domingo 02 de octubre de 2022
OPINIóN repercusiones

CFK y los temores en Brasil

04-09-2022 00:47

Las noticias sobre el ataque perpetrado contra Cristina Kirchner pasaron a primer plano en los grandes medios brasileños. O Globo tituló sobre la importancia del caso: “La tentativa de asesinato repercute en todo el planeta”. El portal UOL, del grupo Folha de Sao Paulo, prefirió encarar el episodio por “las fallas en la seguridad de Cristina” que a juicio del medio “permitieron la aproximación del tirador”. Lo cierto es que, como consecuencia de los acontecimientos en Buenos Aires, hay mucho temor por lo que puede ocurrir en Brasil con la celebración del Día de la Independencia, el próximo miércoles 7 de septiembre, cuando habrá desfile militar frente al Palacio del Planalto con la presencia del presidente Jair Bolsonaro.

El gobierno del Distrito Federal, Brasilia,  busca ahora montar un esquema de seguridad propio de “un clima de guerra”. Según sus funcionarios, “hay una fuerte tensión en torno del acto por causa de las banderas radicales”, como también por la previsión de ataques a la Corte Suprema y al Tribunal Superior Electoral (TSE). El secretario de Seguridad, Julio Danilo, aseguró que “las fuerzas de seguridad están preparadas para contener posibles disturbios civiles”, que podrán ocasionar los bolsonaristas más violentos. El temor es la invasión de partidarios del jefe de Estado a edificios públicos, con los destrozos consecuentes que podrán generar.  

Para Lula da Silva el odio político es una amenaza a la democracia en la región

Las fuentes consultadas revelaron que disponen de informes de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN), que de por sí justifican redoblar los efectivos involucrados en la seguridad. Esos documentos, que llegaron a manos del gobierno estadual, alertan sobre el riesgo de “violencia de las manifestaciones” por cuenta de la “infiltración de radicales”. Con todo, trascendió que Bolsonaro no pronunciará ningún discurso durante la ceremonia. Su participación se limitaría a acompañar el paso del desfile militar.

Nada de esto impide que el presidente, quien se postula para su reelección en el cargo, continúe su campaña para facilitar la adquisición de armas de fuego por parte de los ciudadanos. El viernes al mediodía, durante la apertura de la mayor feria agropecuaria de América Latina, Expointer, en Porto Alegre, celebró la acumulación de armamento por parte de los estancieros. “Hoy ustedes tienen permiso para portar armas. Y un orgullo nuestro es que somos en la actualidad 700 mil coleccionistas, tiradores y cazadores, autorizados. Armas de fuego representan más que una certeza familiar; significa que esta patria jamás será esclavizada”.

Eleonora Gosman: "El atentado contra Bolsonaro tuvo una influencia decisiva en las elecciones"

Tal como indicó el diario Folha, “la defensa del armamento ocurre un día después de la tentativa de asesinato de la vicepresidenta de Argentina, CFK, con un arma de fuego”. Pero lo más notorio de las declaraciones de Bolsonaro, en el encuentro con las grandes empresas del agrobusiness, fue el párrafo que dedicó al atentado:  afirmó el viernes que había enviado “una notita” (sic) a la Argentina.  “Lo lamento”, dijo, pero enseguida agregó: “Ahora, cuando yo fui víctima de un cuchillazo hubo gente por allí que se alegró. Lamento; ya hay gente que quiere poner en mi cuenta ese problema. Y es el agresor (el culpable), bien que no sabía operar el arma. Si supiese, hubiera tenido éxito en el intento”.

Esa sugerencia, de que podrían cargar sobre sus espaldas las intenciones de matar a la vicepresidenta, evidencia un fuerte contraste con las expresiones de repudio que mereció el caso entre los demás candidatos a la presidencia de Brasil. Uno de ellos, Ciro Gomes, que tiene 9% de intenciones de voto, mostró que los sucesos en la Argentina se emparentan con los de Brasil en este proceso electoral. Calificó el magnicidio fallido como producto del “radicalismo ciego” y las “polarizaciones odiosas”. Para el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, postulante a un tercer mandato, el odio político es una amenaza a la democracia en la región. La senadora Simone Tebet, cuarta en el ranking de los más votados (con 4% de las preferencias), juzgó que es indispensable  “poner un fin a la violencia política”.

*Autora de Brasil 7 días. Desde San Pablo, Brasil.