MODO FONTEVECCHIA
LA APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Día 66: El PRO y LLA, la fábula del gato y el león

La fusión entre los partidos liderados por Javier Milei y Mauricio Macri está cada vez más cerca de confirmarse. Necesidades y riesgos de una unión con antecedentes en la historia política del país.

Milei Macri
Milei Macri | Agencia NA

"Hoy se conmemora el Día de los Enamorados, y en nuestro país somos testigos de una historia de amor única que está llegando a su momento cumbre. Después de un coqueteo intenso, que incluyó todo tipo de disputas y acusaciones cruzadas, la Libertad Avanza y el PRO está a pocos capítulos de concretar su romance con una nueva alianza política" explicó Jorge Fontevecchia en la apertura de Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1) de este miércoles 14 de febrero de 2024.

Allá en las montañas del norte de la India se hallaba muy disgustado, cierta vez, un hermoso león, a causa de un ratoncillo que, mientras él dormía, acudía a roerle la melena, molestándolo continuamente; y fueron inútiles cuantos esfuerzos hizo para castigar la audacia del roedor.

Cansado de intentar recursos en vano, acudió a una aldea inmediata, donde se entrevistó con un gato, al que ofreció tratar como a un príncipe si se venía con él para servirle de medio de ahuyentar o matar al ratón.

Fuese el gato con el león, y durante algunos días consiguió su fin; pues el ratón por temor al gato no se atrevió a salir de su escondite. Agradecido el león daba al gato la mejor parte de su comida, hasta que un día, el ratón, acosado por el hambre, se vio obligado a abandonar su guarida, ocasión que aprovechó el gato para devorarlo.

No tardó mucho el león en advertir que ya no existía el ratón que le molestaba, y al punto suprimió la ración de comida del gato, el cual no tuvo más remedio que volverse a la aldea, donde murió tan pobre como antes.

Al igual que en “La fábula del león y el gato”, un texto escrito hace más de tres mil años, los políticos que representan a cada uno de estos animales deben tener muy en claro que el otro no lo utilice para sus propios fines

Las fusiones en el mundo empresarial, suponen muchas veces una fusión en lo formal, pero en lo concreto es una empresa comiéndose a otra. Es decir, una empresa absorbiendo los clientes, la estructura, los recursos y los empleados de otra.

Si fuese éste el caso de las empresas del PRO y la Libertad Avanza,  ¿Quién se está comiendo a quién? Muchas veces pasa que las fusiones entre empresas, suceden luego del quiebre de una de ellas que para salvarse va a la fusión con otra. ¿Esto fusión implica que el Gobierno de Milei quebró, es decir que necesita la fusión con el PRO para seguir gobernando

Pichetto sobre una posible alianza de LLA y el PRO: "Le daría una base parlamentaria más alta, pero le falta"

El PRO y la Libertad Avanza no son lo mismo. El PRO es un proyecto de centroderecha institucional y la Libertad Avanza es un espacio de extrema derecha con vicios de tener derivas por fuera del sistema democrático.

En filosofía se entiende por "mismidad" a la idea que apela a la unidad del ser y no a la condición que se adquiere por el hecho de venir. tal como sugiere el concepto de “ipseidad”. ¿Cómo sería el resultado de esta función entre espacios políticos no idénticos? ¿Sería una mismidad o una ipseidad?

Los peligros y las necesidades de la fusión 

Más allá del debate filosófico, hay gente cerca de la cúpula macrista que en off dice: “Si vamos a la fusión y a Milei le va bien, se queda con toda nuestra construcción, dejamos de existir como PRO. Pero si vamos a la fusión y a Milei le va mal, la sociedad nos va a repudiar tanto como a él”.

Para la Libertad Avanza, la fusión le es totalmente necesaria para fortalecer el Gobierno y ampliar la base de diputados y senadores. Sin embargo, ¿esto significa que va a tener que cogobernar con Macri? o preguntando con un poco más de desconfianza ¿quién va a gobernar luego de que Milei haya sufrido una derrota como la de la Ley Ómnibus en el Congreso? 

