sábado 18 de septiembre de 2021
ECONOMIA Desequilibrio
12-11-2020 13:15

Por presión del FMI, Economía busca acelerar la reducción del déficit fiscal

Si bien desde la cúpula del organismo se habla de una mayor "tolerancia", en los hechos concretos empezó la presión para encauzar las cuentas públicas.

12-11-2020 13:15

Con una nueva misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Buenos Aires y ante la necesidad de encarrilar los números macro para cerrar en un período de 60 a 90 días un nuevo acuerdo con el organismo multilateral, el gabinete económico que comanda el ministro Martín Guzmán está acelerando la mejora fiscal para cerrar este año con un desequilibrio que no sobrepase el 7% del PBI.

Fuentes cercanas al ministro Guzmán afirmaron que "la recuperación paulatina del nivel de actividad económica, con mejora de la recaudación y un mayor control sobre algunos aspectos fiscales van a contribuir a disminuir finalmente el déficit total de este año".

"Se estimaba que el desequilibrio podía llegar en 2020 a superar el 8 por ciento del PBI, debido al parate que implicó la pandemia, pero creemos que vamos a tener un déficit un poco menor y quedar mejor orientados hacia el año que viene", señaló una fuente del equipo económico.

El punto central es que el FMI ya objetó desde hace un tiempo el exceso de déficit y de emisión monetaria en la que ingresó Argentina para enfrentar la pandemia y si bien desde la cúpula del organismo se habla de una mayor "tolerancia", en los hechos concretos empezó la presión para encauzar las cuentas públicas.

El Presupuesto 2021 tiene una previsión de déficit de 4,5 por ciento, pero en el equipo económico considera que esa cifra podría ser más baja.

Estiman que el Gobierno deberá promover un mayor ajuste del déficit para cerrar con el FMI

Precisamente, ese es uno de los temas que concentran las últimas conversaciones entre el ministro Guzmán y la nueva misión del Fondo que se encuentra en Buenos Aires y según admitieron en el propio gabinete económico el objetivo sería tener un déficit fiscal de 4,2 por ciento en el próximo año.

"Ya se anunciaron algunas medidas que tienden hacia una meta fiscal más sólida", dijo las misma fuente de Gobierno.

Precisamente, Economía anunció hace dos semanas que no se tomarían más, por este año, adelantos transitorios del BCRA para Tesorería.

También se adelantaron cambios en la fórmula de ajuste de las jubilaciones, ya no siguiendo la evolución de la inflación, lo que aplanaría la curva de mejora de los haberes y generaría "algún ahorro extra".

Además, diciembre será el último mes del programa de asistencia a las empresas ATP y el propio ministro Guzmán enfatizó en las últimas horas que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) no continuará.

"El IFE sirvió muchísimo. Protegió a gente que estaba en una situación muy dura. Generó un efecto real en la economía.
Implicó un esfuerzo importantísimo. Las medidas de protección social van evolucionando. Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país", recalcó Guzmán en declaraciones formuladas a C5N.

FE 4: Martín Guzmán dijo que "sirvió muchísimo" pero no habrá cuarta entrega


Si bien la palabra ajuste no figura en el diccionario de la actual gestión, las medidas que tienden hacia el mismo objetivo ya se empezaron a implementar, pero uno de las mayores incertidumbres es si el ministro tiene "margen político dentro del oficialismo" para llevar adelante medidas de costo fiscal y cerrar un acuerdo con el FMI.

Para Fausto Spotorno, economista de la consultora Ferreres, "es muy importante que el gobierno busque enderezar de a poco la grave situación de déficit que padece el país".

"Pero el problema es que para reducir el déficit hay que tener un manejo muy duro de todo. Es decir, el Ministerio de Economía debería tener el manejo de todas las áreas. Otra forma no hay", recalcó el economista.

Practicamente en la misma sintonía, María Castiglioni consideró que "es importante que Economía se preocupe de la situación fiscal y esté tratando de reducir el déficit".

"Pero esto genera tensiones políticas internas y habrá que ver hasta dónde se puede llegar con ese objetivo. Por lo pronto los salarios de la administración pública y las jubilaciones están atrasadas y cada vez habrá más reclamos de esos sectores", puntualizó la economista.

Las tensiones por el frente fiscal se incrementaron en los últimos días y hasta la propia cúpula de la CGT ya levantó voces de queja, especialmente por los cambios en el esquema de aumento de las jubilaciones.

Todo indica que el panorama fiscal le agrega otro frente de batalla interno al gobierno de Alberto Fernández.

LR