jueves 15 de abril del 2021
POLITICA EL ORGANISMO ANTILAVADO DE EE.UU.
21-09-2020 06:56

FinCEN y Argentina: idas y vueltas de una relación que se cortó por filtraciones

En 2009 y 2015, la Unidad de Inteligencia del Tesoro de los Estados Unidos rompió relaciones con Argentina, tras la filtración de dos informes confidenciales que el la FinCEN había enviado a su par local, la UIF. En 2009, fue un reporte sobre De Narváez. En 2015, fue por la cuenta secreta de Nisman.

21-09-2020 06:56

Son los bancos. Las entidades financieras. Los organismos de control. La nueva investigación global liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), se basa en la filtración de informes confidenciales de la unidad de inteligencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (Financial Crimes Enforcement Network, conocida como FinCEN) que obtuvo el medio Buzzfeed News. FinCEN es uno de los eslabones del sistema de control de ese país y ha tenido al menos dos momentos de tensión con el kirchnerismo.

En dos oportunidades, en 2009 y 2015, el organismo rompió relaciones con Argentina, tras la filtración de dos informes confidenciales que la FinCEN había enviado a su par local, la Unidad de Información Financiera (UIF). 

En 2009, fue un reporte sobre Francisco De Narváez, entonces principal opositor del ex presidente Néstor Kirchner en las elecciones legislativas de ese año. La filtración a la prensa generó el conflicto debido a que se trataba de información secreta.

Documentos confidenciales: ¿qué dijo la unidad de inteligencia estadounidense ante la filtración?

ICIJ

Las relaciones se recompusieron unos tres años después hasta que en 2015, la FinCEN envió información sobre una cuenta sospechosa del fiscal Alberto Nisman, quien había aparecido muerto en el baño de su departamento tras presentar una denuncia contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

Los movimientos de la cuenta de Nisman son un eslabón clave en la investigación de su muerte. Fueron revelados por Perfil en 2015. Los actuales investigadores judiciales del caso vienen solicitando acceso a la información, que se encuentra reservada en un expediente por presunto lavado de activos. 

alberto nisman archivo 20200118
Alberto Nisman. La filtración de información de la cuenta secreta del fiscal en un banco de Nueva York provocó una crisis entre Argentina y EE.UU. en 2015. Crédito: Cedoc.

La  cuenta unía a Nisman con el técnico informático Diego Lagomarsino, actualmente procesado como partícipe necesario de la muerte del fiscal, ya que le entregó el arma que terminó con la vida del ex titular de la UFI-AMIA. Lagomarsino figuraba como co-titular de la cuenta secreta en un banco con sede en los Estados Unidos, junto a Sara Garfunkel y Sandra Nsiman, madre y hermana del fiscal de la causa AMIA. Nisman figuraba como apoderado.

Tras la muerte del fiscal, el organismo antilavado de los Estados Unidos notificó a la UIF sobre “evidencia de actividad sospechosa” en una cuenta del ex Merrill Lynch en Nueva York en la que Nisman figuraba como apoderado.

Los movimientos "sospechosos" de la cuenta de Nisman no fueron informadas a Argentina hasta después de la muerte del fiscal.

La cuenta recibió “transferencias sobre las que no pudo establecer el propósito comercial por un total de US$666.690, entre el 13 de septiembre de 2012 y el 19 de agosto de 2014”, de acuerdo a las autoridades. Sin embargo, no fueron informadas a Argentina hasta después de la muerte del fiscal. Los organismos antilavado intercambian información de este tipo para alertar a otros países sobre posibles delitos o movimientos sospechosos de dinero.

Por el caso, Garfunkel, Sandra Nisman y Lagomarsino están imputados en un expediente por presunto lavado de activos. Lagomarsino sostiene que la cuenta no le pertenece. La madre y la hermana de Nisman nunca se pronunciaron sobre la misma. La AFIP informó en la causa que la cuenta no estaba declarada, según el expediente. 

Lagomarsino declaró en la causa por la muerte de Nisman que “en mayo o junio” de 2014, el fiscal le manifestó que “había una cuenta en el exterior en la cual había valores de su madre provenientes de la venta de un inmueble” y que le solicitó “que tenía temor que a su madre le pasara algo y si eso sucedía el Estado norteamericano se quedaría con el 50% de lo que había en la cuenta”. “El no podía figurar por su condición de funcionario público”.

