es una reelección indefinida», remarcan.

Las miradas siguen apuntando a la bancada UCR ante el costo político compartido que requiere la reforma. Durante la semana pasada, el tema se volvió a conversar internamente ante la versión de que habría dos legisladores que podrían desmarcarse del rechazo generalizado. Según confió una alta fuente del bloque a PERFIL CORDOBA, la postura de los nueve sigue inalterable.

Sara Majorel: "Viene una oleada de transformación y somos el puntapié inicial"

Vía judicial. Por lo pronto, un grupo de intendentes del PJ no ocultan su descontento con la “vieja guardia” legislativa. Miran con desconfianza los pasos que darían en torno a un cierto “artilugio” que emplearían para ellos si seguir en la banca.

“No tengo ganas de que me jubilen tipos que hace 60 años viven de la política”, señaló un jefe comunal que consigue apoyo de Nación para su territorio y está enrolado en la demanda de la re re.

El mismo intendente adelantó a este periódico que algunos de sus pares han instruido a sus letrados para analizar la vía judicial ante la falta de respuesta legislativa. No hay plazos para una presentación, pero si son conscientes que de producirse tiene que ser con un margen de antelación al inicio del mundial de fútbol.

Ranking de gobernadores: dos radicales y un peronista moderado tienen la imagen positiva más alta

Sostuvo además que hace falta que 10 o 15 sean la punta de lanza para que se sume el grueso de los afectados al planteo en tribunales. Por su parte, los radicales que están en la misma situación aguardan con ansias los movimientos de sus pares peronistas. 

¿Qué está en juego? De mantenerse el cepo de la ley 10.406, en el universo de intendentes que no podrían acceder a un tercer mandato la mayoría son de Hacemos por Córdoba (unos 137), aunque hay 73 de signo radical. En menor proporción también alcanza a dirigentes del Frente de Todos (43), del PRO y vecinalistas.