miércoles 25 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Radio Perfil
08-04-2022 13:03

Imaginemos otro país

Una reflexión de Jorge Fontevecchia sobre los presidentes que no son y una Argentina volcada a la moderación. Escuchá el editorial completo.

08-04-2022 13:03

Quiero hacer una reflexión final sobre Bolivia, espejo de la Argentina, y pasar unos segundos la canción de los Kjarkas, un conjunto folklórico de aquel país fundado en 1965.

Kjarkas significa en quichua "temor" o "recelo". Temor o recelo es lo que tiene todo vicepresidente con su presidente, y viceversa. Por eso, en muchos países, lo que vemos es que se ha eliminado directamente la figura del vicepresidente. Aquí, ayer, tuvimos la visita en la Argentina del presidente de Bolivia quien está en franco conflicto con Evo Morales

Pero Evo Morales no es vicepresidente como sí lo es Cristina Fernández de Kirchner, aunque comparte con ella el hecho de ser la figura política más popular y mentora de quien es hoy el presidente; vale decir que Luis Arce era el ministro de Economía de Evo Morales. Él es el verdadero ideólogo de todo el movimiento de liberación boliviano, es un intelectual. Y Álvaro García Linera fue vicepresidente de Evo… y hay que ser vicepresidente de Evo.

Juan Cristóbal Soruco: "Evo Morales no aguanta no estar en el poder, está dispuesto a sacrificar todo"

Quiero compartir con ustedes dos audios que de alguna manera marcan la problemática que significa la pelea normal entre el presidente y el vicepresidente. Escúchenlo como espejo invertido de lo que sucede en la Argentina.

Y otro audio de Álvaro García Linera, sobre la lealtad.

Álvaro García Linera era, como él explicaba claramente, "un indio y lo que Bolivia quería era que lo gobernara un indio y yo no puedo sustituir a alguien en una condición en la que no tengo". No es el caso de Evo Morales. Evo se representaba a sí mismo. Aun así, Evo no resiste hoy no ser el presidente de Bolivia, situación que de alguna manera nos hace leer el mismo problema que puede tener Cristina Fernández de Kirchner viendo a Alberto Fernández gobernar de una manera que a ella le parezca incorrecta.

Los temas que atravesaron nuestros días son la pelea entre el presidente y la vicepresidenta, la condena por corrupción de uno de los funcionarios del Alberto Fernández y la posibilidad de que se esté gestando en política algo diferente.

Quién es Luis Arce: heredero de Evo y padre del "milagro económico" boliviano

¿Estamos frente a un cambio sísmico en la estructura política argentina, por la cual tengamos que, en lugar de dos coaliciones que han venido siendo las tradicionales que se han repartido el poder en los últimos años, aparezca una escisión de cada una de ellas y que conforme un centro, un nuevo centro, donde las palomas de Juntos por el Cambio y los radicales, sumado a los cordobeses que, siempre fueron independentistas del peronismo y del kirchnerismo. Sumado a esos sectores, panperonistas que se han ido esparciendo como por ejemplo el caso de Florencio Randazzo o los socialistas, el Gen de Margarita Stolbizer, todo ese centro construya finalmente la amplia y gran avenida del medio?

No sabemos, existe esa posibilidad, que de ser así, tendríamos un sistema político el año próximo totalmente distinto. Imaginémoslo.