Además, frente a esta misma derrota de la que estamos hablando, hay diputados de La Libertad Avanza que dijeron que Milei no va a enviar más leyes al Congreso en todo 2024. ¿Esto significa, como venímos preguntando en las últimas aperturas, que Milei hará un giro autoritario? ¿Estarán dispuestos los dirigentes del PRO a acompañarlo en lo que realmente significa un giro de la institucionalidad del país? Preguntas que se irán revelando con el tiempo.

El antecedente de la UceDe 

Podríamos encontrar otros paralelos en la historia de este tipo de fusiones o de incorporaciones en los gobiernos. Quién primero observó esta situación fue el diputado cordobés del PRO, Oscar Agost Carreño, cuando dijo que "si a Milei le va bien,el PRO se va a convertir en la UceDe de Menem y, si a Milei le va mal, va a ser muy difícil despegarse de esa situación".

La  UceDe era un partido de hace años que defendía las ideas liberales y del cual formaron parte dirigentes como Carlos Maslatón y Sergio Massa, y que fue absorbido por el menemismo. El fundador del espacio fue Álvaro Alsogaray, quien en 1991 apoyó la reforma de Menem "por la simple razón de que coincide con lo que vengo proponiendo desde hace tres décadas".

El temperamento de Milei

Volviendo a tratar los interrogantes que planteamos en el principio, Jaime Duran Barba planteó varios elementos que pueden ser interesantes a la hora de analizarlos. Para el ex encargado de la comunicación del PRO y de Juntos por el Cambio “Milei tiene un temperamento excesivamente personalista y fuerte, no va a permitir que otro gobierne en su nombre”.

Sí Durán Barba tiene razón, ¿cómo será la relación con Macri? ¿Se imaginan al ex presidente siguiendo lineamientos de Javier Milei? Parece bastante improbable.

Santilli, sobre la posible fusión entre LLA y el PRO: "Hay que debatirlo puertas adentro"

En otra entrevista, el consultor político fue profundizó en los peligros de la personalidad del libertario "Milei puede no terminar bien si no tiene la capacidad de parar un rato el carro y pensar las cosas. La sociedad de internet no piensa y no lee.”

Por último, Durán Barba también se refirió a los riesgos del PRO ante una alianza con el oficialismo y aseguró que: "se necesita una alternativa distinta, progresista y que acoja a toda esta sociedad contemporánea. Si Milei fracasa, el PRO va a caer en una catástrofe también”.

Parece que está sucediendo todo lo contrario a la idea de una alianza progresista que podría haber sido la que representaba Horacio Rodríguez Larreta que sí podría haber sumado a los radicales, a los socialistas de Santa Fe, a los peronistas disidentes de Córdoba y de la provincia de Buenos Aires y a la Coalición Cívica

Del bipartidismo al bicoalicionismo y a la crisis de representatividad

Esta posible fusión entre el PRO y la Libertad Avanza también nos puede dejar otra reflexión. Pensemos que en 1983, al principio de la democracia, el 85% del electorado había votado y el 92% de esa elección se lo habían llevado el Partido Radical y el peronismo. En ese momento, la democracia argentina se parecía a la inglesa o a la estadounidense con su clásico bipartidismo. 

Esta representación se destruyó en el 2001 y luego de un periodo de fragmentación, pasamos del bipartidismo al bicoalicionismo, que por un lado reunía a las distintas expresiones del peronismo y por el otro a Juntos por el Cambio. En el 2019, ya no dos partidos, si no dos coaliciones que incluían a los partidos de lo que podemos llamar el viejo bipartidismo, representaron a un 88% del electorado

Ahora este bicoalicionismo está dejando de existir. Si el PRO se va de Juntos por el Cambio, probablemente dé lugar a una nueva reconfiguración en la que la UCR, el partido de Miguel Ángel Pichetto y la Coalición Cívica y el Socialismo jueguen por afuera. ¿Está sucediendo que cada vez son más partidos y coaliciones para representar a menos cantidad de gente? ¿Esta política de alianzas y coaliciones no estará sostenida principalmente por una crisis de representación cada vez más profunda? 

Los problemas que acarrea el país, cuya solución no solo no llega, sino que se agravan gobierno tras gobierno, probablemente tengan su papel en esta crisis de representación. Tal vez sea hora de, como dice Durán Barba, parar un poco el carro y pensar mejor las cosas

ADP FM DC