viernes 09 de diciembre de 2022
POLITICA Gol en contra

Más allá del Mundial, los precios subirían 20% en el primer trimestre del próximo año electoral

Un relevamiento que realizó PERFIL entre las principales consultoras privadas del país señaló que entre enero y marzo de 2023 la inflación rozaría el 20%. Son cuatro puntos más que lo que marcó el mismo período de este año, que terminaría con un 100% de anual, porque el piso del 6% mensual parece estar instalado. Sobre un ranking de cuarenta países, el 6,3% de octubre fue el más elevado. El Gobierno apuesta a desinflar las subas con Precios Justos y a que la meta de todo el año de elecciones no supere el 60%, como reza el Presupuesto.

19-11-2022 22:50

Con o sin Mundial, la inflación es el partido que el Gobierno –este y los anteriores– no pudo ganar, al menos por el momento. 

En un cierre de año en que el oficialismo mantiene la esperanza de evitar los tres dígitos, las estimaciones privadas dan por hecho el 100%. Además, esa situación deja una inercia para comienzos de 2023, año electoral, en el que las proyecciones de consultoras privadas a las que consultó en un relevamiento PERFIL estiman un piso del 20% para el primer trimestre del año próximo. Se consultó a Ecolatina, Libertad y Progreso, Abeceb, Ferreres y Asociados, Perspectivas Económicas, Iaraf y Equilibria.  

Por un mes, la única preocupación que los argentinos tendrán será si la Selección argentina consigue consagrarse campeón. En este punto, la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos parece coincidir. “Después seguimos trabajando por la inflación, pero primero que gane la Argentina”, expresó la funcionaria esta semana, que luego tuvo que pedir disculpas por sus dichos que fueron un gol en contra innecesario. 

Infografía inflación 20221119

El Gobierno busca evitar a toda costa los tres dígitos en el IPC anual este año. En ese sentido, el economista Nadín Argañaraz explicó: “Para cumplir con la meta del 95% interanual del presupuesto, en noviembre y diciembre la inflación mensual promedio debería ser del 5,1%”.

La selección albiceleste llega a Qatar en el tercer puesto del ranking FIFA. Pero no solo en el fútbol se ubica en los primeros puestos, en materia inflacionaria también. Según un informe elaborado por Argañaraz, la inflación de la Argentina, que en octubre fue de 6,3% de acuerdo con el INDEC, fue la más alta entre cuarenta países seleccionados, entre los que se encontraban de la región Bolivia, Colombia, Brasil, Paraguay, México, Chile, Perú y Uruguay. 

Para la consultora Abeceb, que conduce Dante Sica, si bien la inflación mensual no crecería muy por encima de los valores mensuales actuales; sí se aceleraría la tasa interanual de inflación en enero y febrero de 2023, producto de que ingresan al cálculo dos meses con tasas mensuales de inflación más altas que las que hubo en enero y febrero de 2022. 

Los tres dígitos anuales para 2022 ya no estarían en discusión para los privados

Por su parte, el economista Luis Secco explicó a PERFIL  que el Gobierno lo único que intenta es tratar de sacar al dólar, ahora con relativo éxito, de la primera plana de los diarios, “porque cree que todo el problema de la inflación son las expectativas de devaluación o lo que le pasa al dólar blue”.  

Y agregó: “En ese marco, nuestras proyecciones reflejan que, más allá de los decimales, el nuevo escalón de inflación de entre el 6 y el 7 % mensual llegó para quedarse”.

Entonces, gane o no la Argentina este Mundial, la inflación seguirá siendo el gran problema nacional. Según el relevamiento que hizo PERFIL a distintas consultoras, el primer trimestre de 2023 se ubicaría en el 20%. El mismo período pero de 2022 se ubicó en el 16,1%, casi 4 puntos menos. 

El arranque del año le imprime el pulso a lo que sentirán los bolsillos en 2023

Ese valor trimestral corresponde a que la inflación se sostendría en un  ritmo mensual de al menos el 6%, lejos del objetivo del Gobierno de converger hacia un dato mensual del 4% con que aspira a llegar el oficialismo a las elecciones próximas, y consistente para el 60% que se planteó en el Presupuesto. 

Para Libertad y Progreso, Precios Justos “podría tener un impacto sobre la medición del IPC de cortísimo plazo, esto es, en diciembre, ayudando a que el índice de dicho mes se aleje del 7%. Esto porque se incluyen en el programa mayoría de Alimentos y Bebidas, rubro que es el de mayor ponderación en el IPC”. “Sin embargo, es poco probable que sirva para desacelerar la inflación de manera persistente”, concluyeron.

Distorsión de valores relativos

El último dato de inflación de octubre, que fue del 6,3%, se pudo observar que hubo seis rubros por arriba del IPC general y otros seis se ubicaron por debajo de esa línea, una muestra de que el problema inflacionario actual no tiene únicamente como consecuencia una mayor nominalidad, sino que también trae aparejadas otras complicaciones, principalmente de distorsión de precios relativos.  

“Esta dinámica añade incertidumbre al proceso inflacionario y, para el caso de aquellos precios más atrasados, generan presiones al alza por su actualización”, sostuvo un informe de Ecolatina.

El exviceministro de Economía, Emanuel Álvarez Agis, en una entrevista al Método Rebord, explicó que este es un punto crucial para resolver la suba de precios. Mientras que en nuestro país, según el exfuncionario, un calzado ronda los $ 50 mil y un alquiler cercano a los $ 100 mil, en Estados Unidos corresponde en promedio a 100 y 1.000 dólares, respectivamente. 

Es decir, en el caso argentino un alquiler son dos zapatillas, ese es un precio relativo. Mientras que en el segundo caso esa relación es 10 veces entre ambos valores. 

“Buena parte de los precios regulados o con cierto control del Gobierno continúan expresando un atraso respecto del nivel general, como el tipo de cambio, el transporte público, el gas, los combustibles. Tarde o temprano será necesario ajustarlos, lo cual tendría inevitablemente una fuerte incidencia en la ya elevada nominalidad de la economía”, añadió el paper. 

“En este sentido, precios relativos alineados constituyen una condición necesaria dentro de una potencial instrumentación de un plan de estabilización que busque un sendero de desinflación sostenida hacia adelante”, concluyó el estudio de Ecolatina.