Fincen Files

Entre quienes realizaron transferencias sospechosas a la cuenta hay compañías extranjeras desconocidas, como una empresa de Hong Kong, Rodfa Limited, que depositó US$134.975, según consta en la causa. El financista desaparecido Damián Stefanini transfirió US$150.000 a la cuenta el 23 de octubre de 2012. El empresario Claudio Picón figura transfiriendo US$72.000 a la cuenta de Nueva York en distintos momentos, entre enero de 2013 y marzo de 2014. 

Las relaciones entre los organismos antilavado de Argentina y EE.UU. se restablecieron en 2016, con la llegada del macrismo.

Después de la segunda filtración, el gobierno de Estados Unidos volvió a detener el flujo de datos de inteligencia financiera hacia la Argentina que se realiza a través de la red Egmont, un sistema de intercambio de datos entre los organismos antilavado de todo el mundo. 

Las relaciones se restablecieron en 2016, con la llegada del macrismo.

 

Cómo funciona

FinCEN “funciona como una gran base de datos para otros organismos estadounidenses que luego investigan si esas operaciones reportadas por los bancos están o no vinculadas a delitos”, explicó un experto en lavado de activos que trabaja en contacto con el organismo.

FinCEN filtra los reportes de los bancos y puede dar pie a que otros organismos abran una investigación. También puede archivar las alertas. El análisis de los documentos de la nueva filtración demuestra que muchos de esos reportes de actividad sospechosa se originan por “información adversa”. Muchas veces, la mera mención de una persona o empresa en los medios por presuntos vínculos con investigaciones judiciales o periodísticas es lo que genera el alerta de los bancos sobre sus transacciones. Así lo demuestra el análisis de los informes de FinCEN Files a los que accedió ICIJ. "Eso genera una saturación de reportes en el sistema", agregó el experto consultado.

ICIJ

 

Los periodistas Fergus Shiel y Dean Starkman, de ICIJ, concluyeron tras la investigación basada en los documentos de FinCEN que “los motivos de lucro de los bancos superan sus obligaciones legales para detener el flujo de dinero sucio empapado en sangre de los cárteles de la droga, regímenes corruptos, traficantes de armas y otros criminales internacionales” y que el sistema de control, “liderado por Estados Unidos” perpetúa que eso se extienda en el tiempo.

El contenido de los informes de FinCEN a los que accedió el equipo argentino de ICIJ contienen, en muchos casos, información superficial de los sujetos reportados. Los datos pueden ser tomados de sitios webs diversos, sin chequeo propio o con un chequeo poco acabado de los datos. "No sabemos si se trata de la misma persona mencionada en los artículos periodísticos", es una de las leyendas que se repitió en varios casos al referirse a argentinos reportados por los bancos y cuyos nombres aparecen en notas periodísticas por otros motivos.

 

Argentina en la filtración

En los FinCEN Files, Argentina aparece citada en 237 de los 2.100 informes de la filtración, con operaciones por casi US$50.000 millones detectadas como sospechosas por bancos y entidades financieras en el mundo. Estos reportes se denominan SARs (Suspicious Activity Reports).

ICIJ

Empresas y empresarios, sociedades, hombres del fútbol y del espectáculo, sospechosos de presuntos sobornos y corrupción y financieras que operan a la luz y la oscuridad de la city porteña aparecen vinculados a estas alertas de operaciones sospechosas, que el equipo argentino de FinCEN Files, integrado por La Nación, Infobae y Perfil, irá revelando en los próximos días. Este domingo, se publicaron los casos de la agroexportadora Vicentin y de un prófugo del caso del ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz (ver aparte).

Tinelli giró dinero a una empresa en Islas Vírgenes y admitió que entró al blanqueo

La unidad de inteligencia del Departamento del Tesoro condenó la filtración de los documentos confidenciales obtenidos y compartidos por Buzzfeed News al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) pero días después, justo antes de la publicación de FinCEN Files, anunció en un comunicado que estaba buscando comentarios públicos sobre enmiendas regulatorias para requerir que las instituciones financieras sujetas a leyes contra el lavado de dinero mantengan un programa contra el lavado de dinero “efectivo y razonablemente diseñado” (ver aparte).

 

*El equipo argentino de ICIJ que trabajó en FinCEN Files está compuesto por Mariel Fitz Patrick y Sandra Crucianelli (Infobae), Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky, Iván Ruiz y Ricardo Brom (La Nación) y Emilia Delfino (Perfil).