viernes 01 de julio de 2022

Fernando Straface: "La grieta es el peor negocio para el desarrollo de la Argentina"

El jefe de Gobierno porteño cruzó el Río de la Plata para entrevistarse con Luis Lacalle Pou. Horacio Rodríguez Larreta estuvo acompañado por el secretario General y de Relaciones Internacionales, de la ciudad de Buenos Aires, quien habló con Jorge Fontevecchia sobre ese encuentro y la política nacional. Mirá la entrevista completa.

17-06-2022 11:21

Vistiendo traje y corbata, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, viajó a Montevideo para dialogar con el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou. Al encuentro lo acompañó su secretario general, Fernando Straface quien contó en Modo Fontevecchia detalles del encuentro, y su postura sobre el Gobierno nacional y las futuras elecciones 2023. "A mí me gustaría mucho ver a Larreta como presidente", soltó. 

¿Vos le hiciste poner la corbata a Larreta?

Efectivamente le recomendé que, como toda visita a un presidente presume cierta etiqueta, y lo gracioso es que cuando llegamos, el Lacalle Pou estaba sin corbata, y le dijo a Horacio que le dijeron que nunca se ponía corbata, a lo que le respondió que le dijeron que para ir a ver a un presidente tenía que ponerse una. 

Fernando, ¿cómo ves la carrera presidencial de Horacio Rodríguez Larreta?

Creo que tiene una obsesión con cuatro puntos que anteceden incluso a su propia declaración de entrar en esta carrera, que son la unidad de Juntos por el Cambio, la posibilidad de consensuar un plan que funcione como una amalgama para la coalición y una suerte de contrato de expectativas con la sociedad.

Tercero, él hizo mucha pedagogía en las últimas semanas sobre la necesidad de que Argentina conforme una gran coalición, lo que llamo la destrucción más grande de la política argentina en muchas décadas porque el país nunca funcionó con un gobierno de gran coalición. Y, en cuarto lugar, su histórica preocupación y el camino de su vida de prepararse para gobernar bien. Si vos tenes una coalición, un plan, necesitas que todo eso funcione como una relojería, como una verdadera orquesta y es lo que lo obsesiona también para la Nación. 

Guillermo Dietrich: "Sergio Massa reconoció 10 mil millones de dólares en subsidios para Aerolíneas Argentinas desde que se estatizó"

¿Y qué posibilidades vez de que él sea, realmente, candidato de Juntos por el Cambio?

El se preparó toda una vida para esto. Se formó, eligió dejar una carrera en el sector privado y muy bien remunerada para venir y ejercitar su vocación pública. Trabajó toda una vida formando equipos y además, hoy en día, es el mejor gobernante en ejercicio que tiene Argentina y el que más preocupado está por el hecho de que, el próximo gobierno de Juntos por el Cambio, sea un punto de inflexión en términos de modelo de desarrollo en nuestro país. Si todo eso se alinea,en un mensaje y en una estrategia, creo que hay muchas chances. A mí me gustaría muchísimo.

Vos sos egresado de la Escuela de Política y Políticas Públicas de Harvard, y Horacio también. ¿El contacto tiene que ver, una vez egresados de allí, o cómo lo conociste a él?

Lo conocí hace 26 años, me lo presentó un amigo en común. Horacio me convocó para hacer un trabajo para recorrer todo el país desde Palpalá hasta Ushuaia, buscando casos exitosos de gestión pública. Ahí lo conocí.

Horacio fue muy importante en mi vida para inspirarme en la idea de ir a Harvard, pero él ya había ido hacía algunos años. Él me prestó la plata para poder ir, y eso me marcó un sendero de amistad que nunca cerramos. 

Barbijos en el transporte: Nación rechaza la medida de Larreta y el tababoca es obligatorio en el AMBA

Contanos, antes de ir a Harvard, cuál fue tu formación acá en Argentina

El primario lo hice en la Escuela N°14, distrito escolar 16 Leopoldo Lugones, en Parque Chas, una escuela pública, y después fui al Cardenal Copello, en Devoto. Yo soy politólogo de la Universidad del Salvador. Soy el primer egresado de los dos lados de mi familia, así que en algún punto reflejo también nuestra historia de progreso, y después ejercí mi profesión pública en el Grupo Sofía.

¿Y cuál es tu visión de la geopolítica internacional que lleva adelante Bergoglio?

Diría que el legado continúa en reconstrucción, su propio nombramiento, o ascenso, fue todo un mensaje de geopolítica de una Iglesia que entendía que tenía que darle otro mensaje al mundo, que tenía que ampliar su base de sustentación: Bergoglio creo que cumplió con eso. Al principio, tuvo además posiciones muy disruptivas para esa tradición histórica de la Iglesia. También me pareció muy acertado alguno de sus primeros pronunciamientos. Creo que Bergoglio siempre fue a ejercitar al papado y, en ese sentido, creo que deja un legado muy importante.

En materia de relaciones entre los Estados todavía tiene que seguir impulsando un mensaje de multilateralismo basado en valores cristianos, pero también con algunas pautas claras de que la paz se consigue a partir del respeto por esos valores esenciales. 

Avión venezolano: para Rodríguez Larreta, "es una muestra más de la inoperancia del Gobierno”

Nuria Am (NA): Anteriormente, hablaste de la grieta, ¿no creés que todos quedamos atrapados dentro de ella? Porque Cambiemos también tiene la suya y los argentinos, en general, solemos hacer grieta de todo.

La grieta es el peor negocio para el desarrollo de Argentina. Es algo que te quita energía, te produce posiciones fáciles y te limita a que no podés escuchar nada del otro. Es imposible el acuerdo con el prójimo. Creo que fue un muy mal negocio que, además, en algunos momentos históricos parece ser óptimo para ganar, pero es pésimo para gobernar.

Por eso yo, y especialmente Horacio, plantea que hay que terminar con esa grieta y hay que hacerlo en el camino a ganar. Algo así como: "dime en qué términos ganas y te diré en qué términos podrás gobernar". A la grieta se la salva con un plan de desarrollo para Argentina que tenga un consenso más amplio que lo que exclusivamente se necesita para ganar una elección. 

Actos separados: dónde celebrarán el 20 de junio Alberto Fernández y Cristina Kirchner

Fernando, ¿no notás que eso mismo que vos criticás, respecto de caer en opiniones fáciles, puede estar pasando con este avión venezolano-iraní?

Creo que lo que eso muestra es una profunda mala praxis del Gobierno nacional en procesar el tema. Creo que hace varios días que a todos nos gustaría, con carácter de autoridad y bien sustentado, que nos digan qué pasa. La mala praxis en el ir y venir, allanar los primeros días con fuerzas de seguridad o decir que estaban haciendo un vuelo de capacitación, nos pone en duda respecto a lo que sucedió. 

GA PAR

En esta Nota