sábado 03 de diciembre de 2022
ECONOMIA CERR A $3,71 Y ROZ LOS $3,73

Qué pasará con un dólar que no detiene su escalada

Economistas analizan cómo la crisis, el conflicto rural y laselecciones influyen en el pulso de la divisa. Galería de imágenes.

26-03-2009 22:25

La sensación térmica del dólar sigue preocupando a la city porteña. La divisa no para de subir, día a día, centavo a centavo: hoy cerró a $3,71, pero rozó los $3,73 y llegó a cotizarse en el mercado informal a $3,76. Una sola cosa es certera: el futuro del dólar se definirá el día después de las elecciones legislativas. Perfil.com consultó a tres economistas sus predicciones en torno a la moneda estadounidense. ¿Por qué sube y qué puede pasar?

Cóctel verde. Rodrigo Álvarez, gerente de Economía y Finanzas de Ecolatina , expresó que "hay factores estructurales y coyunturales" que hacen subir al dólar. Entre los estructurales agrupó a la "falta de confianza de los agentes económicos, la deteriorada oferta de dólares que es reducida, producto de la sequía y la caída de las cantidades exportadas, y a la percepción de que el dólar debería estar más arriba".

En el ámbito coyuntural, Álvarez marca dos puntos: la renovación del conflicto entre el Gobierno y el campo y la sensación de que en tiempos de conflicto es más lógico que la gente se refugie en el dólar. " El dólar está siendo un buen refugio, más que el peso", apunta el economista de Ecolatina quien agregó que las reservas del Banco Central se "están ajustando", aunque advirtió que "son muchas", durante este año es probable que se tenga que pagar deuda con ellas por lo que "van a ir disminuyendo y la gente se quiere hacer de ese bien escaso".

Represión cambiaria. Eduardo Curia es más políticamente incorrecto a la hora de hablar del ritmo del dólar. Para el economista que es consultado en forma regular por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, "distintos factores confluyen, pero hay un trasfondo que tiene que ver con la primitiva política del BCRA, claramente errónea en momentos en los que se agudizó la crisis en septiembre".

En diálogo con este medio, Curia definió a la política monetaria K como una "represión cambiaria" y afirma que hizo que mejoraran los depósitos, pero que trajo un problema de "retraso subyacente" en el tipo de cambio, sumado a una " falta de realismo que siempre existió" y que luego, crisis financiera mediante, eclosionó.

"Más allá de las consideraciones electorales, yo creo que en una situación como la nuestra el adelantamiento es algo útil desde el punto de vista objetivo, porque en el fragor electoral, por principio, no se puede hacer nada, entonces hay que abreviar ese lapso y, entonces sí, rodar las medidas necesarias, para que la dirigencia política entienda la gravedad de la situación económica que estamos enfrentando", concluyó el experimentado consultor.

Dólar a $4. Mario Sotuyo, de la consultora Economía y Regiones, hace hincapié en la fuga de capitales y en la incertidumbre en torno a la escasez de dólares. "Hay menos exportaciones, las exportaciones valen menos y el BCRA tiene menos dólares para liquidar, porque las divisas de las exportaciones las empiezan a absorver desde el sector privado", describe y suma a este panorama "el contexto de incertidumbre que hace que la gente se vuelva al dólar".

Agrega otro dato relevante: "El adelantamiento de las elecciones da a pensar que se adelantan los comicios para poder devaluar después, porque el Gobierno se queda sin fondos y un dólar más caro implica más ingresos"; una demanda que sostienen tanto el campo como la industria, ya que para estos últimos es una protección extra. " Todo hace pensar que [el día después de las elecciones] se va a devaluar y nosotros creemos que para fin de año vamos a estar con un dólar a 4 pesos", desliza Sotuyo.

(*) redactor de Perfil.com

En esta Nota