miércoles 06 de julio de 2022
ECONOMIA Análisis de los lunes

Todas las fichas al dólar

La radiografía del sistema financiero argentino nos muestra escasas reservas, dólar a la suba, más plazo fijo ajustado por inflación y menos préstamos.

13-06-2022 10:20

La desconfianza se potenció, inversores en fondos huyen y obligan a una venta masiva de bonos. Los inversores buscan refugio en dólares.

¿Qué sucedió en el mercado?

Muy simple, la desconfianza llegó a los bonos que ajustan por inflación. Su stock se ubica en U$S 73.231 millones, el déficit fiscal de Argentina ronda los U$S 20.000 millones al año y la brecha entre inflación y tasa de devaluación se ubica muy elevada, en los últimos 12 meses la inflación ascendería al 60% anual y la suba del tipo de cambio mayorista el 27% anual.

Pobre Alberto

¿Entonces?

Como falta un año y medio para terminar el gobierno, haciendo un análisis a mano alzada y suponiendo que el déficit va a financiarse con bonos en pesos que ajustan por inflación, el stock de bonos pasaría a U$S 103.000 millones y, como la brecha entre inflación y suba de tipo de cambio eleva la deuda en dólares, para diciembre de 2023 se estima una deuda en pesos ajustada por inflación en torno de los U$S 130.000 millones.

El mercado dijo: game over terminó el juego

Correcto, los bonos en pesos con descuentos tienen tasas que van entre el 70% y 75% anual, mientras que los bonos en pesos que ajustan por inflación como el TX23, que vence en marzo del año 2023, rinden inflación más el 15% anual. Hay un desarbitraje manifiesto, la inflación baja o suben los bonos en pesos con descuento.  

¿Cómo ves el escenario?

Los inversores atrapados en fondos seguirán vendiendo bonos en pesos ajustados por inflación. Hay mucho dinero en fondos, con inversores poco profesionales que, ante la más mínima baja del fondo, saldrán del sistema. Esto inclinará la balanza para comprar dólares. Por eso vemos una fuerte suba de los dólares alternativos.

¿Qué debería hacer el gobierno?

Debo confesar que no seré muy imaginativo, todo el mercado dice lo mismo, podría hacer 3 cosas:
1) Achicar el gasto público. La Tesorería de esta forma saldrá a buscar menos dinero al mercado, sería una buena señal ya que disminuir el déficit fiscal sería una poderosa señal. Probabilidad de ocurrencia 10%.

2) Reestructurar la deuda en pesos. La Tesorería estaría escalonando vencimientos a través del tiempo, esto le daría aire al mercado. Los bonos con vencimientos cortos pasarían a tener vencimientos a largo plazo. Sería una pésima señal cambiar las reglas de juego, lo mismo pasó en el gobierno de Mauricio Macri cuando lo hizo el ministro de economía Hernán LacunzaProbabilidad de ocurrencia 20%.

3) El BCRA emitiría y saldría a comprar los bonos. Es lo que hizo el gobierno en las últimas ruedas. Es lo que más le gusta hacer al ministro de economía Martín Guzmán. El problema de esta estrategia es que la mayor emisión alimentaría la rueda inflación más devaluación. Probabilidad de ocurrencia 70%.

¿Qué datos tenemos que estemos en este camino?

La emisión del primer semestre del año 2021 fue de $ 330.000 millones, en los primeros 5 meses y 7 días del año 2022 llevamos emitidos $ 504.500 millones, esto implica un aumento del 52,9% de la emisión monetaria.

Alberto F dice que no hubo reproches de Biden y que la economía se ordenará “poco a poco”

¿Cómo estamos con el dólar de equilibrio?

Por ahora, y solo por ahora, en torno de $ 230, con lo cual hay espacio para una suba de los dólares alternativos a la zona de $ 240/$ 250, ya que habrá mucho dinero por emitir, y las reservas seguirán siendo escasas.

¿Por qué no suben las reservas?

Con una brecha superior al 70%, y con miras de ir en busca de una brecha del 100%, nadie ingresa dinero al país por el canal del Mercado Único y Libre de Cambios a una cotización de $ 122,0. Los inversores que quieran traer dinero lo harán por el mercado de capitales a una cotización de $ 228,0, en donde el que ingresa, financia al que se retira. Como la desconfianza es grande, muchos capitales emigran de Argentina, y esto permite convalidar dólares alternativos a niveles de precios muy elevados.

¿Qué solución tenemos?

Con este gobierno ninguna, con otro gobierno es probable una solución en la medida que tengamos un cambio de plan económico integral, en donde apuntemos a tener superávit fiscal, cero emisión monetaria, devaluación del dólar mayorista, tipo de cambio único y eliminación del impuesto país, como también del anticipo de ganancias. El objetivo sería sacar el cepo lo antes que se pueda, pero para que sea efectivo hay que tener superávit fiscal (no superávit primario, superávit fiscal)

¿Sería un ajuste durísimo?

Me pediste soluciones, las soluciones duelen después de tantos años de despilfarro en las cuentas públicas.

Cómo veo la situación de los bonos

Los bonos ajustados por CER seguirán bajando.

