martes 18 de mayo de 2021
ECONOMIA Reservas
18-08-2020 20:12

Economistas prevén mayor cepo en corto plazo

Economistas creen que el canje de deuda atenuará apenas la tensión cambiaria y vaticinan devaluación.

18-08-2020 20:12

Aunque en el gobierno aseguran que no planean restringir o eliminar el cupo mensual de US$200 de compra para ahorro, algunos economistas prevén un endurecimiento del cepo cambiario en el corto plazo para frenar el drenaje de reservas, y ven probable una devaluación a mediano plazo. 

Si bien creen que puede atenuarse un poco la presión sobre el mercado cambiario cuando se concrete la reestructuración de la deuda, los analistas advierten que la demanda de la divisa americana continuará porque el problema de fondo es que “sobran pesos”, y el dólar oficial “está atrasado”.

A pesar del anuncio de un acuerdo con los acreedores internacionales por la deuda, la compra de dólares por parte de minoristas siguió candente.

Según datos oficiales, en junio un total de 3,3 millones de personas compraron los US$200 mensuales, lo que derivó en un monto de US$ 618 millones, mientras que en marzo este valor no superaba los US$7 millones. 

Dólar: privados esperan brecha más grande, mayor presión y nuevas restricciones

“La estimación para el mes de julio, sobre la base del incremento en la recaudación del impuesto PAIS, es que 4 millones de personas habrían comprado divisas en el mercado oficial”, calculó un informe de GMA Capital. 

“Para sostener la demanda de divisas, el Central tuvo que vender U$ 568 millones en julio y US$477 millones en lo que va de agosto. Esta dinámica impactó de lleno sobre las reservas internacionales. Desde el comienzo de la cuarentena hasta la fecha, las reservas netas se contrajeron en casi USD 3.000 millones, y en agosto perforaron los US$ 10.000 millones”, precisó el análisis.

Al ser consultado por esta situación, el presidente Alberto Fernández admitió el sabado en declaraciones radiales que la gente compra US$200 dólares por mes y eso genera una demanda muy grande” y se refirió a la posibilidad de tomar medidas, pero horas después, voceros del Ministerio de Economía rectificaron al mandatario al afirmar que “continúa la operatoria del dólar ahorro vigente, no hay cambios”, y argumentan que  “no solo no se piensan en restricciones” sino que “se aguarda” que luego del canje de deuda “va a haber menos presión sobre el frente cambiario”.

Al respecto, en PPI evaluaron:  “El Gobierno confía en que el canje le dará más aire a las cotizaciones del dólar. Como fue con la noticia del acuerdo, es probable que tenga un efecto positivo de corto plazo, pero de mantenerse los desequilibrios fiscales y monetarios, la demanda seguirá presente y cada vez con más fuerza”. 

“En este sentido, y sin señales de un plan económico en el corto plazo, el escenario de una devaluación del dólar oficial se torna cada vez más probable, licuando también los pasivos del BCRA y del Gobierno Nacional”, analizaron. 

¿Qué hacemos con los dólares?

El economista Fernando Marull estimó a PERFIL que “con esta dinámica perdiendo US$ 50 millones por día no te alcanza más que para diciembre, no llegas al 2021 sin posiblemente un salto cambiario”

“Hoy tenes US$ 8.500 millones de reservas, a este ritmo de (demanda) de dólar ahorro son 1.000 millones por mes, más importaciones, más algunos pagos de deuda, no te alcanza más de cuatro meses. No va a quedar otra más que, primero endurecer el cepo, y como última alternativa van a devaluar”, vaticinó.

En este marco, Marull auguró que “posiblemente en septiembre” haya nuevas restricciones al dólar ahorro.

“Los próximos pasos para mí van a ser endurecer más el cepo tanto importadores como el dólar ahorro, yo no veo que lo mantengan el dólar ahorro, más allá del discurso, no les creo que no van a tocarlo .Creo que la primera opción va a ser más cepo para no perder más reservas, y si no lo logran, en algún momento van a tener que tocar el tipo de cambio”.

Según su visión, puede haber algún tipo de alivio “cuando se comunique el resultado del canje” pero “no creo que se descomprima el mercado cambiario porque lo que está generando esta dinámica es que el dólar está atrasado, y el mercado ya sabe que en algún momento se va actualizar, entonces la demanda compra, y la oferta espera”.

En sintonía, Fausto Spotorno, economista-jefe de la consultora Ferreres, especuló que “puede ser que con el canje se aminore un poquito” la tensión cambiaria “ pero "no creo que desaparezca, la presión sobre el dólar va a seguir, porque el problema fundamental es que sobran pesos, y la desconfianza es en la moneda argentina”. 

Consultado acerca de si vislumbra un refuerzo del cepo o una devaluación del dólar oficial para detener la sangría de reservas, Spotorno cree que “puede haber una combinación de las dos, un punto intermedio, que es corrección más rápida del tipo de cambio y mayores restricciones en la compra de dólares”

El economista alegó que “con cepo cambiario nunca vas a acumular reservas, para lo que sirve es para limitar el goteo, porque poniendo cepo lo que le estás diciendo al mercado en el fondo es que este tipo de cambio no es el adecuado, si pones una restricción a la compra de dólares es porque el precio del dólar no es el correcto”

“Para mi la alternativa sería liberar el cepo cambiario, y que el dólar oficial vaya adonde tenga que ir, y dejar que el mercado se ordene” planteó Spotorno, aunque reconoció que para eso hay que “tener un programa económico y fiscal, ordenar la economía, porque sino se puede disparar la inflación, y el tipo de cambio”. 

Por su parte, Matías Rajnerman, de Ecolatina, sostuvo que eliminar el cupo de compra de US$ 200 “relajaría algunas presiones sobre el dólar oficial en el corto plazo, pero al costo de aumentar la demanda de los dólares  paralelos y la brecha; o ideal siempre es generar confianza y superar las tensiones, no parece viable en el corto plazo”.

“Una vez cerrado el canje deberían relajarse las tensiones. El problema es que, con este nivel de ventas, y con este stock de reservas netas vamos a estar complicados: el canje no va a resolver los problemas de un día para el otro, y las tensiones irán cediendo, pero paulatinamente. A mi me preocupa la primera semana de septiembre en ese sentido”, señaló.

Rajnerman opinó que “el cepo ya está casi al máximo de lo que puede estar, seguir endureciéndolo no es la mejor alternativa, quizás habría que pensar en desdoblar el mercado cambiario”.