miércoles 28 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA SUBA DE PRECIOS

Diana Mondino: "No existe que la inflación se acabe mañana"

La economista reveló los detalles del evento liberal que organizó Javier Milei y explicó cuáles son los principales problemas de la economía argentina. "Necesitás desregular para que haya reglas del juego parejas para todos", enfatizó en Modo Fontevecchia.

13-09-2022 09:46

La especialista en Economía, Diana Mondino, contó cómo fue el encuentro de figuras libertarias en el Teatro Broadway. Además, resaltó que "no existe que la inflación se acabe mañana" y que "el principal deudor de la economía es el Estado". "La distorsión que tenemos en precios relativos se tiene que corregir", manifestó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Vos fuiste, junto con Alberto Benegas Lynch, el nexo de Javier Milei con Mauricio Macri?

Para nada, no tuve nada que ver con eso.

¿Qué hacías en el encuentro que organizó Milei?

Javier organizó algo bastante particular. Convocó a Federico Sturzenneger y a Domingo Cavallo, que han estado trabajando contra la inflación. También a Héctor Rubini, que estudia sistemas alternativos financieros; a Alberto Benegas Lynch, que puedo decir que es un prócer dentro del liberalismo; y yo estuve para hablar del sector privado y el impacto de un plan de estabilización en la lucha contra la inflación.

Todos vienen con la receta de lo que habría que hacer y mi libro dice que hay que tener cuidado con los efectos. Soy la que advierte sobre las precauciones que hay que tener desde el punto de vista del sector privado porque siempre se hablan desde lo público.

Evento de Javier Milei en el Teatro Broadway
Evento de Javier Milei en el Teatro Broadway

¿Te sentís identificada con Benegas Lynch?

Es una persona extremadamente reconocida por sus conocimientos, sus lecturas y su capacidad de transmitir eso. Nunca lo tuve como profesor ni trabajé con él pero es muy reconocido. Y la edad le da ese estatus de prócer.

En un acto de Javier Milei, Domingo Cavallo reveló su receta para estabilizar la economía

Hablabas sobre la visión del sector privado. ¿Cuáles son las precauciones que habría que tener?

Si por algún motivo lográs llevar la inflación de hoy a cero, la pregunta es qué pasa con los créditos. Si tomaste uno ayer con una tasa del 80% o hiciste un plazo fijo, habría que plantearse cómo se resolvería eso. Lo mismo con una empresa innovadora pero que todavía no pudo subir los precios porque no es conocida.

La distorsión que tenemos en precios relativos se tiene que corregir. No sé si lentamente o previamente. De todas formas, lo dije de una manera exagerada porque no existe que la inflación se acabe mañana. En todo cambio de esta naturaleza vamos a tener ganadores y perdedores. En Argentina, cada vez que hubo un quiebre se ha optado por uno de los dos bandos: ahorristas o deudores.

Los casos de éxito y fracaso en la economía argentina

¿Cómo fue el caso de los noventa y la convertibilidad? ¿Quiénes ganaron y perdieron?

Eso fue un proceso gradual de tres meses, no de un día para el otro, que hoy nos parece magia. También se prohibió la indexación de los contratos. Al comienzo de ese proceso, como veníamos de la hiperinflación no había deudores en el sistema financiero ni contratos de alquiler a largo plazo. Por eso fue más fácil y rápido.

Los ganadores fueron los productores y, eventualmente, los consumidores. Al que después salió de los dólares y se pasó al peso, le fue mejor. Si se quedó con los dólares tuvo que esperar 10 años para que le fuera bien.

En el caso del Plan Austral, ¿quiénes fueron los ganadores y perdedores?

Eso fue devastador para el ahorro. Casi siempre hemos ido en contra de los ahorristas en Argentina. Siempre se benefició al deudor porque el principal deudor de la economía es el Estado. Si seguimos por ese camino destruimos la capacidad de ahorro. No hay que privilegiar siempre al Estado porque así nunca vas a tener un sector privado que crezca.

Milei encabezó un evento junto a Cavallo y Sturzenegger: "Aman tanto a los pobres que quieren multiplicarlos"

Fernando Meaños (FM): ¿Qué opinión tenés sobre la desregulación absoluta del mercado cambiario?

La economía es una telaraña, no podés tocar una cosa sin tocar las otras. Esa fue una medida que no estuvo acompañada por una baja rápida del déficit fiscal. En ese momento tampoco tenían la botonera. Y lo mismo nos está pasando ahora. La desregulación siempre es buena pero el resto de las cosas te tienen que acompañar.

FM: Si el país tuviese equilibrio fiscal, ¿una desregulación como la de ese momento sería viable?

Va a tener que ser viable. No sé si en el minuto cero o después, pero necesitás desregular para que haya reglas del juego parejas para todos. Pasa con la cantidad de nombres que se le asignan al dólar. Entiendo que el Gobierno necesitaba reservas pero indirectamente perjudicaron a los demás.

JL PAR