martes 06 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA ANÁLISIS POLÍTICO

Romina Manguel: "Con sus dudas, Leandro Santoro le da de comer a los Milei de la vida"

La periodista se refirió a las crudas internas que se viven tanto en el oficialismo como en la oposición, y a los cuestionamientos del dirigente que se distanció de Alberto Fernández. "No me sorprendería que la batalla final sea Macri-Cristina", advirtió en Modo Fontevecchia.

09-11-2022 12:13

La conductora televisiva y radial Romina Manguel, reflexionó sobre los dichos del diputado nacional, Leandro Santoro, quien afirmó que, por su cercanía al Presidente, supuso que le ofrecerían un cargo. "Esto demuestra que hay un Estado que no sabe funcionar y que genera ineficiencia", sentenció. Además, manifestó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9) que "los problemas de la oposición son porque Macri no termina de definir su candidatura".

Nuria Am (NA): ¿Cuál es tu mirada al respecto de la crisis interna en el Gobierno y en la oposición? ¿Cómo tomaste la aparición de Leandro Santoro hablando de "desilusión"?

A muchos, lo de Leandro Santoro les llamó la atención por sus dichos acerca de esa "desilusión". Más porque, en el imaginario popular, él es considerado cono el "amigo de Alberto Fernández". Aunque también relata que, después de ganar Alberto, no lo tuvo más en cuenta y que esperaba, al menos, un ministerio.

Hay dos cosas que me conmocionaron muchísimo más que esos dichos y no veo que estén en el debate: la idea de que el Estado no sirve o que en la militancia son parásitos. Preceptos que no comparto. Hay muchos militantes genuinos que lo que quieren es que ese modelo de país pueda tener la posibilidad de gestionar, y que militan por eso.

A Leandro Santoro le "dolió" que Alberto Fernández no lo sume al Gabinete: "Me dejaron de llamar"

Con sus dudas, Leandro Santoro le da de comer a los Milei de la vida. Además, cuenta que, como el Presidente no le habla, se dirige a Santiago Cafiero y éste le dice si quería que le invente una secretaría. Obviamente, la respuesta de Santoro fue que no. 

NA: ¿No crees que la política se maneja un poco así?

No toda. No me sorprende, pero ponerlo como si fuera una regla de la política alimenta la anti política, y ahí no me voy a parar nunca. Me llama la atención, no tuve la posibilidad de hablar con él.

Es cierto que se deben favores, pero esto de inventar una secretaría es horrible, en términos de que no se necesitan más secretarias y de que Santoro es una persona instruida, podría haberse desempeñando muy bien el algún lugar donde se lo necesitara. Entonces, esto demuestra que hay un Estado que no sabe funcionar y que genera ineficiencia.

Leandro Santoro recrudeció las internas en el Gobierno
Leandro Santoro recrudeció las internas en el Gobierno

NA: Es un poco lo que pasó con Scioli cuando asumió Massa: lo querían poner en cualquier lado, como una devolución de su gesto por haber vuelto, pero él prefirió continuar su gestión en Brasil.

Claro. La palabra de Santoro al respecto de lo Cafiero me preocupa porque alimenta un discurso de "quememos todo". No creo en el anarquismo berreta, tiene que haber un Estado presente y eficiente, no regalando e inventando secretarías.

Crisis en el oficialismo y en la oposición

NA: La oposición también se muestra dividida. ¿Mauricio Macri y Cristina Kirchner son figuras antagónicas? ¿Lo que le pase a uno repercute en el otro?

A mí me gusta mucho la idea de la colega Mariana Verón, esto de que, en momento de crisis, juegan los titulares. Y son momentos de crisis muy profundas a nivel global, donde surgen esas dicotomías, como en Estados Unidos con Trump, insistiendo nuevamente con la presidencia, o en Brasil con Lula y Bolsonaro. No me sorprendería que la batalla final sea Macri-Cristina.

Los problemas de la oposición son porque Macri no termina de definir su candidatura. Y no lo va a hacer hasta marzo, por lo menos. Quiere ver cómo va la economía. Pero esta espera hace que las ansiedades se expresen de una manera muy particular y provoque la virulencia, en una espacio donde se mostraban como la antítesis de las peleas del peronismo.

AO JL