viernes 10 de julio de 2020 | Suscribite
POLITICA / Espionaje ilegal
martes 23 junio, 2020

Alan Ruíz, el ex espía que complica al macrismo

Pasó por la Metropolitana, el Ministerio de Seguridad y luego recayó en la AFI. Es uno de los hombres más señalados por parte de los espías en la Bicameral. Su doble frente en Lomas de Zamora.

El accionar de los servicios de inteligencia, nuevamente sobre la lupa. Foto: NA/Télam

El ex espía Alan Ruiz tiene un doble y complicado frente judicial. En Lomas de Zamora, en cada uno de los dos juzgados federales de esa jurisdicción, tiene sendos expediente judiciales. Uno de ellos, el que lleva adelante el juez Juan Pablo Auge, lo llevó tras las rejas el último sábado. Y en el marco de ese caso el lunes fue indagado. Allí la acusación en su contra es por presunto espionaje ilegal y apunta, puntualmente, a las maniobras que se realizaron contra el Instituto Patria, en el año 2018, y habrían incluido el propio domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner, en el barrio de Recoleta.

El espionaje duró al menos un mes. Además, Ruíz es investigado por el juez Federico Villena por espionaje ilegal a políticos, periodistas, miembros de la iglesia, sindicalistas, y dirigentes de organizaciones sociales y de pueblos originarios, entre otros. En ambos casos, las principales dudas respecto de su rol es respecto de a quien respondía y reportaba, para terminar de reconstruir la trama política del caso que preocupa fuertemente al macrismo, ya que la gestión de Cambiemos está en la mira de la justicia.

La situación de Ruíz comenzó a complicarse drásticamente el viernes. Fue cuando tres testigos de identidad reservada coincidieron en señalarlo sobre la responsabilidad en el espionaje sobre el Patria. Ese día Ruíz debía presentarse ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de Organismos de Inteligencia, que lleva adelante una investigación paralela, pero faltó. Adujo una convalecencia por una cirugía, cuyo certificado no aportó. 

Villena, el juez del espionaje ilegal, un hombre de carrera y con expertise en narcotráfico

Su vínculo con el macrismo no empezó en 2018 sino mucho antes. De hecho su paso por distintos organismos es lo que más alimenta las versiones de sus nexos con altas esferas de la oposición. Ex director de Operaciones de la AFI, Ruiz pasó antes por la Policía Metropolitana como subcomisario. Dejó esa fuerza en diciembre de 2015 para ingresar al ministerio de seguridad, entonces a cargo de Patricia Bullrich, en el llegó a desempeñarse como coordinador del Programa de Búsqueda de Prófugos de la Dirección Nacional de Operaciones de las Fuerzas Policiales y de Seguridad. Su llegada a la AFI fue a mediados de 2018, desde entonces se registraron las medidas que son investigadas por la justicia en los dos juzgados. Distintos elementos y versiones lo ubican dando órdenes para los diferentes seguimientos.

Eso fue alimentado en los últimos días, cuando Ruiz quedó en el foco de las acusaciones de otros ex espías,  quienes afirmaron ante la comisión bicameral que era él quien, desde el área de contra inteligencia de la AFI, bajaba las órdenes para realizar espionaje político. El punto que atrae las miradas es quién se lo solicitaba. 

La detención por la causa del Patria

La detención de Ruíz, a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en su casa de la localidad bonaerense de Merlo, fue en el marco de una causa donde se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria detectadas en agosto de 2018 por militantes del kirchnerismo. La orden llevó la firma de Auge, por pedido de la fiscal Cecilia Incardona, quien tiene delegada la investigación que se inició por una denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, en febrero de este año. Incardona es también la fiscal en la causa de espionaje ilegal que tramita ante Federico Villena y que también involucra a Ruíz. 

La primera denuncia vinculada a espionaje ilegal al Patria se produjo el mismo día que en el que los militantes del lugar advirtieron que en la cuadra del lugar había auto en actitud sospechosa. La policía de tránsito fue a pedirles documentos a las tres personas que estaban dentro del auto y se enteraron que eran agentes de la AFI. La denuncia por ese hecho cayó en manos del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que poco tiempo después la cerró tras recibir una respuesta de la AFI en la que se afirmaba que los tres agentes allí detectados lo estaban “en cumplimiento de las tareas ordenadas en el marco de la Causa n° 82441/2017, a cargo del Dr. Federico Hernán Villena, en las fechas indicadas se llevaron adelante tareas de la especialidad en las inmediaciones del domicilio consultado en la referida demanda judicial”.

Dos expedientes que avanzan en medio del ruido político

La causa por la cual los espías decían estar frente al Instituto Patria la tenía el mismo juez que ahora investiga otra mega causa de supuesto espionaje ilegal y era por una supuesta amenaza terrorista en el marco de la cumbre del G20 que se iba a desarrollar ese año en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Bajo la sospecha de que la AFI había dado una versión falsa de aquella incursión de los espías, la intervención de la AFI formuló una nueva denuncia, pero esta vez en Lomas de Zamora, que fue la que quedó en manos de Auge. Y a Ruiz se lo investiga precisamente también por haber armado falsos informes para presentar en distintas causas judiciales con el objetivo de darle al espionaje apariencia de legalidad.

“Respecto del Instituto Patria, Alan Ruiz –y está el audio completo que aportamos acá, si bien salió en el programa– en una charla que tuvimos en diciembre de 2018 explica cómo es la operativa para trabajar cuestiones ilegales, disfrazándolas de legales. ¿Cómo es esto? Utilizando las coberturas judiciales”, dijo en Comisión el ex espía Leandro Araque, implicado en una de las causas e integrante del equipo que estaba bajo las órdenes de Ruiz, ante legisladores del oficialismo y la oposición.

El lunes, por su parte, también en Comisión,  la ex agente de la AFI Mercedes Funes Silva, también le apuntó a Ruíz al afirmar que desde su llegada, otros agentes hicieron comentarios personales y en los grupos de Whatsapp, diciendo  que les habían ordenado la realización de seguimientos a políticos y periodistas. “Esa circunstancia me llamó la atención (porque podrían constitutir tareas operativas impropias o ilegales) por lo que inmediatamente le trasmití mi inquietud a Ruiz, quien me aseguró que debían cumplirse debido a requerimientos judiciales”, detalló en su declaración por escrito.

CD / DS


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5052

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.