jueves 30 de junio de 2022
ECONOMIA En tensión

La Reserva Federal podría anunciar el mayor aumento de las tasas de interés en casi 30 años

Una alta inflación y un crecimiento económico incierto han creado la tormenta perfecta para los inversionistas en Wall Street que esperan con incertidumbre la decisión del Banco Central estadounidense sobre los tipos de interés.

15-06-2022 10:15

La Reserva Federal subiría los tipos de interés, según estimaciones privadas, en unos 75 puntos básicos este miércoles 15 de junio. Esta sería la mayor suba de las tasas en casi 30 años. El mismo día que el Banco Central Europeo realiza una reunión de emergencia para buscar herramientas que frenen el desplome de los bonos europeos. 

Ayer, martes 14 de junio, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió que los precios en su país mejorarán, llueve, truene o relampaguee. Este fue su mensaje ante una decisión crucial como la de este miércoles para la economía, que enfrenta un año turbulento. 

La creciente preocupación por la inflación, el aumento en los precios del petróleo y el combustible derivados de la guerra en Ucrania y el temor a las agresivas subas de los tipos de interés por parte de la Fed, han hecho que el mercado caiga en picada. 

Estados Unidos: la inflación alcanzó un nuevo récord en los últimos 40 años

Los inversionistas ya comenzaron a ver cómo se debilita la buena racha pandémica del mercado accionario y cómo quedaron atrás los buenos tiempos en que las tecnológicas multiplicaron exponencialmente su valor. Así como los principales índices de Wall Street experimentaron alzas por la recuperación económica en el año posterior a la crisis sanitaria. 

La posible decisión de la Reserva Federal

Según un informe publicado a comienzos de esta semana por The Wall Street Journal, la Fed elevará el rango de los fondos federales en 75 puntos básicos, hasta el 1,5% u 1,75%, en lo que sería su mayor alza en 28 años. 

La estimación del WSJ coincide con la de otras organizaciones como Goldman Sachs y Bloomberg, que basaron sus expectativas en los números de inflación de mayo que se publicaron el viernes pasado y que mostraron que el Índice de Precios al Consumidor aumentó a nuevos máximos en 40 años con el 8,6%. 

La inflación en Estados Unidos alcanzó su pico más alto desde 1981

En ese contexto, la Fed sopesará los posibles beneficios de una jugada mucho más agresiva frente al efecto negativo que podría tener en la credibilidad de sus orientaciones futuras. Asimismo, la decisión del Banco Central estadounidense tendrá en cuenta las últimas señales de impulso del gasto de los consumidores que, se publicarán este mismo miércoles.

Todas las miradas del mundo de las finanzas están puestas en la reunión del miércoles. Esta decisión se produce después de que la Fed subiera su tasa de interés en medio punto porcentual en mayo, lo que representó la suba más alta en 22 años. 

 

SE / LR