lunes 03 de octubre de 2022
POLICIA Estados Unidos

Un neurólogo argentino acusado de abuso sexual fue hallado muerto en una cárcel de Nueva York

Se trata de Ricardo Cruciani, de 68 años, que había sido encontrado culpable en julio pasado. Los investigadores estiman que se habría quitado la vida.

15-08-2022 18:18

El neurólogo argentino Ricardo Cruciani, que fue encontrado culpable por abusar sexualmente de seis de sus pacientes, apareció muerto este lunes en la cárcel de Rikers Island de Nueva York, Estados Unidos, donde se encontraba recluido.

Cruciani, de 68 años, estaba en libertad bajo fianza de un millón de dólares hasta el pasado 29 de julio, cuando se emitió el veredicto. El periódico New York Daily News informó que el profesional se ahorcó en un área de duchas del mencionado centro penitenciario.

Potasio y “muerte blanca”: qué implican y por qué pueden ser claves en las muertes de los bebés en Córdoba

Por el momento, el Departamento de Corrección de la ciudad no confirmó la noticia. En tanto, trascendió que el próximo 13 de septiembre estaba previsto que se conociera la sentencia contra el argentino hallado culpable por abuso sexual, violación y "comportamiento depredador".

Sin embargo, el abogado de Cruciani, Frederick Sosinsky, emitió un comunicado donde señaló que su cliente había fallecido. Más tarde, el mencionado medio local detalló que se habría ahorcado con una prensa de su ropa subiéndose a una silla.

El letrado solicitó una "investigación inmediata y objetiva” sobre las circunstancias que rodean la muerte del neurólogo. También pidió saber si los guardias cumplieron con la orden judicial que establecía ponerlo bajo custodia protectora y bajo vigilancia.

Las acusaciones contra el neurólogo argentino

El reconocido médico trabajaba en el hospital Mount Sinai de Nueva York. Además, enfrentaba cargos a nivel federal por presuntos abusos en otros hospitales de Pensilvania y Nueva Jersey.

Tras enfrentarse a un juicio en el que testificaron las víctimas, se conoció que les había prescrito altas dosis de opioides para el dolor que les provocaron adicciones posteriores. También se estableció que manipuló y abusó de seis mujeres que tienen enfermedades complejas.

Cruciani negó haber abusado de las denunciantes. En la corte, su abogado cuestionó la credibilidad de las personas que lo acusaron. El New York Daily News informó que el neurólogo entró en un área de duchas, dentro de la prisión que compartía con la población carcelaria común, se paró en una silla y usó un trozo de tela para ahorcarse.