Las empresas venderán su posición en los fondos comunes de inversión, el que primero sale del fondo es el que menos pierde, y el que más tiempo se queda se lleva toda la pérdida. Las empresas no deben invertir en fondos comunes, deberían tener su propia cartera, armonizando letras, bonos, en distintos plazos, armando un flujo que sea sustentable y rendidor en el tiempo. Ante una debacle como la actual, si tenés bonos, podés pedir una caución para hacerte de liquidez y esperar con el bono su vencimiento para no tener grandes pérdidas. Retirar dividendos y colocar dinero en cabeza de persona humana es una muy buena solución, ya que se abren alternativas para invertir con menor costo fiscal, por otro lado, en cabeza de persona humana se pueden realizar plazos fijos ajustados por inflación que no están habilitados en cabeza de persona jurídica.

Los bonos en dólares de la deuda comenzarán a subir en pesos y sus paridades seguirán bajas dado que la Tesorería tiene por delante un déficit fiscal muy elevado.

Seguimos recomendando nuestra estrategia de caucionar bonos y colocar en plazo fijo ajustable por inflación.

 

Catástrofe para los bonos y el riesgo país de la Argentina en los mercados

Los bancos encontrarán en los bonos ajustados por inflación, los cuales rinden el 15% anual, una forma de colocar el dinero que toman en plazo fijo ajustado por inflación pagando el 1% anual, lindas ganancias tendrán los bancos.

No descartamos que el gobierno obligue a los bancos a liquidar las leliq y realizar encajes en bonos en pesos ajustados por CER, de esta forma les pondría un piso a los bonos ajustados por CER, pero generaría más desconfianza en el sistema financiero, que ya está cuasi estatizado.

Panorama del agro

¿Qué pasa con la soja?

Mientras sube en Chicago, baja en Argentina, mientras que en Chicago vale U$S 642, en Argentina la soja valuada a dólar billete vale U$S 228 cuando una semana atrás valía U$S 245. Claramente el que no vendió ha perdido una gran oportunidad, lo mismo ocurre con trigo y maíz.

¿Está vendiendo el hombre de campo?

En soja se espera una cosecha de 43,3 millones de toneladas. El hombre de campo vendió 17,3 millones de toneladas, de las cuales a solo 9,2 millones de toneladas le puso precio. El exportador viene procesando y exportando, estamos cerca del promedio histórico, al día de la fecha se ha vendido el 40% de lo que se espera cosechar.

Soja
Soja: mientras que en Chicago vale U$S 642, en Argentina la soja valuada a dólar billete vale U$S 228 cuando una semana atrás valía U$S 245

 

¿Qué sucede con el maíz?

Sobre una campaña en la que se espera una cosecha de 49,2 millones de toneladas, se vendieron 26,7 millones de toneladas, y se les puso precio a 19,8 millones de toneladas. En resumen, se vendió el 54% de lo que se espera cosechar.

¿Cómo ves los precios?

Creo que los precios tenderán a la baja, ya sea por una toma de ganancias en Estados Unidos, o un aumento de la brecha del tipo de cambio en Argentina. El hombre de campo no fijó precios para la campaña de soja y maíz 2022/23. Me parece que sería conveniente realizarlo.

¿Qué le pidió el gobierno a los exportadores?

Un adelanto de las retenciones de la próxima campaña, los exportadores ya le adelantaron retenciones de maíz por el equivalente a 4,8 millones de toneladas cuando el maíz no se sembró. En el caso del trigo los exportadores le adelantaron al gobierno las retenciones por el equivalente a 8,6 millones de toneladas, cuando este trigo se cosecharía recién en diciembre 2022.  

¿Qué pasará el año próximo?

El gobierno no podrá pedir adelanto de retenciones porque esa recaudación es de la próxima administración, como creemos que la exportación no haría adelantos, la Tesorería enfrentará un problema mayúsculo.

Panorama Internacional ¿Qué sucede en el exterior?

Estados Unidos tiene una alta inflación, 8,6% anual y 1% en el último mes. La Reserva Federal desea combatir la inflación con una suba de tasas. La Reserva Federal tiene 5 reuniones hasta fin de año, la tasa de corto plazo está entre el 0,75% y 1,0% anual, es probable que para fin de año esta tasa suba a niveles del 2,75% y 3,0% anual. La tasa de largo plazo está hoy en el 3,16% anual, su probable valor a fin de año lo tendrás en el Informe Privado.

Estados Unidos, con suba de tasas y revaluación del dólar, complica a los mercados financieros, de promediar una nueva baja en Estados Unidos los índices estarían bajando más del 20% de sus máximos de enero, lo que comenzaría a etiquetarse al mercado americano como bajista. Esto afectaría también a las materias primas en su totalidad.

La baja de los bonos en pesos ajustados por inflación seguirá impactando en los mercados. Lo mejor era tener un plazo fijo calesita ajustado por inflación, que te daría una liquidez mensual y no correrías los riesgos de la inversión en bonos.

El mercado precipitó lo que podía llegar a suceder dentro de un año, esto implica que la desconfianza tomó más velocidad. Si el gobierno sigue emitiendo a este ritmo y los inversores buscan refugio en dólares, tendremos que cambiar nuestro pronóstico de inflación, que seguramente se ubicaría en niveles mucho más altos que los ya informados. Seguí nuestros Informes Privados y tendrás las proyecciones en breve.

* SDS Asesor económico y de empresas