jueves 15 de abril del 2021
POLITICA Presupuesto
24-07-2020 00:00

Déficit fiscal: la mitad del gasto lo ejecutó la Anses

Con subsidios energéticos, Desarrollo Social y transferencias a provincias, suman el 67% de lo devengado en el primer semestre. El rojo a junio fue de unos $ 900 mil millones.

24-07-2020 00:00

La pandemia y la cuarentena implementada para combatirla impactaron de lleno en un presupuesto que ya venía diezmado. En la primera mitad del año, casi 50 de cada 100 pesos gastados por el Estado fueron vía Anses, ya sea para jubilaciones, pensiones o los más recientes IFE y ATP. Si se le suman los subsidios a la electricidad, la asistencia que da Desarrollo Social y los apoyos a las provincias se llega a un 67% del total del presupuesto ejecutado por el gobierno de Alberto Fernández en el primer semestre.

Por el contrario, 21 jurisdicciones (que incluyen al Poder Judicial y Legislativo además de ministerios) reúnen solo el 22% de la ejecución. Un dato que es clave a la hora de analizar las posibilidades de retomar el rumbo del equilibrio fiscal, justo cuando se conocieron este miércoles los datos que confirmaron un déficit primario en el primer semestre de 3,3% del PBI (casi $ 900 mil millones).

Presupuesto y moratoria, las próximas polémicas del Congreso en cuarentena
 

En total, se ejecutaron desde enero hasta junio $ 3.221.758 millones, lo que representa el 56,5% del presupuesto. Una cifra que vuelve inevitable una nueva ampliación en el segundo semestre. De hecho, el Gobierno ya anticipó que enviará en breve al Congreso un proyecto de ampliación presupuestaria para sincerar las cifras de 2020 en la previa a lo que será el debate por el Presupuesto 2021. Dentro del gabinete, según fuentes consultadas, la negociación por los fondos en esa ampliación está “hiper cerrada”, en medio de presiones cruzadas de cada ministro para contar con recursos cada vez más escasos.

GRAFICOS 20200723

En el contexto de cuarentena, la cartera que viene con el nivel más alto de ejecución es la de Desarrollo Productivo, que conduce Matías Kulfas, que ya lleva devengado el 77% del crédito disponible. Más de la mitad se fue en subsidios para la energía eléctrica, que con tarifas congeladas empieza a convertirse una vez más en una bola de nieve para las arcas del Estado. Otro 30% del presupuesto del ministerio es para el programa “Financiamiento a la producción” con el que se respalda las políticas de acceso al crédito en el contexto de emergencia por el coronavirus.

En el segundo puesto está Desarrollo Social, a cargo de Daniel Arroyo. El ministro expresó en los últimos días que su cartera lleva ejecutado el 120% de su presupuesto. Eso es si se cuenta el presupuesto de 2019 (que se prorrogó porque nunca se votó el de 2020), pero si se consideran las ampliaciones que se le concedieron el porcentaje devengado es del 66%. La problemática alimentaria será clave para saber si en el segundo semestre necesita de una inyección mayor de recursos. “Lo alimentario está estabilizado, aunque siempre con una demanda creciente”, explican desde la cartera. Y agregan: “El problema fue el salto de 8 a 11 millones de personas en comedores que se produjo en las primeras semanas de la cuarentena, y que se dio prácticamente en 48 o 72 horas”. Se refieren a los trabajadores que viven al día y de un momento para el otro se quedaron sin ingresos y al poco tiempo sin ahorros.

GRAFICOS 20200723

Trabajo (que incluye Anses, que se lleva el 99,7% de su crédito), Salud y Educación son los otros ministerios que llevan ejecutado por encima del 60% en apenas seis meses. Salud, como es lógico producto de la pandemia, es uno de los ministerios que mayor ampliación de fondos recibió (53%), solo superado por Interior (363% de recursos extra que fueron para asistir a las provincias), Turismo (107%) y Desarrollo Social (67%). En el ranking de abajo aparecen dos ministerios que durante todo el año mostraron bajos niveles de ejecución. Son Turismo y Deportes, con apenas el 13%, y Desarrollo Territorial y Hábitat, con el 15%.

Turismo y Vivienda, los ministerios que quedaron relegados con sus presupuestos
 

En el caso del ministerio que lleva adelante Matías Lammens, la explicación que dan es que le ampliaron el presupuesto en un 100% para implementar los planes de asistencia al sector turístico, uno de los más afectados por la cuarentena. Si se considera el crédito que tenía al arranque del año, la ejecución también es baja (27%), pero la justificación allí es que la gran mayoría de los programas debieron cambiar ante la nueva realidad que se les impuso. En el entorno del ministro enumeran los principales programas, como el fondo de auxilio a pymes turísticas ($ 2.600 millones), el plan “50 destinos” (obras turísticas en las 24 provincias, $ 1.020 millones), obras en clubes ($ 500 millones), entre otros. “Todos esos planes en el primer trimestre no existían, en el segundo se armaron y ahora se empezaron a ejecutar. Entre el tercer trimestre y fin de año vamos a terminar en un muy buen promedio”, auguran.

GRAFICOS 20200723

La cartera de Hábitat que lidera María Eugenia Bielsa había arrancado el año con niveles bajísimos de ejecución, lo que le valió incluso críticas internas dentro del oficialismo (a fines de febrero llevaba invertido solo el 0,2% de su crédito). Ahora, cerró el primer semestre con un 15% de ejecución y en su ministerio también le asignan gran parte de la demora a la cuarentena, que frenó todas las obras vinculadas a la vivienda. Apuestan a que en el segundo semestre se pueda revertir la situación y que la construcción sea uno de los ejes de la pospandemia.

“Ya se anunciaron los programas federales Argentina Construye y Argentina Construye Solidaria, el Plan de Reactivación de Obras de Vivienda, el programa Argentina Unida por los Barrios Populares y se viene el relanzamiento de Procrear, con su espíritu original”, señalan fuentes de la cartera. Y hacen un pronóstico a futuro: “El sector de construcción, tanto en obra privada como pública, será un factor clave en la reactivación económica y el Gobierno nacional, con enormes inversiones a través de este ministerio, apunta dinamizar la producción nacional, y sobre todo local, a generar mano de obra (miles de empleos formales e informales) y aportar soluciones habitacionales en los sectores más vulnerables".

El resto de los ministerios que quedaron por debajo del promedio general (56,5%) fueron: Ambiente (35%), Mujeres (38%), Jefatura de Gabinete (38%), Transporte (40%), Cultura (42%), Economía (42,5%), Obras Pública (45%), Agricultura (45%), Justicia (48%), Interior (51%), Relaciones Exteriores (51%) y Ciencia (55%).

GZ / DS

En esta Nota