lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA PUENTE PARA UNA GRIETA

El día que Magdalena ayudó a Aníbal Fernández para que Fontevecchia lo atendiera

La periodista organizó una cena en su casa, en 2011, entre el por entonces Jefe de Gabinete y el propietario de Editorial Perfil, quien por aquella época no atendía llamados de funcionarios kirchneristas. Cómo se gestó el encuentro.

07-09-2022 14:30

"Poder vivir sin coincidir y disentir sin agredir, no muchos tienen esa capacidad”. Esa es una máxima de Aníbal Fernández, el actual Ministro de Seguridad, quien este miércoles fue entrevistado en Modo Fontevecchia (NET TV y Radio Perfil 101.9) para recordar la figura de la mítica Magdalena Ruiz Guiñazú.

“Anibal Fernández es un personaje paradójico, escuchaba a Magdalena hablar bien de él”, recordó Jorge Fontevecchia durante la apertura de su último programa y evocó cuando “un día Magdalena me invita a comer a la casa para presentármelo, nosotros teníamos una pésima relación con aquel gobierno, algo que nunca pareció mejorarse, y ella tenía una buena relación con quien parecía ser el más malo de los malos”, expresó el conductor.

Luego de la apertura de Modo Fontevecchia, como si fuese una cuestión del destino, Aníbal Fernández habló con María O´Donnell en su programa radial de Urbana Play y desgranó la peculiar anécdota que luego se ampliaría con la entrevista al funcionario kirchnerista en MF. “Un amigo conocido se tomó el trabajo de presentarme a un periodista, cada tanto hablábamos y siendo Jefe de Gabinete necesitaba comunicarme con un periodista, y un colega me dijo: ´Me parece que la puerta es por Magdalena´. La llamé, le conté y me invitó a cenar a la casa, entonces estábamos ella, el periodista y yo. Y pude hacer lo que estaba buscando”, amplió con cierto halo de misterio el actual ministro de Seguridad.

Misterio develado

La incógnita de quien era ese periodista se resolvió cuando Fontevecchia, entrevistó a Fernández, y le comentó que él es percibido como “el más beligerante de la época de Néstor Kirchner”. Y, recordando la figura de Magdalena Ruiz Guiñazú, retomó la anécdota de aquella comida tripartita a lo que el ministro agregó: “Hoy estuve hablando de ese tema, a través de un amigo me fui acercando a todos los periodistas nacionales que pude y siendo Jefe de Gabinete yo quería juntarme con todos, acercarme, de alguna manera y en el caso suyo (a María O´Donnell no le dije de quien se trataba) no tenía forma de llegar y mi amigo me dijo: ´Magdalena tiene muy buena relación´, a lo que le respondo si habría alguna forma de acercarme, si me daba una mano al respecto. Y es la cena que usted dice, la que tuvimos los tres”.

Por su parte, durante la entrevista al aire, Fontevecchia recordó que en esa época “no atendía a nadie del gobierno kirchnerista cuando lo llamaban y que sólo a través de Magdalena pudo hacerse esa comida en su casa, fue muy generosa”, a lo que Anibal, completó con un:  “absolutamente”.

“Las discusiones con Magdalena a veces eran risueñas porque se llevaban a un extremo que no tenía mucho sentido. No pienso ni parecido a cuando defendía a Moreno”, recuerda Fernández a lo que Fontevecchia aporta que “se puede ser independiente, disentir pero sin llegar a ofensas personales, en terreno de respeto. Tener diferencias ideológicas profundas y no por eso dejar de estimar a la otra persona desde el punto de vista humano”, expresó el periodista.

Y para el cierre de la entrevista, Fernández aclaró: “Yo no mencioné quien era el periodista, dije, un periodista a quien no podía llegar, alguien me dice ´ojo´ Magdalena puede ser la persona". Y remató, en confianza: "Necesito hablar con el señor Fontevecchia, ¿se le podrá encontrar la vuelta? ´Déjeme a mí´, me contestó Magdalena. Y ahí nos invitó a ir a su casa y charlar". Otro legado de Magdalena Ruiz Guiñazú.

PAR