martes 31 de marzo de 2020 | Suscribite
ESPECTACULOS / Harrison Ford
domingo 23 febrero, 2020

"Ya cumplí con Star Wars"

El actor estrena El llamado salvaje, film familiar basado en el libro de Jack London donde comparte escena con un can animado. Confirma el regreso de su Indiana Jones junto al director Steven Spielberg.

Jonás Zabala*

Retorno. Ford ha dedicado los últimos años de su carrera como actor a íconos como Han Solo y Rick Deckard de Blade Runner. También regresa el arqueólogo part-time. Foto: cedoc
domingo 23 febrero, 2020

El clásico de Jack London, El llamado salvaje, es la excusa para Harrison Ford para volver oficialmente (más allá de su cameo en Star Wars. El ascenso de Skywalker) a la pantalla grande. Lo extraño es que el actor en sus últimos años, aprovechando la fiebre de las franquicias, volvió a sus personajes más famosos (Han Solo, Rick Deckard en Blade Runner y el planeado retorno de Indiana Jones). Entonces, hoy lejos del drama, se ocupa de este film familiar, que adapta el clásico de Jack London El llamado salvaje, y lo pone a la par de Buck, un enorme perro digital. Pero el actor explica razones: “Se sienten bien estas películas. Mis hijos ya son grandes, pero tengo un nieto de ocho años… En mi carrera tuve la suerte de filmar muchas películas para la familia, y su éxito me permitió hacer otros proyectos que me interesan, explorar otros temas y otro tipo de personajes. Pero a medida que van pasando las generaciones me redescubren gracias a series como Star Wars o Indiana Jones, y espero que esta historia ocupe la misma categoría”.

—El tema recurrente de las cualidades innatas versus las adquiridas sobre el que escribe Jack London en la novela original lleva a una pregunta: ¿crees personalmente que el ser humano puede superar su naturaleza?

—En la actualidad, somos más conscientes que nunca de que el peso de la población humana en este planeta afecta la capacidad de la naturaleza para abastecer a la especie humana. Pero somos parte de la naturaleza, no estamos por encima de ella. Somos parte de la naturaleza, y la naturaleza no necesita del ser humano, pero este sí depende de ella. Todos los problemas que nos hemos creado a nosotros mismos en este planeta se resolverían sin nuestra presencia. La naturaleza podría recuperarse si nos quitáramos del camino, pero nos gusta vivir acá. Deberíamos tratar el lugar donde vivimos con respeto y entendimiento, y darnos cuenta de que las diferencias políticas o culturales deben superarse porque los problemas de la naturaleza son mundiales. Lo que ocurre en un lugar impacta en cualquier otro sitio del planeta.

—¿Cuánto te involucras en asegurarte de incluir estos temas en la película, en el desarrollo de la historia? ¿O solo eres un rostro en alquiler?

—Bueno, estoy involucrado como colaborador y socio. Participé en el desarrollo del guion y aporté mis ideas. Mientras filmábamos, también hubo momentos en los que conversábamos sobre cómo sacar lo mejor de cada escena. Y a todas las personas que formaron parte de esta película les gusta trabajar en forma colaborativa, y eso fue lo que hicimos.

—Claramente estás trabajando tanto como siempre… Aparentemente, es ilegal hacerte una entrevista sin preguntarte por el progreso de uno de tus próximos proyectos posibles: “Indiana Jones 5”. ¿Está en marcha?

—Así es. Estamos intentando frenéticamente encontrar la forma perfecta de contar la historia que queremos contar con Steven Spielberg. Lo lograremos y finalmente haremos la película.

—¿Te volveremos a ver en “Star Wars” alguna vez?

—No, estoy muerto. Morí dos veces de hecho.

—Pero eso no parece importar en el universo de “Star Wars”…

—Es cierto, no importa en Star Wars. Pero no lo creo. La verdad que no. ¿Por qué? Pienso que el contexto en el que el personaje era útil en la narración de la historia existía gracias a generar una comunidad con otros personajes. Estaban siempre el joven inexperto, el guerrero sabio y viejo, la princesa hermosa… y el sabelotodo arrogante. Ese era yo. Creo que el personaje era útil para la narrativa que se había establecido allá, al comienzo de la saga. Me gustó que se sacrificara al personaje por una complicación emocional en esta nueva trilogía. Así que, dicho esto, ya cumplí con mi función en Star Wars, ya aporté todo mi tiempo posible a una galaxia muy muy lejana y ahora me gustaría ir a casa y hacer lo que se hace cuando estas en tu casa…

—¿Crees que alguna vez te vas a retirar?

—Me gusta trabajar menos. Estoy haciendo muchas otras cosas que me hacen feliz, así que estoy ocupado. Espero detenerme en algún momento. Aunque, con suerte, no será esta tarde…

 

Volver a un clásico

— La novela y la película cubren temáticas amplias: redención, búsqueda de la identidad, lo innato versus lo adquirido; ¿cuál de ellas resonó más en vos?

—Hay un eje temático para el animal, para Buck, y otro para Thornton, mi personaje. La historia alrededor de Thornton tiene que ver con la redención, con reconectarse con su realidad emocional, y eso sucede a través de su relación con Buck. Mientras que Buck siente el llamado de la naturaleza, supera su historia doméstica anterior y encuentra su verdadera naturaleza entre animales salvajes, Thornton se enfrenta a todo aquello que lo llevó a dejar su hogar y a su familia en los Estados Unidos.

—La tecnología que se usó para darle vida al perro animado que te acompaña en el film es sorprendente, algo que parecía inalcanzable hace solo unos años…

—La tecnología cambió mucho. Me mostraron momentos de animación de esta película en los que me lo confundía con un perro de verdad. No puedo distinguirlo.

—No te es ajeno trabajar con imágenes generadas por computadora, ¿te agrada como actor?

—Me encanta contar historias. No me importa si detrás tengo una pantalla azul o un escenario real. Una de las cosas que hicimos, que creo que es importante, es que construimos sets físicos a lo largo de la película y podíamos ampliarlos más allá de la primera o segunda historia, y colocarlos en una locación en la que no habíamos filmado con la magia de las imágenes. 

 

*Gentileza de Disney.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4951

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.