Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 10 de diciembre de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Crisis en Chile
viernes 15 noviembre, 2019

Luz al final del túnel

El 18 de octubre del 2019 entró ya en la historia como el momento de inicio de una revuelta sin precedentes.

Carlos Ominami

CRISIS EN CHILE. Luz al final del túnel. Foto: Bloomberg

Se cumple cerca de un mes desde el estallido social que ha sacudido a Chile. El 18 de octubre del 2019 entró ya en la historia como el momento de inicio de una revuelta sin precedentes. Han sido días alegres para muchos que descubrieron el valor de la acción colectiva y muy tristes y angustiosos para otros víctimas de la violencia. Las pérdidas en vidas, heridos, mujeres víctimas de agresiones sexuales, patrimonio público y privado son gigantescas.

Afortunadamente, el proceso tiene un lado A, sustentado en la movilización pacífica de millones de chilenas y chilenos y alienta constatar cómo al cumplirse casi un mes desde el inicio de la revuelta se divisan luces al final del túnel. En cuestión de días la necesidad de una nueva Constitución se ha transformado en prácticamente en un lugar común. Todos los partidos de oposición, desde la DC hasta las distintas fuerzas que constituyen el Frente Amplio han suscrito un acuerdo en torno a la tríade Plesbicito, Asamblea Constituyente y Nueva Constitución.

Carlos Ominami, del Grupo de Puebla: "Lo que hubo en Bolivia fue un golpe de Estado"

Por su parte, en un gesto que lo enaltece, Renovación Nacional, el principal partido de la coalición de gobierno, se ha pronunciado también a favor de una Nueva Constitución. El presidente Sebastián Piñera ya lo había hecho en su mensaje a la Nación del día martes 12 de noviembre pasado. En este cuadro, la decisión de los alcaldes de Chile de convocar en todas sus comunas a un plesbicito que consulte sobre la necesidad de cambiar o no la Constitución y el mecanismo más idóneo para hacerlo es una contribución fundamental. El próximo 7 de diciembre podremos ser millones los que mostremos nuestra voluntad de dotar a Chile por primera vez en su historia de una Constitución emanada de la ciudadanía.

Falta todavía mucho para salir de esta crisis. Hay que construir un cordón sanitario que aísle y termine con una violencia aterradora que se ha beneficiado de una cierta condescendencia de la población.

Caos de Chile perjudica su reputación: parece el fin de una era

En estos días, la cuestión del mecanismo para producir la nueva Carta Magna ocupa un lugar central en el debate. En este plano hay también avances importantes. A estas alturas somos ampliamente mayoritarios quienes sostenemos que la Nueva Constitución debe resultar de una instancia participativa que cumpla con una condición fundamental: ser legítima frente a los ojos de la ciudadanía.

La cuestión de la legitimidad es crucial. El fondo y la forma se confunden. No basta con buenos contenidos. Las formas son decisivas. Cualquier acuerdo que no emane desde la base social se puede condenar al fracaso. La salida requiere sin dudas del concurso de las instituciones. El Congreso debe votar la reforma constitucional que habilite la convocatoria a plesbicito. Su aporte es fundamental pero debe hacerlo desde la humildad y él reconocimiento de un hecho fundamental: este proceso lo inició el pueblo de Chile y es él el principal llamado a resolver sobre su destino.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4839

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.